“Sé en quién he puesto mi confianza”.
2 Tm 1,12
La fe es ante todo una ADHESIÓN PERSONAL
del hombre a Dios; es al mismo tiempo e
inseparalemente el ASEN-TIMIENTO LIBRE a
toda VERDAD que Dios ha revelado.
Catecismo de la Iglesia Católica
El fundamento de la fe cristiana es el encuentro
con un acontecimiento, con una Persona, que da
un nuevo horizonte a la VIDA y, con ello, una
orientación decisiva.
Benedicto XVI, Deus caritas est, 1
Fundada en el encuentro con Jesucristo resucitado,
la fe podrá ser redescubier-ta integralmente y en
todo su esplendor. También en nuestros días la fe
es un don que hay que vovler a descubrir, cultivar
y testimoniar.
Benedicto XVI
Una misma historia nos envuelve en un momento,
una puerta abierta nos acerca a la VERDAD,
el sentir a Cristo VIVO,
la presencia de MARÍA,
se hace en nuestras vidas REALIDAD.
Arraigados y edificados en Cristo,
firmes en la fe.
«La puerta de la fe» (cf. Hch 14,27), que introduce en la
vida de comunión con Dios y permite la entrada en su
Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese
umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón
se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa
puerta supone emprender un camino que dura toda la vida.
Benedicto XVI, Porta Fidei, 1
Acompañar a los jóvenes en su maduración
personal de la fe, ofreciéndoles un
proyecto de vida alternativo que procure
integrar todas las dimensiones de la
persona y unifique fe y vida para que el
joven pueda integrarse plenamente en la
comunidad cristiana (Doc. Proceso JMV).
“Se trata de hacer una auténtica y sincera profesión
de la misma fe… confirmada de manera individual y
colectiva, libre y consciente, interior y exterior,
humilde y franca… para reanimarla, para purificarla,
para confirmarla y para confesarla”.
Pablo VI, Año de la Fe 1967
Se necesitan personas que vivan su fe y la proclamen
en cada aspecto de su vida.
Jóvenes, así, ayudarán a fortalecer la Iglesia entera y
serán testigos poderosos de Cristo en nuestro mundo
actual.
El Año de la fe desea contribuir a una renovada conversión
al Señor Jesús y al redescubrimiento de la fe, de modo que
todos los miembros de la Iglesia sean para el mundo actual
testigos gozosos y convincentes del Señor resucitado,
capaces de señalar la "puerta de la fe" a tantos que están en
búsqueda de la verdad.
Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe
• Centrar la vida en Jesucristo.
• Tener un conocimiento profundo de Jesús.
• Caminar hacia una conversión auténtica y renovada.
• Confiar en el Señor lo más importante: nuestra VIDA.
• Descubrir el gusto de alimentarnos con la Palabra de
Dios y el Pan de la VIDA.
• Evangelizar a los más jóvenes.
• Redescubrir la alegría de creer y el entusiasmo de
comunicar la fe.
• Esfuerzo de discernimiento de los signos de los tiempos.
• Identificación de esfuerzos evangelizadores que están
dando frutos en el mundo actual.
• Nueva Evangelización, actividad propia de la juventud:
• Nueva Evangelización, actividad propia de la juventud:
• Viviendo con intensidad la realidad.
• Con capacidad creativa de respuesta.
• Llamada a renovar la comunidad eclesial.
• Desde un conocimiento profundo de la fe, expresada
mediante palabras, estilo de vida y acciones.
1. Valorar el Año de la fe, al vivirlo unido a la Iglesia, en
los grupos y comunidades.
2. Fortalecer a los jóvenes en la fe.
3. Celebrar la fe como Iglesia joven.
4. Profundizar sobre qué es la fe.
5. Fomentar la expresión de la fe en el lenguaje y en los
medios propios de la juventud.
6. Organizar macro-encuentros donde se haga una
profesión abierta de la fe.
7. Experimentar el gozo que proviene de la fe en el Señor
Jesús.
• Ofrecer oportunidades para que los jóvenes co-nozcan, amen,
oren y vivan la Palabra de Dios.
• Cursos bíblicos acompañados de reflexión y oración.
• Lectio divina (personal y comunitaria).
• Lectura asidua del Evangelio.
• Preparando discípulos misioneros desde el seguimiento de Jesús,
iluminado y animado por la Palabra.
• María tiene una papel muy importante en este Año.
• Medio para vivir el Año de la Fe.
• Reconocer su papel especial en el misterio de la
salvación.
• Nuestra actitud: amor filial e imitación de su fe y
virtud.
• Facilitar que los jóvenes descubran estas actitudes en María, les
llevará a vivr el plenitud el Año de la Fe.
• Actitudes de María presentadas en la SE:
• Entrega a los planes de Dios (Lc 1,38)
• Alabanza y acción de gracias (Lc 1,46-55)
• Amor a la familia y alegría ante la vida (Lc 2,6-7)
• Esfuerzo y sacrificio, buscando el bien de los demás antes que el propio
(Mt 2,13-15)
• Seguimiento del Maestro, incluyo en la cruz (Jn 19,25-27)
• Acogimiento del misterio de Dios (Lc 2,19.51)
• Vivencia comunitaria y apertura gozosa al Espíritu
1,14; 2,1-4; Jn 13,34; Jn 17,22)
(Hch
• Conocimiento de los Documentos de la Iglesia
• Conocimiento de los Documentos del CV II
• Estudio del Catecismo de la Iglesia Católica (Youcat)
• LO QUE CREEMOS: ¿por qué podemos creer?
• CÓMO DEBEMOS ORAR
• INTERROGANTES JUVENILES:
• ¿Qué es el amor?
• ¿Qué es la libertad?
• ¿Por qué debemos proteger la vida?
• ¿Para qué necesitamos los Sacramentos?
Acompañar a los jóvenes en su maduración
personal de la fe, ofreciéndoles un
proyecto de vida alternativo que procure
integrar todas las dimensiones de la
persona y unifique fe y vida para que el
joven pueda integrarse plenamente en la
comunidad cristiana (Doc. Proceso JMV).
Descargar

Diapositiva 1