SENDAS ÉL HARÁ
Nº 38
EL TEMPLO
PROFANADO
JESÚS Y SUS SEGUIDORES VIAJARON A
JERUSALÉN. CUANDO LLEGARON, YA CASI
ERA LA ÉPOCA DE LA PASCUA JUDÍA.
FUERON DIRECTAMENTE AL TEMPLO, ERA
EL MISMO SITIO EN DONDE MARÍA Y JOSÉ
HABÍAN ENCONTRADO A JESÚS CUANDO SE
LES PERDIÓ SIENDO NIÑO.
CUANDO JESÚS LLEGÓ ESTA VEZ AL TEMPLO DE
SU PADRE, NO LE GUSTÓ LO QUE VIÓ. EN VEZ DE
VER PERSONAS ORANDO A DIOS Y ESTUDIANDO
LAS LEYES DE MOISÉS, ENCONTRÓ GENTE QUE
USABA EL TEMPLO COMO MERCADO.
AHÍ VENDÍAN
OVEJAS, CABRAS Y
AVES PARA
OFRECERLAS COMO
SACRIFICIO. EN EL
TEMPLO SE
ESCUCHABAN LOS
BALIDOS, MUGIDOS Y
GRITOS. LOS
DISCÍPULOS DE
JESÚS LO MIRARON,
SABÍAN QUE ÉL
ESTABA MUY
ENOJADO. DE
REPENTE, JESÚS
TOMÓ UN LÁTIGO Y
CORRIÓ POR EL
PATIO INTERIOR DEL
TEMPLO.
SUS DISCÍPULOS SE
QUEDARON
INMÓVILES,
MIRÁNDOLO
BOQUIABIERTOS.
JESÚS CORRÍA DE UN
LADO A OTRO,
SACABA LOS
ANIMALES Y LA
GENTE. “¡FUERA!”,
GRITABA. “¡SÁQUEN
TODO ESTO! ¿CÓMO
SE ATREVEN A
CONVERTIR LA CASA
DE MI PADRE EN UN
MERCADO?”
VOLCÓ LAS MESAS DE LOS QUE
CAMBIABAN DINERO. LAS MONEDAS
SE ESPARCIERON POR TODO EL PISO.
LOS ANIMALES CORRÍAN EN TODAS
DIRECCIONES. LA GENTE GRITABA.
CUANDO JESÚS TERMINÓ, TOMÓ UNOS MINUTOS PARA
CALMARSE. LUEGO COMENZÓ A PREDICARLE A LA GENTE
QUE LO HABÍA SEGUIDO. DURANTE LAS FESTIVIDADES DE
LA PASCUA, ÉL LE PREDICÓ A LA GENTE SOBRE DIOS.
TAMBIÉN HIZO VARIOS MILAGROS, MUCHOS CREÍAN LO
QUE ÉL LES DECÍA. QUERÍAN APRENDER MÁS Y
PROMETIERON SEGUIR SIEMPRE A JESÚS.
JUAN 2: 13-25
LOS QUE AHORA HACEN DE LA CASA DE DIOS UN
MERCADO, SON LOS QUE TIENEN SUS MENTES LLENAS
CON EL INTERÉS POR LOS NEGOCIOS DEL MUNDO
CUANDO ASISTEN A LOS EJERCICIOS RELIGIOSOS, O LOS
QUE DESEMPEÑAN OFICIOS DIVINOS POR AMOR A UNA
GANANCIA.
NOSOTROS SOMOS TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO
¿CÓMO ESTÁ ÚLTIMAMENTE TU TEMPLO?
¿ESTÁ PURIFICADO?
TE INVITO A QUE REVISES TU INTERIOR Y COMIENCES A
SACAR LA AMARGURA, LA IRA, LA CODICIA, LA
SOBERBIA, Y TODO AQUELLO QUE PUEDE ESTAR
CONTAMINANDO EL TEMPLO DE DIOS.
CADA MAÑANA AL DESPERTAR Y POR LA NOCHE AL
DESCANSAR, AGRADEZCO TUS BONDADES A MI VIDA, POR
TODO LO QUE ME PERMITES DISFRUTAR.
SEÑOR JESÚS, YO TE ACEPTO COMO MI ÚNICO Y
SUFICIENTE SALVADOR DE MI VIDA Y DE MI ALMA.
SEÑOR JESÚS, PERDÓNAME TODO LO QUE TE HE
OFENDIDO DE PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA;
LÁVAME Y LÍMPIAME CON TU PRECIOSA SANGRE;
ESCRIBE MI NOMBRE EN EL LIBRO DE LA VIDA.
SÉLLAME CON TU ESPÍRITU SANTO. GRACIAS
SEÑOR; EN EL NOMBRE DE JESÚS, AMÉN.
“NO TE QUEDES EN SÓLO HABER OÍDO DE JESÚS,
ATRÉVETE A CONOCERLO A TRAVÉS DE LA LECTURA DE
LA BIBLIA”
Puedes ser feliz hoy ...
sábado, 03 de octubre de 2015 4:30:59
p.m.
Y vivir cada día… Es una decisión...
Descargar

El templo profanado