Papa Pío XI:
“Y es cosa averiguada que, entre todos los métodos de Ejercicios espirituales que muy
laudablemente se fundan en los principios de la sana ascética católica, uno principalmente
ha obtenido siempre la primacía. El cual, adornado con plenas y reiteradas aprobaciones de
la Santa Sede, y ensalzado con las alabanzas de varones preclaros en santidad y ciencia del
espíritu, ha producido en el espacio de casi cuatro siglos grandes frutos de santidad. Nos
referimos al método introducido por San Ignacio de Loyola … sobresalió y resplandeció
como código sapientísímo y completamente universal de normas para dirigir las almas por el
camino de la salvación y de la perfección; como fuente inexhausta de piedad muy eximia a la
vez que muy sólida, y como fortísimo estímulo y peritísimo maestro para procurar la reforma
de las costumbres y alcanzar la cima de la vida espiritual”. (Encíclica Mens nostra, 22, año
1929).
Papa Pío XII :
“No es cierto que el método haya perdido eficacia o que no corresponda a las exigencias
del hombre moderno. … [los Ejercicios] serán siempre uno de los medios más eficaces
para la regeneración espiritual del mundo y para su recta ordenación, pero con la
condición de que sigan siendo auténticamente ignacianos”. (Discursi e radiomenssaggi,
X, 262, citado en San Ignacio de Loyola, Ejercicios espirituales, Tomás de Kempis,
Biblioteca de Autores Cristiano, Madrid, 2011).
Papa Pablo VI :
“Qué lástima si desapareciera esta escuela que ha triunfado de la prueba de los
siglos…”.
Beata Madre Teresa de Calcuta:
“En nuestras comunidades de Misioneras de la Caridad, hacemos desde el
comienzo los ejercicios espirituales de San Ignacio, que son muy hermosos y
fructuosos. Los aconsejo a todos, pues no están reservados a los religiosos”.
Beato Juan Pablo II: “Los Ejercicios son una ocasión privilegiada que Dios
ofrece a los hombres para ponerse a la escucha del Espíritu Santo y
encontrar las respuestas adecuadas a los interrogantes propios en la
situación de cada uno”.
Benedicto XVI : “Junto a otras formas laudables de retiro espiritual deseo que no
disminuya la participación en los Ejercicios Espirituales, caracterizados por ese
clima de silencio completo y profundo que favorece el encuentro personal y
comunitario con Dios y la contemplación del rostro de Cristo”.
“Los Ejercicios Espirituales son una fuerte experiencia de Dios, suscitada por la
escucha de su Palabra, comprendida y acogida en la propia vida personal, bajo la
acción del Espíritu Santo, que, en un clima de silencio, de oración, y con la
mediación de un guía espiritual, ofrece capacidad de discernimiento para purificar
el corazón, convertir la vida, seguir a Cristo y cumplir la propia misión en la Iglesia
y en el mundo”.
Papa Franciso: “Yo me siento jesuita en mi espiritualidad. En
la espiritualidad de los Ejercicios, la espiritualidad, la que llevo
en mi corazón”. (Respuesta a un periodista en el vuelo de
regreso de su primer Viaje Apostólico internacional, que le
llevó a Río de Janeiro para la JMJ 2013).
Descargar

Diapositiva 1 - CASA DE FATIMA