“La Tertulia del Salón”,
A
Juan J. León
Poeta excelso. Amigo del alma.
Montaje: Celia Correa Góngora.
Música: Largo de André Rieu.
Porque he vivido borrascosamente,
al margen del poder y de la envidia,
luchando contra el eco y la desidia,
y al pairo del amor y de la frente,
mi voluntad de nada se arrepiente
si no es de aquellos besos que en la lidia
del sueño abandoné porque la insidia
apaga el corazón, escarba y miente.
La vida boga sobre un gris sin puertos,
sin playas ni sentido. Entre desiertos
nombres, el tiempo trota y tensa el hilo.
Jamás el aburrido desespero
tuve enredado en las rodillas: ¡Quiero
el libro abierto frente al pecho en vilo!
(Granada 20-6-97)
Égloga del otoño en Granada
(fragmento)
A Maribel que comparte conmigo la invención de
la vida en la ciudad de la muerte.
YO Nos asomamos al otoño envuelto
en un anillo de miradas turbias
y ráfagas perdidas.
Tibia es la luz y la mañana tibia
salta la comba gris de los tejados
hasta apagarse.
(...Granada, febrero y marzo de 1998)
Infancia
He regresado tanto al pasado que parece
que piso la distancia donde tuve la suerte
de vivir unas fechas alejadas del trece,
ajenas a la envidia y a espaldas de la muerte.
(Granada, 29-5-98)
La tarde pone rubias vibraciones
en el acantilado del castillo
y va apagando al mar, nácar nervioso,
que respira incansable.
La playa extiende su aspereza bajo
la cariñosa sombra del crepúsculo,
las olas insistentemente esgrimen
cristales aventados,
y un largo ensueño de pereza baja,
por la pendiente gris de la colina,
la niebla espuma que a este mar regresa,
alcanza y se diluye.
(Salobreña, Julio y agosto de 1996)
Aquí llegué. Necesidad obliga.
Volver es una voz entre los pechos
de una montaña que se precipita.
Triste es volver cuando vuelve al mismo
y a la misma luz se desemboca siempre.
Piedra feliz el que no sabe donde
tiembla la luz.
(Madrid, Noviembre de 1980)
(fragmento)
Qué tranquilo está el aire sobre el brazo extendido
pues la luz se dilata en lo ambiguo y parece
que entre el pecho y la frente hay tendida una espada.
En mi frente está el sol candeal.
Amanece.
(Granada 7-1-77)
(fragmento)
Amigos: como lluvia, ascendiendo a la tierra,
palpito entre los dientes de la noche y la aurora,
y el tedio tartamudo las ventanas me cierra.
(Granada, 27-12-76)
Elegía
In memoriam materterae meae.
Los pasos pasan por la tierra y cuentan
los golpes desvelados de un reloj.
El tiempo es lo presente o la esperanza
y apenas si se toca deja de
ser la palabra que se tuvo y sueña
cerrada en los archivos del recuerdo.
Cuando los pasos se detienen queda
sólo la luz de un hueco entre las cosas.
(Granada 11-2-74)
(fragmento)
...Cerrada a cal y canto está la puerta
que da a la mar, donde la luz cansada
imita el sueño que en luz se esconde.
Frente a los ojos de una frente alerta
el negro aldabonazo da en la nada:
¡Ah de la vida! ¿Nadie me responde?
(Carmona, 15-3-84)
Elegía
(fragmento)
A Pablo Neruda
La muerte es una historia que repite sus fechas
en cárceles, en calles, en campos y hospitales,
es un amplio horizonte donde cabe el pasado,
se detiene el presente y el futuro se asoma.
(Granada, 7-10-73)
Fragmento de la columna que Gregorio Morales dedico a Juan J.
León en el periódico Ideal el día 22.04.2008
Sólo los que han llegado lejos irradian cuando otros se apagan.
Sólo los que se han alimentado de la verdadera poesía,
convierten en fuerza el dolor. Vuestra lucha es una lucha
cósmica. Se siente a miles de kilómetros. Los leones abren
camino. Un camino que la selva no podrá cubrir. Un camino
que queda para quienes anhelamos sentir vuestra vital, pánica,
poética, serena osadía.
Juan J. León nace en Granada el año 1946 y
muere en la misma ciudad en la madrugada
del 9 de diciembre del 2008.
Descargar

Diapositiva 1