Es precioso ver como Jesús, busca en la vida y en
los acontecimientos elementos e imágenes que
puedan ayudar a las personas a percibir y
experimentar la presencia del Reino.
San Marcos
4, 26-34
Domingo
14 de Junio de 2015
¡La semilla del amor
crece en mi corazón!
Ciclo B
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud:
El Reino de Dios se parece a lo que sucede
cuando un hombre siembra la semilla en la
tierra
Pasan las noches y los días, la semilla
germina crece y la tierra va produciendo el
fruto: primero los tallos, luego las espigas
y después los granos de las espigas
Cuando ya están maduros los granos, el
hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado
el tiempo de la cosecha
¿Con qué compraremos el Reino de Dios?
Es como una semilla de mostaza.
Cuando se siembra es la más pequeña de las
semillas; pero una vez sembrada…….
Crece y se convierte en el mayor de los arbustos y tiene
ramas tan grandes, que los pájaros pueden andar en su
sombra
Con otras muchas parábolas semejantes les estuvo
exponiendo su mensaje, de acuerdo con lo que ellos
podían entender.
Y no les hablaba sino en parábolas:
pero a sus discípulos les explicaba todo en privado
Mi propósito semanal
Escoge un propósito de los que están en las
hojas de la planta y cúmplelo durante esta
semana.
Desde que naciste Dios colocó
en tu corazón una pequeña
semilla de amor para que la
hagas crecer
Lee cada una de las hojas de esta planta para que
descubras cómo puedes hacer crecer esa semilla
Trata con cariño
y respeto
a todos
Platica con Jesús
La parábola de la
semilla también nos
hace recordar cómo
la evangelización está
sometida al misterio
del grano de mostaza.
Cuando anunciamos
el mensaje de Cristo,
no debemos ser
impacientes
buscando el éxito
inmediato.
Hemos de aceptar la
ley del grano
que muere para dar
más fruto.
Elaborado por:
Maestra Rosa del Carmen Marroquín
Área de Educación en la Fe
Año de la Vida Consagrada
Descargar

Diapositiva 1