La Liturgia de este domingo nos convida a descubrir a Cristo
vivo, que acompaña a los hombres por los caminos del mundo,
muchas veces sin ser reconocido.
Mas ¿dónde lo podemos encontrar?
En la 1ª Lectura, la COMUNIDAD CRISTIANA transformada por el
Espíritu, dejó la seguridad de las paredes del Cenáculo y se prepara
para dar testimonio de Jesús, en Jerusalén y hasta los confines de la
tierra.
(Hch 2,14.22-33)
* La predicación de Pedro, el día de Pentecostés,
anuncia que Cristo resucitó, está vivo y salva a todos.
Es la catequesis de la Comunidad cristiana primitiva sobre Jesús.
La 2ª Lectura nos garantiza que Cristo permanece
para siempre entre nosotros, como realidad liberadora
de toda esclavitud. (1Pe 1,17-21)
En el Evangelio,
el Peregrino indica
a los DISCÍPULOS
DE EMAÚS el camino
para reconocer
a Cristo Resucitado.
(Lc 24,13-35)
- Los DISCÍPULOS
están tristes, desanimados,
decepcionados, frustrados,
abandonan la Comunidad y
vuelven a su casa,
dispuestos a olvidarse
del sueño...
Aguardaban un Mesías
glorioso, un Rey poderoso,
un Vencedor y se
encuentran ante un
derrotado, que había
muerto en la cruz.
- Aparece
un PEREGRINO,
que camina con ellos...
y comienzan a hablar
del asunto del momento:
JESÚS, Profeta poderoso
en obras y palabras,
ante Dios y
ante los hombres, pero que
tuvo un fin inesperado...
- El Peregrino interpreta
las ESCRITURAS,
que hablan del Mesías...
Ellos escuchan
con interés...
y sus corazones
comiezan a "arder".
-Al final, los discípulos
llegan a casa
y hacen una INIVITACIÓN:
“¡Quédate con nosotros!".
Quieren prolongar
su agradable compañía.
Después de haber
acogido la PALABRA del
Peregrino, le ofrecen
HOSPEDAJE en su casa...
Él acepta...
no solo para "pasar la
noche", sino para “quedar
con ellos".
- A la mesa:
UN GESTO CONOCIDO:
el gesto de la última cena,
cuando Jesús instituyó
la Eucaristía.
Los ojos se abren y reconocen al Resucitado...
La Palabra hace "arder“ el corazón,
la fracción del Pan hace "abrir los ojos".
Y Cristo desaparece... porque ahora la Comunidad
ya posee los signos concretos de su presencia:
su Palabra y el Pan compartido...
Invisible a los ojos, el Señor está y permanecerá presente.
Ahora es solo el tiempo del testimonio.
- Y SALEN LUEGO
para anunciar lo
descubierto a los hermanos
y, junto con ellos,
proclaman la fe:
“El Señor ha resucitado."
La Proclamación de la
alegría pascual no puede
esperar que amanezca el
día...
La escucha atenta de la
Palabra y el compartir el
pan abren los ojos e
impulsan a la MISIÓN.
Cristo continúa hoy como
compañero de camino
¿Dónde encontrar
al Resucitado?
El episodio de Emaús
nos señala el camino:
- En la PALABRA DE DIOS,
escuchada, meditada,
compartida, acogida,
Jesús nos indica caminos, nos
señala nuevas perspectivas,
nos da el coraje de continuar,
después de nuestros fracasos.
Acogen la Palabra del
Peregrino y le ofrecen
hospedaje en su casa.
- En el COMPARTIR EL PAN
EUCARÍSTICO.
La narración recuerda la Misa:
Liturgia de la Palabra y del
Pan.
Es en la celebración
comunitaria de la Eucaristía,
donde tenemos la experiencia
del encuentro personal con
Jesús vivo y resucitado.
-En la COMUNIDAD:
-La Comunidad
siempre ha sido y
continúa siendo
el lugar privilegiado
del encuentro...
El Camino de Emaús
Muchas veces,
también nosotros
andamos por los
caminos de la vida,
"tristes"... cansados
y desilusionados...
Caerán nuestro
castillos soñados
y la vida parece
haber perdido
sentido.
Esperábamos tanto...
pero todo terminó...
(la muerte de un
amigo, de un
pariente, un fracaso
en los negocios...
la familia desunida...)
Es triste cuando
la esperanza muere...
Parece que ya nada
tiene sentido.
Estamos tentados
a abandonar la lucha
y volver atrás...
Ellos estaban
angustiados
por aquello
que aconteció
en Jerusalén.
Mas, en la medida en que participaron de la celebración de la Palabra
y del banquete de la Fracción del Pan, su interior se abrió a la luz,
la vida del Resucitado invadió sus corazones
y les hizo volver a la Comunidad.
En esos momentos, más que nunca, como los dos discípulos,
necesitamos del Peregrino de Emaús: “Quédate con nosotros, Señor".
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS - 04.05.2014
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: Fica conosco Senhor
Pe. João Carlos
Hoy:
16:34:33
Estás convidado a visitar nuestro sitio o youtube
y desfrutar de otros mensajes como estos
Accede a la dirección http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas