Albarracín, España
Un pueblo que es parte del paisaje
Albarracín es un caserío que se adapta de un modo difícilmente
superable al paisaje que lo rodea en la provincia de Teruel. Es
uno de esos lugares en que se puede caminar hasta perderse
en el tiempo. Para algunos, es el pueblo más bonito de España.
Hallstatt, Austria
Un pueblo de cuento junto a un lago de cuento
Tenemos un paisaje de montaña idílico, un lago especular y
arquitectura de montaña de estilo austríaco. No podía ser más
que el “pueblo más bonito de montaña junto a un lago”, según
tantas descripciones que circulan por la web. Además,
Hallstatt es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.
Cuevas del Agua, España
Un pueblo al que se entra por una cueva
En el ayuntamiento de Ribadesella, en el Principado de
Asturias, se encuentra este pueblo al que sólo se puede
acceder a través de un camino que atraviesa una vistosa cueva
junto a un arroyo. Sin duda, uno de los pueblos que por su
emplazamiento está entre los más curiosos de España.
Villa Bourtange, Holanda
Un pueblo con forma de estrella
Hay muchos, pero quizás sea éste uno de los más bonitos
pueblos fortificados. Su forma se debe a un optimizado diseño
defensivo, una plantilla muy utilizada en distintas
construcciones de la Europa Medieval.
Castellfollit de la Roca, España
Un pueblo al borde del abismo
En la provincia de Gerona se encuentra este pueblo al borde
de un precipicio de basalto, amurallado naturalmente. La falta
de espacio es tal que, además de que cada casa da al
precipicio, es uno de los municipios más pequeños y limitados
de Cataluña.
Reine, Noruega
El pueblo que vive en una burbuja climática.
Es un pueblo de pescadores en el archipiélago Lofoten. En
medio de un entorno natural bellísimo, Reine goza de un clima
especial a pesar de estar en el fin del mundo boreal. Por su
situación geográfica es una de las anomalías climáticas más
grandes del planeta, un sitio que nunca se congela.
Monte Saint Michel, Francia
Un pueblo a merced de las mareas
Situado sobre un promontorio rocoso, es un antiguo
monasterio y pueblo, uno de los destinos más visitados de
Francia por sus peculiaridades. El complejo es un conjunto de
construcciones religiosas y defensivas, edificadas sobre una isla
en el estuario del río Couesnon. Se encuentra en Normandía y
recibe más de tres millones de visitantes al año.
Bled, Eslovenia
Un pueblo en el paraíso de montaña
A orillas del lago del mismo nombre se encuentra este pueblo
esloveno cercano a Austria. La fórmula de lago glacial,
bosques, una isla idílica, castillos e iglesias, parece difícil de
superar dentro de la categoría de lugares idílicos de montaña.
Piornedo, España
La aldea de los techos cónicos
Situado en la Sierra de Ancares, provincia de Lugo, es por
demás curioso por sus construcciones conocidas como
“pallozas”. Piornedo está salpicado de éstas antiguas formas
de vivienda con paredes de granito y techumbre vegetal en
forma de cono. En ellas convivían personas y animales, pero
hoy están reservadas sólo al ganado.
Nördlingen, Alemania
Una pueblo de cuento dentro de un cráter
Además de que su aspecto arquitectónico lo convierte en un
lugar que parece de cuento dentro de la Ruta Romántica,
este pueblo bávaro está emplazado en medio de un enorme
cráter de meteorito caído hace millones de años. El cráter,
tiene unos 25 kilómetros de diámetro por lo que no se nota
estar dentro de él.
Gengenbach, Alemania
Un pueblo de película
El que su aspecto resulte familiar se debe a que probablemente
se ha visto como escenario de películas como “Charlie y la
fábrica de chocolate”, entre otras. También ha inspirado a
pintores y escritores, y la explicación es muy simple: es un
pueblo demasiado perfecto al borde de la Selva Negra.
San Gimignano, Italia
El “Manhattan Medieval”
El título quizás es demasiado pomposo, pero la ciudad es
increíble a pesar de que su calle principal parece un parque
temático medieval con sus tiendas y comercios a la caza del
turista. San Gimignano, en la Toscana, es el pueblo medieval
con más densidad de torres por habitante, torres que son el
resultado de la competencia entre las familias ricas por erigir
la más alta como símbolo de poder.
Oberammergau, Alemania
Un pueblo donde las fachadas son obras de arte
En este curioso pueblo las fachadas son auténticas obras de
arte. Oberammergau es famoso por sus frescos exteriores y por
su artesanía en madera.
Lauterbrunnen, Suiza
Un pueblo en un valle lleno de cascadas
Se trata de una comuna suiza en el cantón de Berna,
compuesta por varias localidades, algunas situadas a cierta
altura y otras internadas en el abrupto valle en “U” amurallado
por paredes de roca gigantescas por las que caen nada menos
que 72 cascadas.
Vernazza, Italia
Un pueblo colgado sobre el Mediterráneo
En la zona de Cinque Terre, Liguria, la costa se vuelve abrupta y
recortada, y sin embargo no faltan pueblos adaptados al
paisaje como si estuvieran colgados sobre el mar. Uno de los
más vistosos es Vernazza, situado sobre un promontorio que se
interna en aguas de color turquesa.
