Lección 8 para el 24 de mayo de 2008
Los primeros
años
Nuestro propio
caminar con Dios
Al comienzo de
su ministerio
Intensidad para
la misión
En su vida de
oración
¿De qué manera caminó Jesús con
Dios durante su niñez?
¿Qué relación mantuvo con sus
padres, sus hermanos y sus
amigos?
¿Pudo vivir una juventud sin
pecado?
El ejemplo de Jesús es una luz para los jóvenes, tanto como
para los de edad madura, pues fue un representante de la
niñez y la juventud. Su ejemplo fue perfecto desde sus más
tiernos años. Tanto en su naturaleza física como en la
espiritual, siguió la orden divina del crecimiento ilustrada por
la planta, así como desea que hagan todos los jóvenes. Aunque
era la Majestad del cielo, el Rey de la gloria, se convirtió en un
niño en Belén y por un tiempo fue un niño desvalido entregado
al cuidado de su madre. En su niñez procedió como un niño
obediente. Habló y se comportó con
la sabiduría de un niño, y no de un
hombre, honrando a sus padres y
cumpliendo sus deseos en forma útil,
de acuerdo con la capacidad de un
niño. Pero fue perfecto en cada
etapa de su desarrollo, con la sencilla
y natural gracia de una vida sin
pecado
Elena G. de White; Youth's instructor, 25-5-1909)
¿A qué dedicó el tiempo Jesús durante los
40 días de ayuno en el desierto?
¿Cómo sabía que era Satanás el que le
tentaba?
¿Cómo supo qué contestar exactamente a
cada tentación?
Cuando Jesús fue llevado al desierto para ser
tentado, fue llevado por el Espíritu de Dios. Él
no invitó a la tentación. Fue al desierto para
estar solo, para contemplar su misión y su
obra. Por el ayuno y la oración, debía
fortalecerse para andar en la senda manchada
de sangre que iba a recorrer. Pero Satanás
sabía que el Salvador había ido al desierto, y
pensó que ésa era la mejor ocasión para
atacarle.
Elena G. de White; El Deseado de todas las gentes, p. 89)
¿En qué momentos se
dedicó más intensamente a
la oración?
¿Cuáles eran sus prácticas
diarias respecto a la
oración?
¿Por qué necesitaba orar?
En una vida completamente dedicada al beneficio ajeno,
el Salvador hallaba necesario retirarse de los caminos
muy transitados y de las muchedumbres que le seguían
día tras día. Debía apartarse de una vida de incesante
actividad y contacto con las necesidades humanas, para
buscar retraimiento y comunión directa con su Padre.
Como uno de nosotros, participante de nuestras
necesidades y debilidades, dependía enteramente de
Dios, y en el lugar secreto de oración, buscaba fuerza
divina, a fin de salir fortalecido para hacer frente a los
deberes y las pruebas. En un mundo de pecado, Jesús
soportó luchas y torturas del alma. En la comunión con
Dios, podía descargarse de los pesares que le
abrumaban. Allí encontraba consuelo y gozo.
Elena G. de White; El Deseado de todas las gentes, p. 330)
¿Cuál era el objetivo de la
vida de Jesús?
¿A qué tuvo que renunciar
para alcanzar su objetivo?
¿Con cuánta intensidad vivió
su misión?
La suya fue una vida de abnegación y verdadera
solicitud por los demás. Toda alma era preciosa a
sus ojos. A la vez que siempre llevaba consigo la
dignidad divina, se inclinaba con la más tierna
consideración hacia cada uno de los miembros de
la familia de Dios. En todos los hombres veía
almas caídas a quienes era su misión salvar.
Tal es el carácter de Cristo como se revela en su
vida. Éste es el carácter de Dios. Del corazón del
Padre es de donde manan los ríos de compasión
divina, manifestada en Cristo para todos los hijos
de los hombres.
Elena G. de White; El Camino a Cristo, cap. 1)
¿Es tu caminar
con Dios
continuo y
permanente?
¿Qué días camino con Dios?
Prometo caminar con
Dios estos días
JUNIO 2008
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Prometo caminar con
Dios estos días
JULIO 2008
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Prometo caminar con
Dios estos días
AGOSTO 2008
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
/31
25
26
27
28
29
30
Prometo caminar con
Dios estos días
Jesús es atractivo. Está lleno de
amor, misericordia y compasión. Se
propone ser nuestro Amigo, caminar
con nosotros en todos los ásperos
caminos de la vida. Os dice: Yo soy
el Señor tu Dios; camina junto a mí y
llenaré de luz tu camino. Jesús, la
Majestad del cielo, se propone elevar
al compañerismo consigo a los que
acuden a él con sus cargas, sus
flaquezas y sus preocupaciones. Los
hará sus amados hijos, y finalmente
les dará una herencia de más valor
que el imperio de los reyes, una
corona de gloria más preciosa que
cualquiera que haya ceñido la frente
del más exaltado monarca terreno...
Tenemos el privilegio de caminar
diariamente cerca de Jesús, con
serenidad y felicidad
Elena G. de White; Review and Herald, 2-8-1881)
Descargar

Diapositiva 1 - Ministerio Maranata