Libro de Jonás
Es una novela contra los que se
creían los únicos queridos por Dios.
Las autoridades insistían en
que había que despreciar a los
de otras razas y religiones.
Los Pobres de Yavé denuncian esta
actitud, pues creen que Dios es
misericordioso para con todos.
Diseño:
JL Caravias sj.
Nínive era
símbolo de
corrupción y
crueldad.
Dios
J ordena a Jonás que
vaya a predicar a Nínive
Jonás no quiere ir,
y se embarca en
dirección contraria
Pero se levanta
tal tormenta,
que tienen que
arrojarlo al mar.
Un gran pez
se lo traga
Y lo lleva a donde
no quería ir:
a Nínive.
Allá predica con éxito
Todos
se arrepienten
de su
mala vida
Pero Jonás se enoja gravemente,
pues no quería que
Dios los perdonara,
Y se sube sino que los castigara
a un cerro
a ver
si Dios
les manda
el castigo
que se
merecen.
Dios se le aparece preguntándole
si tiene razón para enojarse tanto…
Jonás,
terco,
sólo quiere
ver justicia,
y no
misericordia
El sol le achicharra
su dura mollera…
Dios le hace crecer una enredadera,
que le trae sombra y alivio…
Entonces se alegra muchísimo,
por primera vez…
Pero al día siguiente la
enredadera se seca.
Y Jonás
se enoja
muchísimo
más…
Dios le hace
reflexionar
Te afliges por una planta
que no te ha costado
trabajo alguno y que no
has hecho crecer...
¿Cómo yo no voy a tener
lástima de Nínive, donde
hay más de ciento veinte
mil personas que no saben
distinguir el bien y el mal
y gran cantidad de
animales?
Dios
es
misericordioso
con todos
Para él no hay
despreciados
Dios no es patrimonio
de ninguna nación
No es
propiedad
de nadie.
Está con todos
y a favor de todos.
Dios universal,
enséñanos a no
despreciar a nadie
Descargar

Diapositiva 1