Las razones de su vida
p. Martin descalzo
Clic para avanzar
Un poeta es más útil que un político, un
niño es más importante que un emperador.
La Fe es la mejor lotería.
Me impresiona descubrir que ciegos estamos y
cuantas veces son necesarias las lágrimas, para
limpiar nuestros ojos de esa cortina de egoísmo que
nos impide ver.
Yo cambiaría todos los aplausos del mundo por el amor
de una sola persona, porque no hay éxito como el ser
querido, y no hay mayor desgracia que haber alcanzado
el éxito a costa de que nadie nos quiera.
Admirar a la gente es una de las mejores maneras
de no tener envidia. Tengo tantas cosas que
aprender de todos aquellos a quienes admiro, que
no sé para que perder el tiempo en envidiarles.
Dicen que los salmones son tan sabrosos porque nadan en
aguas muy frías y porque nadan río arriba. Ciertamente los
hombres suelen valer en proporción inversa a las facilidades
que han tenido en su vida.
El hombre ha gastado mucho más tiempo
en preguntarse por qué sufrimos, que en
combatir el sufrimiento.
Mi libertad sólo existe si yo respeto la dignidad y
libertad de los demás. De otro modo, no soy un
hombre libre, sino un invasor, un dictador de la
libertad.
La vida es hermosa pero no fácil; es alegre pero
cuesta arriba; es apasionante pero no
acaramelada. La alegría tiene detrás el sudor y
el dolor.
Hay que considerar que, casi siempre,
los disgustos que nos llevamos son
superiores a los motivos que los
causaron.
Hay que despertarse cada mañana como recién
nacido, colgar en el perchero cada noche las
preocupaciones de ayer y dormir , olvidándolas.
La historia esta llena de posibles genios que se
frustraron en aras de la vagancia y de hombres
normales que a base de codos alcanzaron las
orillas de lo genial.
Desde la fe comprendo que la noche oscura es
parte de la vida de todo creyente y que Dios no
nos ama menos cuando calla que cuando nos
acaricia visiblemente.
Perder la fe es una tremenda desgracia, pero
querer tapar esa pérdida con hipocresía es,
además, una enorme estupidez.
Estoy seguro de que un hombre inteligente
jamás se irritaría si tuviera delante siempre un
espejo y se viera a sí mismo mientras discute.
Humano es el afán de ser mejores, el saber que
aún estamos a medio camino, el señalarnos
como meta la perfección, aunque sepamos que
nunca llegaremos a ella.
Lo primero y más importante es tener un gran ideal para
cuya consecucion lleguen a importar bien poco los fracasos
y dificultades
Descargar

Diapositiva 1