Creta y Micenas
Tanto los textos como los restos
arqueológicos han permitido pensar la
cultura griega a partir del s. VIII a. C., por lo
que llamamos griegos a los pueblos
instalados en Grecia, en las islas del mar
Egeo, en las costas de Asia Menor que
hablaban el mismo dialecto. La ausencia
de fuentes anteriores a esta fecha, obligó a
centrar el análisis en los restos
arqueológicos más antiguos, el cual
condujo al descubrimiento de dos
civilizaciones.
Cultura Griega
Civilización cretense o minoica
Grecia
Civilización micénica
Civilización cretense o minoica
Isla Creta, remonta hacia el año 2.600 a. C.
desaparece hacia el año 1200 a. C.
Evidencian:
۩Ciudades sin amurallar
۩Palacios
۩Enterramientos
۩Cerámica
۩Abundancia de objetos de cobre y bronce
Palacio de Minos (Cnosos)
Descubierto en 1900 por el arqueólogo británico Arthur John Evans
Mito del Minotauro
En la mitología griega, el minotauro se define como
un monstruo con cabeza de toro y cuerpo de
hombre. Era hijo de Pasífae, reina de Creta, y de
un toro blanco como la nieve que el dios Poseidón
había enviado al marido de Pasífae, el rey Minos.
Cuando Minos se negó a sacrificar el animal,
Poseidón hizo que Pasífae se enamorara de él.
Después de dar a luz al Minotauro, Minos ordenó al
arquitecto e inventor Dédalo que construyera un
laberinto tan intrincado que fuera imposible salir de
él sin ayuda. Allí fue encerrado el Minotauro y lo
alimentaban con jóvenes víctimas humanas que
Minos exigía como tributo de Atenas.
Mito del Minotauro
El héroe griego Teseo se mostró dispuesto a
acabar con esos sacrificios inútiles y se ofreció a
sí mismo como una de las víctimas. Cuando
Teseo llegó a Creta, la hija de Minos, Ariadna, se
enamoró de él. Ella lo ayudó a salir dándole un
ovillo de hilo que él sujetó a la puerta del laberinto
y fue soltando a través de su recorrido. Cuando se
encontró con el Minotauro dormido, golpeó al
monstruo hasta matarlo, salvando también a los
demás jóvenes y doncellas condenados al
sacrificio haciendo que siguieran el recorrido del
hilo hasta la entrada.
Mito del Minotauro
Llevando a Ariadna con ellos, Teseo y sus
compañeros se internaron en el mar hacia Atenas.
En el camino se detuvieron en la isla de Naxos.
De acuerdo con una leyenda, Teseo abandonó a
Ariadna, zarpando mientras ella estaba durmiendo
en la isla; el dios Dioniso la encontró y la consoló.
De acuerdo con otra leyenda, Teseo dejó a
Ariadna en tierra para que se recuperara del
mareo mientras él volvía al barco donde
necesitaba hacer algunos trabajos. Un fuerte
viento lo arrastró a altamar. Cuando finalmente
pudo volver, descubrió que Ariadna había muerto.
Civilización Micénica
Homero utilizó en la Iliada y la Odisea el nombre
de aqueos para designar a los micénicos, quienes
es posible que se identificaran con los pueblos que
llegaron a Grecia hacia el 2000 a.C. como parte de
la migración indoeuropea.
Su momento de mayor esplendor tuvo lugar desde
el 1700 hasta el 1200 a.C. Hacia el 1450 a.C.,
Micenas conquistó Cnosos, en Creta, pasó a
convertirse en el centro de la civilización del Egeo,
tras sustituir a la civilización minoica como su eje
dominante.
Video
Civilización Micénica
Hacia el 1200 a.C., los
micénicos, según parece
gobernados
por
el
legendario rey Agamenón
eran
unos
de
los
principales participantes
en la guerra de Troya,
cuya duración y amplitud
sin duda exageró Homero
en la Iliada.
Civilización Micénica
Poco después, la supremacía de Micenas
llegó a su fin, quizá debido a la rivalidad
interestatal agravada con la invasión, en el
siglo XII a.C., de otro pueblo griego
procedente del norte, el dorio. La ciudad,
aunque más tarde habitada de nuevo, no
recuperó su antiguo esplendor. Hacia el 468
a.C. los habitantes de Argos la sitiaron y
destruyeron, sin que volviera a ser
reconstruida en su emplazamiento original.
