ALBUM DE UNIÓN DE REYES
Y EL LABERINTO
Municipio Unión de Reyes. Fundado el ayuntamiento en el siglo
XIX, 1879, debe el nombre a una taberna propiedad de unos
hermanos de apellido Reyes, ubicada al costado de la línea que lo
une con Matanzas, la cual era punto de parada de todos los
comerciantes y personas que llegaban al pueblo por este y otros
medios de transporte. La frase “déjeme en la unión de los reyes” era
muy usual, por la intersección que existe en ese punto entre la línea
antes mencionada y la de La Habana, de ahí también el surgimiento
del escudo del poblado, formado por la imagen del Puente viejo como
se le conoce popularmente y una locomotora de vapor de la época,
acompañado de una representación de dicha taberna.
Para no andar con redundancia, se entiende que todas las décimas
que no están firmadas, son de la autoría de Francisco Henriquez
Entrada a Unión de Reyes, viniendo de Matanzas
Para ver al pueblo mío,
si vinieras de Matanzas,
por este palmar alcanzas
a entrar en su caserío.
Cruzas el puente del río
que se llama San Andrés,
y ya pondrías los pies
en lo firme de su asfalto
para ver un sobresalto
de pino, palma y ciprés.
Cuenta gente de otra edad
que quien al pueblo llegaba
se iba y luego regresaba
para siempre, de vedad.
En nuestro comunidad
quedaba como un injerto;
Unión de Reyes es huerto
que florece todo el año
y al amigo y al extraño
trata con el pecho abierto
ENTRADA A LA FINCA EL LABERINTO
Esta entrada a El Laberinto
cuando la visito ahora
enseguida rememora
todo “el ayer”, por instinto.
Fue sembrada por Jacinto
(un empleado de Manuel) *
que allá por el tiempo aquel
fungió como mayoral
de aquella zona rural,
a la que cantó Daniel.
Daniel fue improvisador…
quien laboró su besana
hasta mudarse a La Habana
buscando un mundo mejor.
El recuerdo es una flor
que cuando no se le riega
a darnos frutos se niega
por una causa normal
y se vuelven rudo erial
el prado, el monte, la vega…
En la calle Bolondrón
como quien viene de allá
hacia la derecha está
con un letrero, un portón.
Tomas esta dirección
que ahora yo te daré,
y si el mayoral te ve
y te dice cualquier cosa
dile que vas a la choza
del “Guajiro Ladiné.”
•Manuel Henríquez, tío paterno
Autor:Daniel Domínguez,
“Ladiné”, seudónimo formado
de Daniel, mi tío materno
El último mayoral que tuvo la finca El Laberinto se llamó Federico Rodríguez
Paisajes de la finca El Laberinto. Fotos tomadas, 1997, 2003. 2010 y 2013
Paisaje de Unión de Reyes,
o más bien de El Laberinto,
donde con décimas pinto
los recuerdos siboneyes.
Las esquilas de los bueyes
en los caminos estampo;
de lluvia y sudor acampo
los surcos de madrugada;
y siembro la tierra arada
en la soledad del campo.
Mª.Jesús Lozano Cáceres,
de Telde, Gran Canaria
EVOCACIÓN
Todo lo evoco y mi boca
ya sin música apropiada,
ha puesto en una tonada
lo que el pensamiento evoca.
A verme una abeja loca
creyendo dulce mi cuento,
se detuvo, en su aposento
galas de sus mieles hizo
y en las alas del hechizo
se llevó mi pensamiento.
Germán Henríquez, “El Poeta de las
Palmas”, nació en el Laberinto
Paisajes del río San Andrés en El Laberinto
En la foto Mª. Jesús Lozano
Cáceres, poeta canaria
La gran poeta canaria
(de donde es mi raíz)
No está del todo feliz
en esta región agraria.
Con la pena proletaria
de Cuba solloza herida
y a pesar de ser nacida
tras el Atlántico enorme
parece estar inconforme
con mi patria desvalida,
En la foto, Francisco Henríquez,
acaricia el agua
Este río ha despertado
tanta inspiración dormida
que parece que otra vida
de repente ha comenzado.
Quien los pies ha bautizado
en mi Río: El San Andrés
le ha puesto alas a los pies
y los ha echado a volar
por encima del palmar,
la caña, el pino, el ciprés.
