La Liturgia de hoy nos invita a celebrar
la COMPASIÓN del Buen Pastor, que guía a su rebaño...
En la 1ª Lectura, Jeremías denuncia a los gobernantes de su tiempo,
malos pastores que dejaban que pereciera su rebaño..
Y anuncia que un día Dios mismo será el Pastor de su pueblo. (Jr 23,1-6)
La 2ª Lectura
afirma que Jesús derribó
todas las barreras
que separaban a los
hombres y los reunió en un
sólo pueblo, en un solo
rebaño (Ef 2,13-18)
El Evangelio
revela quién es
el Pastor prometido:
Jesús de Nazaret. (Mc 6, 30-34)
El texto nos presenta
DOS ESCENAS
en las que Jesús actúa
con misericordia y
solicitud de un Pastor:
acoge a los Discípulos
y acoge al Pueblo.
1) Jesús es PASTOR DE SUS DISCÍPULOS:
Al volver de la misión, de su "experiencia pastoral", los Apóstoles
se reúnen con Jesús como ovejas alrededor del Pastor
y cuentan con alegría y entusiasmo las maravillas realizadas...
- Cristo los escucha con interés y, después, les enseña
la necesidad de un reposo para el descanso e interiorización.
Por ello, les invita a un lugar desierto.
Jesús
es para los discípulos
Maestro y Pastor...
El texto es
una Catequesis
sobre el discipulado.
Jesús forma
a sus discípulos:
- Implica a los discípulos
en la misión y los lleva a
un lugar más tranquilo
para poder descansar y
hacer una revisión.
Se preocupa
de su comida y de su
descanso, porque la
obra de la misión era tal
que no había tiempo para
comer.
- Indica que anunciar la Buena Nueva de Jesús no es sólo una
cuestión de doctrina, sino más bien de acogida, de bondad, de
ternura, de disponibilidad, de revelación del amor del Padre.
* El Agente de Pastoral también muchas veces se siente cansado
y necesita de la acogida y de la ternura del Buen Pastor.
Necesita DESIERTO, silencio y oración,
para purificar las motivaciones de su actividad.
En caso contrario, se convierte en un funcionario de lo sagrado,
que no muestra al mundo el rostro compasivo del Padre.
Jesús desaprueba el activismo exagerado que destruye las fuerzas
del cuerpo y del espíritu y lleva a perder el sentido de la Misión.
- ¿Cuáles son los Enemigos del Desierto en nuestro tiempo?
(¿el trabajo... las actividades sociales y religiosas... la política?...)
-¿Cuáles son las consecuencias?
Olvidamos el cultivo personal... a la familia (hijos, esposa, marido),
a los amigos... la religión...
2) Jesús es PASTOR
DEL PUEBLO QUE SUFRE.
- El Pueblo cansado
y oprimido busca
en Jesús acogida
y protección.
- Y a Jesús:
“le dio lástima de ellos,
porque andaban como
ovejas sin pastor..."
Renunció al breve
descanso programado:
“Y se puso a enseñarles
con calma..."
Jesús es el Pastor
de su pueblo, sobre todo
porque lo alimenta
con su palabra y lo nutre
con el evangelio de la
esperanza.
* Ese rasgo de la personalidad
de Jesús es un desafío para
la Iglesia y sus ministros,
para que no sean burócratas
de lo sagrado, sino irradiadores
de la compasión del Padre
ante las multitudes,
que aun hoy siguen como
"ovejas sin pastor".
La vida moderna es un correr
sin sentido para cumplir
los compromisos y
conseguir nuestro sustento.
No disponemos de tiempo
ni para nuestras comidas,
generalmente hechas con prisa
y fuera de casa.
Necesitamos también
un "desierto"...detenernos...
¿Qiénes son
los Pastores hoy?
Pastores son todas
las personas que tienen
responsabilidades
en la familia, en la escuela,
en la catequesis, en la
pastoral, en la sociedad...
Todos estamos llamados
a reproducir en nosotros
los rasgos de Jesús,
el Buen Pastor…
Jesús tiene compasión
y acoge a las personas,
revelando el amor y
la misericordia de Dios;
El Buen Pastor conoce por
el nombre, escucha...
Conduce hacia Cristo,
hacia Deus.
- La Iglesia debe
ofrecer a tantas
personas cansadas
y oprimidas,
que parecen
ovejas sin pastor,
un espacio de reposo
y de paz, a través de
la experiencia de
la oración profunda
y de la liturgia viva.
Al mismo tiempo,
a imagen de Cristo,
debe actuar con
misericordia y
compasión ante
la miseria humana.
 ¿Cuáles son las actividades exageradas que impiden nuestro desierto:
Para nosotros.. para la familia.. para los amigos.. para la comunidad?
 ¿Quiénes son las ovejas sin Pastor?
La esposa, el marido, los hijos, los catequizandos, los alumnos...
 ¿Qué significa concretamente para nosotros hoy: "tener compasión"?
Jeremías decía a los hombres de su tiempo:
“¡Ay de los pastores que dejan perecer las ovejas de mi rebaño..."
La palabra de Jeremías es válida para todos los tiempos
y también para nosotros, pues es la Palabra del mismo Dios.
- ¿Preferimos oír: "Ay de los pastores que dejan morir al rebaño
o felices los pastores que salva mi rebaño?
P. Antonio Geraldo Dalla Costa
- 22.07.2012
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P.José Luis Uranga CMF
Música: Vinde a mim
CD: Jesus Cristo ontem, hoje e sempre
J. Acácio Santana
Paulina COMEP
Acesse o Endereço: http://www.buscandonovasaguas.com
Descargar

Diapositiva 1