EL QUIJOTE EN BARCELONA
CARLA BUCH
POL MARZOUGOUG
ROQUE GUINART
En el capítulo LX, ya en Cataluña, Don Quijote se encuentra con Roque
Guinart, representante del movimiento bandolero. Se trata de un
personaje histórico que, en 1611, poseía, junto con sus compañeros, las
regiones del Montseny, la Segarra y las cercanías de Barcelona.
EL BANDOLERISMO
Durante los siglos XVI i XVII, surgieron por
toda Cataluña los bandoleros. El término
bandolero hace referencia tanto a asaltadores
de caminos como a partidarios de un bando
feudal. A veces surgían de las clases sociales,
y otras estaban bajo las órdenes de la
nobleza. Tenían todo tipo de colaboradores.
Algunos de los más famosos fueron Perot
Rocaguinarda i Serrallonga. Más tarde
fueron duramente perseguidos y la mayoría
acabaron colgados de los árboles. Otros
eran alistados en el ejército.
ÍNDICE
1. Los bandoleros
2. Las burlas de Antonio Moreno
3. La cabeza encantada
4. Las galeras
5. La historia de Ana Félix
6. El caballero de la Blanca Luna
LAS BURLAS DE
ANTONIO MORENO
Durante su estancia en la casa de Antonio Moreno, así como hicieron los
duques, éste se dedica a gastarle bromas a Don Quijote:
• En primer lugar, lo sacan al balcón para exhibirlo, sin armadura, a
toda la gente que pase por la calle, quienes se quedan mirándolo entre
curiosos y extrañados.
• Más tarde lo pasearon por las calles de Barcelona con un cartel que
indicaba “Éste es Don Quijote de la Mancha”. Al verlo, todo el mundo lo
reconocía, de lo que él se sentía muy orgulloso.
• Por la noche, organizan una fiesta y las damas lo sacan a bailar hasta
que queda mareado y, con la excusa de que él sólo pertenece a Dulcinea,
se sienta en medio de la sala agotado. Al final tienen que llevárselo.
LA CABEZA ENCANTADA
La burla más trabajada de Antonio Moreno es la
de la cabeza encantada. Se trata de una cabeza
gigante que responde a cualquier pregunta que
se le haga. En realidad, quien responde es su
sobrino, a través de un tubo, des del piso inferior.
Las respuestas que da son o muy evidentes o no
sirven de nada. Son las llamadas perogrulladas.
LAS PEROGRULLADAS
Las verdades de Pero Grullo son expresiones axiomáticas, es decir, que son
verdaderas por sí mismas. Procede de la imaginación, en este caso, de
un personaje, histórico o de ficción, llamado Pero Grullo o Pedro Grullo,
de quien dicen tomó el apellido de la grulla, considerado un animal
torpe. Se le atribuyen máximas tan evidentes como la que refleja la
siguiente copla:
Son esas profecías de Pero Grullo
que a la mano cerrada llamaba puño
LAS GALERAS
En el capítulo LXIII, Don Quijote y Sancho
visitan una de las galeras del puerto, donde
son atacados. Al mando del barco resulta
estar Ana Félix, hija de un vecino de Sancho,
que nos cuenta sus desventuras en tierras
musulmanas.
LAS GALERAS EN LA REALIDAD
Tal y como nos narra Cervantes, existieron en Barcelona, entre 1609 y
1623, que intervenían frecuentemente en la caza de barcos turcos que
amenazaban la ciudad. Se llamaban Sant Jordi, Sant Maurici, Sant Ramon
y Sant Sebastià. Desaparecieron a manos de los turcos.
También están documentadas las figuras del vigía (o guayta) de
Montjuïch, que daba la alarma si se acercaban naves enemigas, y el
cuatralbo, jefe supremo de las cuatro galeras.
ANA FÉLIX
Durante su estancia en las galeras, son atacados por un barco que mata
dos de sus soldados. En capturar a los atacantes, Ana Félix se descubre
como su capitana y cuenta su historia. Sus padres eran moriscos y ella,
aunque católica, tuvo que exiliarse a Berbería. Allí el rey se quedó al
hombre que ella amaba, disfrazado de mujer, y mandó que regresara a
España.
LOS MORISCOS EXILIADOS
En 1609, durante el reinado de
Felipe III, los moriscos (musulmanes
convertidos al cristianismo) fueron
expulsados de España, siguiendo
con el proceso de limpieza étnica ya
desarrollado por los Reyes Católicos.
Esta es la situación de la familia de
Ana Félix.
LA DERROTA DE DON QUJIOTE
Mientras Don Quijote está en Barcelona, aparece un hombre que se hace
llamar El Caballero de la Blanca Luna. ¿Pero quién es en realidad? Se
trata de Sancho Carrasco, el bachiller que sale al principio de la segunda
parte. En esta aparición, le habla sobre el éxito que ha tenido la primera
parte de sus aventuras, así como de la publicación de un falso Quijote.
Además, le promete a la sobrina de Don Quijote que conseguirá
volverlo a casa.
El Caballero vence a Don
Quijote y, como habían
acordado, éste tiene que
abandonar
la
caballería
andante por un año. A lo que
Don Quijote no renuncia
nunca es a su amor por
Dulcinea.
Recientemente se ha especulado sobre cuál sería el lugar exacto
de la batalla, sabiendo que Cervantes vivió un tiempo en
Barcelona.