Me indicarás el camino que he de seguir, Señor, como lo hiciste
con los Magos de Oriente…
Hay que empezar de nuevo
con alma transparente, y espíritu tranquilo.
Por más que me angustie,
no agregaré un centímetro a mi estatura;
Jesús tenía razón:
Es tiempo de confiar y esperar.
Dios me ama.
Es hora de levar anclas... De liberar cosas, de soltar amarras
Quiero renovar mi corazón,
Para que brinque de gusto con los cantos que anuncian el día.
Quiero que mi alma sea capaz de asombrarse
con el amarillo de los girasoles.
Es tiempo de caminar por los senderos que Dios me señala.
Se me dio la facultad de elegir. Soy libre.
Es tiempo de dejar que la paz inunde mi alma, controlando
los demonios que se empeñan en arrebatármela.
A partir de ahora quiero ser más humano;
.
Tratar a la gente como me gustaría que me trataran a mí.
Amar sin medida, sin límite, sin acepción de personas.
¡ Enséñame¡
¡ Ayúdame¡ a seguir el camino que has pensado para mí.
Quiero que que tu voluntad sea mi único deseo.
Al final del camino estarás esperándome en las
playas de tu eterna gloria.
Descargar

www.cecpu.org