Castle Combe, Inglaterra
El pueblo más bonito de Gran Bretaña
Volvemos a Inglaterra para recorrer el que dicen que es el
pueblo más bonito del país. Es tan pequeño que se recorre
caminando en pocos minutos, pero es probable que su
encanto nos quede grabado para siempre. Castle Combe
transmite tranquilidad hasta en las fotos.
Palmanova, Italia
La ciudad hiperplanificada
Pertenece a la familia de las fortificaciones en estrella, aunque
entra en otra categoría superior: la de capricho urbanístico
hiperplanificado. Palmanova fue fundada en 1593 como festejo
de la República de Venecia por su victoria sobre los turcos.
Situado al nordeste de Italia, es un recuerdo del poderío
veneciano. Concebida como una ciudadela inexpugnable, su
diseño deslumbra, sobre todo vista desde el aire.
Clovelly, Inglaterra
El pueblo de pescadores congelado en el tiempo
Es un popular y auténtico atractivo turístico en Devon, un
pueblo de pescadores en el que las calles aún están
empedradas, no hay coches, porque no pueden entrar, y el
aspecto es el mismo desde hace siglos. Curiosamente, es un
poblado administrado como una atracción turística y hay que
pagar una entrada para visitarlo.
Sighisoara, Rumania
Una joya medieval
Es otro de los pueblos medievales mejor conservados de
Europa, con el atractivo sumado de un entorno encantador. Es
también el lugar donde nació Vlad Tepes, la figura que inspiró
a Bram Stoker para escribir "Drácula".
Oia, Grecia
Un pueblo en una caldera volcánica
Además, es la caldera volcánica más bonita del mundo. Tras
una catástrofe natural, terminó por formarse uno de los
miradores naturales más bellos del mundo. Las porciones de
tierra que asoman sobre el mar en Santorini son los restos de
una isla tras una enorme explosión volcánica que dio forma a la
caldera actual, uno de los principales destinos turísticos de
Europa por su belleza y sus legendarios atardeceres.
Corippo, Suiza
El encantador pueblo menos poblado del país
Parece una bonita maqueta, un pueblo de casas con techos de
pizarra negra y paredes empedradas, adosado a una pendiente
pronunciada. Y en él sólo viven 12 personas, estando
declarado como el municipio más pequeño y despoblado de
Suiza. Se encuentra en el valle de Verzasca, muy cerca de la
frontera con Italia.
Pont-en-Royans, Francia
Un pueblo de casas colgadas en las rocas
Es un pueblo con casas literalmente colgadas sobre acantilados
de roca. Con apenas 900 habitantes y cerca del Parque Natural
Regional de Vercors, las casas se reflejan en las aguas de un
estanque y río.
Sark
La isla que entró al siglo XXI con un sistema feudal
No es un pueblo propiamente dicho, sino un territorio de
parcelas agrícolas muy particular, un lugar que encaja dentro
de un “experimento social”. La isla de Sark, en el Canal de La
Mancha, fue hasta el año 2008 el último territorio europeo en
sostener un sistema feudal. Es una rareza social y política y,
con apenas 507 habitantes y 5 Km2, es también uno de los
territorios más tranquilos y descontaminados del viejo
continente.
Cesky Krumlov, República Checa
Una joya medieval
No por ser más conocido pierde su encanto. Cesky Krumlov es
un pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad por la
Unesco. Posee un castillo que alberga además un teatro
barroco con una gran actividad.
Procida, Italia
Un pintoresco pueblo colgado sobre el mar
En una isla que forma parte de las Flégreas y pertenece a
Nápoles, es como un anfiteatro que mira a un mar azul oscuro
y de aguas cristalinas. Es, además, el paraíso del limoncello.
Saint-Cirq-Lapopie, Francia
Un pueblo que parece de cuento
Otra joya en la categoría de los pueblos más bellos de Francia
que, viendo la imagen, no necesita demasiada explicación. Se
encuentra a orillas del río Lot y dentro de un Parque Natural.
Sisteron, Francia
Un pueblo junto a una roca con “pliegues”
En los Alpes franceses se encuentra este pintoresco pueblo,
junto a una roca con “pliegues” y a orillas del río Duranza, en
la región de Provenza.
Gordes, Francia
El pueblo que inspira a los pintores
También en Provenza se encuentra este pueblo de casitas de
piedra color arena emplazadas sobre una colina, con calles
angostas y empedradas, inmerso en un aire tranquilo y
pintoresco entre plantaciones de lavanda. Pintores como
Chagall y Victor Vasarely hicieron de éste sitio una de sus
musas.
Alpbach, Austria
El pueblo de las ventanas floridas
Que en los Alpes hay muchos pueblos que hacen gala de sus
flores en verano, nadie lo duda. Alpbach está entre los mejores
ejemplos, considerado además uno de los pueblos más bonitos
de Austria. Con sus tradicionales construcciones de madera,
sus balcones son todo colorido mientras la temporada estival lo
permite.
La Roque-Gageac, Francia
Un pueblo al pie de un acantilado
Este pueblo, que también parece cuento, posee un castillo en
ruinas y otras pequeñas fortificaciones, pero además está
adaptado al estrecho espacio existente entre un acantilado y
el río, dando la sensación de estar colgado. Es parte de la
región de Aquitania, en Dordoña.
Descargar

Diapositiva 1