¡Viva la Cuaresma!
Por fin llega
La Cuaresma
Es una gran oportunidad
Eres polvo...
la imposición de la ceniza,
nos hace bajar de las nubes,
caer del guindo de los sueños,
del pedestal de la autosuficiencia
Dios convoca a su pueblo
“Convertíos a mi
de todo corazón”
“Dios es compasivo
y misericordioso”
“Dejaos reconciliar
con Dios”
“Misericordia, Señor,
porque hemos pecado”
“sois polvo, pero sobre todo, sois espíritu”
Ahora es el tiempo favorable...
¡El ayuno y abstinencia son una gran oportunidad!
De una tacada, nos empuja a seguir la dieta y el régimen de
adelgazamiento que a casi todos conviene y que era difícil seguir.
¡Agilidad corporal y espiritual!
Y si, además de lo mucho que podemos y debemos compartir,
lo que ahorramos de las privaciones lo damos a los pobres…
Resucita:
la justicia,
la solidaridad,
la esperanza
y la alegría de los necesitados.
Apertura a los demás
Con poco que nosotros vivamos la cuaresma cristiana, muchos,
pobres de todo, lograrán que la cuaresma de su vida sea menos
larga y menos dura.
En una vida tan agitada
como llevamos todos,
¿a quién no hace bien más oración y
más contemplación ... de la buena ?
Apertura a Dios
-
Escucha de la Palabra
Oración
Eucaristía
Reconciliación
 Y en mi interior...
- Autocontrol
- Escala de valores
- Renuncia a lo superfluo
ENTONCES…
El mundo puede ser distinto:
¡ más fraterno !
Eso quiere nuestro Padre común…
y “los demás”,
¡ también !
La Cuaresma
es un medio de ayuda
en nuestra vida.
Por eso y por mucho más,
¡Viva la Cuaresma!
Descargar

Diapositiva 1