Tesoros históricos de Unión de Reyes
En la calle PerrtLa casa donde vivían mis
abuelos paternos, en las décadas XX y
XXX, del siglo XX
Foto 1997 Junto a la puerta mi prima
Elvira Cruz, nativa de Unión de Reyes.
****
Aquí es donde de pequeño
mis abuelos me llevaron
y mis tíos me halagaron
con dulces de su diseño.
A veces por torpe empeño
la visita se retrasa
pero como el tiempo pasa
y el pasado no regresa
les juro que no me pesa
haber vuelto a ver su casa.
Iglesia católica de Unión de Reyes
Aquí vemos a la Iglesia
sola, callada, abstraída…
como si estuviera herida
de alguna letal amnesia.
Necesita la anestesia
de algún cirujano-genio
que la levante al proscenio
donde no llegue el vestiglo
pero un mal de medio siglo
no se cura en un milenio.
Cementerio de Unión de Reyes
En Unión de Reyes vi
calles sin el negro asfalto
y sin ningún sobresalto
con vecinos conviví.
El pueblo lo recorrí
y me llegué al cementerio
donde con el gesto serio
del visitante afligido
en nombre del fallecido
le dejé mi sahumerio.
Aquí descansan los restos
de nuestros, padres así,
como los abuelos, sí
descansar es estar puestos
en cajones como estos
que hacen de cemento duro…
para ocultar al futuro
la realidad de la Nada
que toda vida pasada
es tan sólo hueco oscuro.
Mª. Jesús Lozano Cáceres
Escrita cuando visitó Cuba, 2010
Foto de 1997
La bodega de Manuel Fernández, en la
esquina de las antiguas calles Castillo y Rey
Otra vista de la bodega 1997
Era la bodega en donde
se compraba con un vale,
lo que a “dinero” equivale
cuando dinero se esconde.
Hoy esto no corresponde
con la misma condición,
pero sigue siendo Unión
con la pobreza de ayer
soñando un amanecer
más allá de la ilusión.
Jesús, antiguo cliente
de esta bodega vacía,
parece esperar un día
abarrotado de gente.
Jesús era inteligente
en arado y en guataca,
y en afinar una estaca,
pero uno poco encuentra
en donde nada se entra;
de donde todo se saca
Glorieta del parque de Unión de Reyes. Foto de 2008
En esta foto, Francisco Henríquez y Enrique Rodríguez
Esta gloriosa glorieta
le sirvió de base a tantos
con sus músicas y cantos
que la historia la respeta.
Aquí, del mejor poeta
se escuchó la poesía,
y en la mejor melodía
el ritmo más cadencioso,
y también al mentiroso
político, que te hundía.
En el parque y las aceras
y hasta el último rincón
se desbordaba en Unión
un mar de notas rumberas.
de un oleaje de caderas
con gracia provocadora
se inundaba la alta hora
(ya casi de madrugada)
cuando la gente cansada
se acostaba con la aurora.
Puente del ferrocarril sobre el río San
Andrés. Aquí confluían las líneas que
venían de La Habana y Matanzas
Según la historia el nombre de Unión de Reyes se originó al confluir los
dos ferrocarriles, en el sitio donde un señor de apellido Reyes, tenía una
bodega: “La Unión de Reyes”. El ferrocarril en Cuba data de 1848, y
unos años más tarde llegó a lo que sería más tarde Unión de Reyes
Semáforo y chucho para cambiar las vías
férreas, foto de 1997
En segundo plano se ve el acueducto que aprovisionaba de
agua a las locomotoras. En mi juventud, un amigo poeta:
José Socorro, operaba un turno en este semáforo, y yo pasé
muchas horas con él en diálogo poético.
Acueducto y patio ferroviario de Unión de Reyes,
foto de 1997
Esta es Calle Lotería:
hasta aquí llegaba Unión
antes de la evolución
que cambió su geografía.
Al fondo, en la lejanía,
florecen los framboyanes
como eternos azafranes
de esta calle sin misterio
que te lleva al cementerio
en la Calle de Alacranes.
Tienes que ser muy preciso
de ese sitio en donde estás
pues no se sabe si irás
para Unión o el paraíso.
Es que la suerte nos quiso
dotar de todo ese encanto
pues hasta en el camposanto
los muertos ríen y catan
y los vivos se levantan
para disfrutar del canto.
