Porque nada de lo que hay en el
mundo —
los malos deseos del cuerpo,
la codicia de los ojos y
la arrogancia de la vida
—proviene del Padre sino del mundo…
1Jn 2:16-17 NVI
El mundo se acaba con sus malos
deseos, pero el que hace la voluntad de
Dios permanece para siempre.
1Jn 2:16-17 NVI
Proverbios 17:3 Zacarías 13:9 1Pedro 1:7 Salmos 66:10 Malaquías 3:2-3
Antes de sufrir anduve descarriado,
pero ahora obedezco tu palabra.
Sal 119:67
Me hizo bien haber sido afligido,
porque así llegué a conocer tus
decretos.
Sal 119:67
Descargar

Document