Calles de Unión de Reyes
Pueblo oloroso a caminos
a café, tabaco y ron;
debieras llamarte Unión
de amargados campesinos.
Tú conoces los destinos
de los tristes siboneyes;
tú sabes cuantos Hatueyes
murieron en fuego largo…
¡lo sabes, y sin embargo
te llamas Unión de Reyes!
Rafael Rubiera, cubano +
Calles de Unión de Reyes
Unión de Reyes. Foto de 2008
Patio ferroviario de Unión de Reyes
Por aquí pasaban trenes
de distintas direcciones,
de distintas poblaciones
hacia distintos andenes.
Si de Camagüey tú vienes
de La Habana o de Matanzas,
en cuanto este andén alcanzas
los ojos se te iluminan…
¡Aquí empiezan o terminan
las mayores esperanzas!
La antigua farmacia Telot,
Iluminada por la luz del sol
Aquí la antigua farmacia
de lo hermanos Telot
frente a la edad, su complot
su permanencia y falacia.
Aún refleja alguna gracia
de un tiempo que fue distinto,
y si por cubano instinto
quieres mirar un Edén
lejos, al fondo, se ven
las palmas de El Laberinto.
Unión de Reyes de ayer y de hoy
Esta casa estaba así
cuando yo era mozuelo
y sobre este mismo suelo
aún sigue parada allí.
Era, (según aprendí)
la casa de los Quintana,
pero ayer, hoy mañana
por su posición estoica
ha de ser la base heroica
de la conciencia cubana.
Esta es una casa de Unión de
Reyes, de años recientes.
La persona que aquí se ve es René
Álvarez, hijo de Pablo Álvarez y
María Concepción
Dos poetas sin los cuales no se puede escribir la historia de Unión de Reyes
LA PATRIA (Fragmento)
CONSUELO
Patria es la tierra querida
donde, al rumor de un palmar,
vemos abrirse y pasar
lo mejor de nuestra vida…
Es goce, pero es herida
cuando la vemos sufrir;
es pasado y porvenir
hermanados en presente
Y es la voluntad ferviente
De quererla hasta morir.
Sin mujer a donde ir,
sin madre donde llorar,
sin hijos donde apoyar
la vejez, el porvenir.
Andrés de Piedra Bueno
Unión de Reyes (1903-1958)
Sin patria donde morir,
sin un poco de calor,
sin mano que mi sudor
venga cálida a enjugar,
tan sólo puedo esperar
un lado en tu cruz, Señor.
Julio Estorino, hijo de Unión de Reyes
De su libro PATRIA Y PASIÓN
Trio Sanciñena, de Unión de Reyes
Mamá ,Teresa Domínguez
con mi hermano Pepe
cargado y yo (Francisco)
de pie, año 1930
El cuarteto compuesto por los decimistas Francisco
Henríquez, Carlos Ramírez Ignacio Morales. En la
guitarra Jesús Hernández. Cantaban en la estación local
“Radio Sanciñena”, de 6 a 7 de la noche
La familia Henríquez con siete hijos
Francisco Henríquez
(nuestro padre) .Foto en
Unión de Reyes,1923
Francisco Henríquez
(padre) años más tarde.
Nació en Telde, Gran
Canaria, 1896
De izquierda a derecha: Lorenzo (1937),
Carmelo, (1934), Francisco (1928), José M.
(1929), Germán, (1932), Ernestina,
1930…Segundo término Estela 1939. Sentados
los padres Teresa Domínguez y Francisco
Henríquez
Teresa Domínguez,
(nuestra madre), nació
en la ciudad Jaruco,
Prov. de La Habana,
27 de agosto, 1908.
Años más tarde se
tomó esta foto en la
finca El Laberinto.
Los abuelos paternos con 11 hijos: 8 nacidos en
Unión de Reyes y 3 en Gran Canaria
Abuelos paternos
Francisco Henríquez Miranda y
María del Pilar Cáceres Vega. Tuvieron 11
hijos: Francisco Gregorio, Manuel, Dolores, Pilar,
Saturnino, Salvador, Antonio *, Juan, Rosario, Delia y
Enriqueta… + Antonio murió niño
Lamentablemente no dispongo de fotos de los
abuelos maternos
La abuela Pilar Cáceres,
con sus dos hijos
mayores, Francisco y
Manuel Henríquez
EN LA FINCA EL LABERINTO, 1962
Nuestra hija Ana María,
recién llegada de Cuba
en 1962
Teresa, (nuestra (mamá),/ le da alimento a la cría/
que por la tanta alegría/ parece que es un maná./
Por aquí no anda el majá/ que diezma a la codorniz/
es un patio muy feliz/ con unas celestes manos
que dejan caer los granos/ de una lluvia de maíz.
18 de mayo de 1962, alimenta la cría que después
los alimentará a ellos.
Francisco Henríquez y Eloísa Cáceres, años bien atrás. 1951
Eloísa vino a Unión/ porque un día yo la traje/ para que viera un
paisaje/ de tamarindo y anón./ Se prendó del marañón,/ la guayaba
y el mamey/ y desde ya del batey/ nunca olvidó su retiro/ donde
esperaba un guajiro/ con sombrero de yarey.
El poeta Bernardo García, del vecino pueblo
de Sabanilla, con su esposa Generosa. +
Crescencia Estévez, decimista invidente
de Unión de Reyes. Cantaba y tocaba
el laúd. Murió a la edad de 99 años.
Aquí Francisco Henríquez, visita a su viejo amigo decimista de
Unión de Reyes. Entre nosotros su esposa que cariñosamente
la llamábamos: Mulata
MENSAJE A DIOS (Fragmentos)
José M. Henríquez, “Pepe” (1929-1999)
Dios poderoso, te envío
un mensaje a toda prisa
aprovechando la brisa,
mensajera del bajío:
Vi tanta pena en el río,
en los montes y las flores,
las ovejas y pastores,
que mi corazón tembló
y el alma se me llenó
de tristezas y temores.
El hombre en el mundo entero
se está quedando sin juicio.
Ya Ie importa más el vicio
que el a!ma de un compañero.
La ambición del cosechero
malo, invade los trigales,
y con manos infernales
siembra plantas venenosas,
pero que son muy valiosas
en su caja de caudales.
Hermano José M. Henríquez
José M. Henríquez “Pepe”, y
Luisa Rodríguez, su esposa, con
la sobrina Zenaida Díaz, en El
Laberinto, agosto 19 de 1957
Familia
La hermana Estela Henríquez, con su hijo
Carrillo, en Cuba, 1967.
Jesús y Estela nacieron en Unión de Reyes
José M. Henríquez “Pepe”, (extrema
izquierda), y Francisco Henríquez
(extrema derecha), con sus esposas
Luisa y Eloísa, con motivo de una visita
a las “Cuevas de Merlán”, finca situada
entre Unón de Reyes y Bolondrón. Foto
de 1957.
Jesús Carrillo a la edad
de 9 años en Nueva York
Juan Reyes fabrica yugos
de la hacienda en el batey
y ya Juan Reyes es rey
en camellas y en tarugos.
Entre sus grandes verdugos
los bueyes ven a Juan Reyes,
y si un día hicieran leyes
que castiguen al yuguero,
Juan Reyes será el primero
que castigarán los bueyes.
Yugo para la otra yunta/ que pasta en el
verde prado/ o que aún no se ha domado/
para estas labores, junta./ Demás está la
pregunta/ de por qué existen yugueros/ y
fabricantes de aperos/ que a los bueyes
esclavizan/ mientras las vacas deslizan/
libremente en los potreros.
Eloísa Cáceres de Henríquez, en uno
de sus viajes a Cuba después de 1979
Mi caballo y de El Laberinto,
se llamaba Cohete, y nació el
8 de abril de 1946
Jesús Hernández, amigo de la infancia.
También nació en el Laberinto.
Antigua carreta cargada de caña a 4 tongas.
Más tarde se usaba el sistema de 3 tongas
Ingenio Trinidad de Oviedo
Dibujado y litografiado por Eduardo
Laplante,
Litografía de L. Marquier, La
Habana (1853)
Antiguo INGENIO TRINIDAD. (Trinidad de Oviedo) Su
ubicación , Partido de San Andrés; Jurisdición de
Matanzas, queda dentro de lo que fue y es más tarde el
municipio de Unión de Reyes. Según la historia conaba
con una dotación de mil esclavos.
Descargar

Diapositiva 1