La Puerta de los
Leones
Agamenón
En la mitología griega fue rey de Micenas y
jefe de las fuerzas griegas en la guerra de
Troya. Era hijo de Atreo y padeció la
maldición lanzada sobre su casa. Cuando
los griegos se reunieron en Áulide para su
viaje a Troya, se vieron obligados a
retroceder por los vientos adversos. Para
calmar los vientos, Agamenón sacrificó a su
hija Ifigenia a la diosa Ártemis.
Agamenón
Su disputa con Aquiles sobre la princesa
cautiva Briseida y las consecuencias de esa
cólera forman buena parte del argumento de
la Iliada de Homero.
Después de un sitio de diez años, cayó
Troya y Agamenón volvió victorioso a
Micenas. Con él fue la princesa troyana
Casandra, que le había sido concedida por
el ejército griego triunfante.
Agamenón
Clitemnestra, mujer de Agamenón, lo
recibió con expresiones de amor, pero
mientras él estaba en el baño, ella le tendió
una trampa. Egisto, el amante de ella,
golpeó a Agamenón con una espada y,
mientras estaba inconsciente por el golpe,
Clitemnestra lo decapitó con un hacha. Su
muerte fue vengada siete años más tarde
por su hijo Orestes. La historia de la muerte
de Agamenón es contada en la primera
pieza de la trilogía Orestíada, del poeta
griego Esquilo.
Clitemnestra
Hija de Tindáreo, rey de Esparta, y de su mujer Leda. Le
dio a Agamenón cuatro hijos: Electra, Ifigenia, Orestes y
Crisótemis. Después de que Agamenón sacrificara a
Ifigenia para que sus barcos pudieran zarpar hacia
Troya, el amor de Clitemnestra por su marido se
convirtió en odio y mientras éste conducía a las fuerzas
griegas en la guerra de Troya, ella tomó a Egisto como
amante. Cuando Agamenón regresó victorioso con la
princesa troyana Casandra, Clitemnestra buscó
vengarse por la muerte de Ifigenia y, con la ayuda de
Egisto, mató a su marido y a su amante troyana. Junto
con Egisto gobernó durante siete años hasta que ambos
fueron asesinados por Orestes, quien había recibido el
encargo, por parte del dios Apolo, de vengar la muerte
de su padre.
Guerra de Troya
Guerra librada por los griegos contra la
ciudad de Troya. Modernas excavaciones
arqueológicas han revelado que Troya fue
destruida por el fuego a principios del siglo
XII a.C., tradicional fecha de la guerra, y
que ésta pudo haber estallado o bien por
el deseo de saquear esa rica ciudad o por
poner fin al control comercial que Troya
ejercía sobre Dardanelos.
Guerra de Troya
Los míticos relatos de la guerra remontan su origen a
una manzana de oro, dedicada a “la más bella”, que
lanzó Eris, diosa de la discordia, entre los invitados
celestiales a las bodas de Peleo, soberano de los
mirmidones, y Tetis, una de las nereidas. La entrega de
la manzana a Afrodita, diosa del amor, por parte de
Paris, hijo de Príamo, rey de Troya, aseguró a Paris el
favor de la diosa y el amor de la hermosa Helena, mujer
de Menelao, rey de Esparta.
Helena se fue con Paris a Troya y como consecuencia
se organizó una expedición de castigo, al mando de
Agamenón, para vengar la afrenta hecha a Menelao.
Guerra de Troya
Como los troyanos se negaron a devolver a
Helena a Menelao, los guerreros griegos
avanzaron hacia Troya.
El sitio duró diez años y los nueve primeros
transcurrieron sin mayores incidentes. En el
décimo año, Aquiles se retiró de la batalla por un
altercado que tuvo con Agamenón (argumento de
Homero en la Iliada). No obstante, para vengar la
muerte de su amigo Patroclo, Aquiles retomó la
lucha y mató a Héctor, el principal guerrero
troyano. Aquiles muere finalmente en manos de
Paris.
Guerra de Troya
La ciudad de Troya fue tomada finalmente
gracias a que un grupo de guerreros griegos
consiguió entrar en la ciudad ocultándose en el
interior de un gran caballo de madera (Caballo de
Troya). A continuación los griegos saquearon y
quemaron la ciudad.
El retorno de los guerreros griegos a Grecia
también inspiró muchos poemas épicos. El más
famoso de ellos es el de Odiseo, que regresa a
Ítaca después de diez años de difícil travesía, tal
como lo elabora poéticamente Homero en la
Odisea.
El juicio de Paris (c. 1639), de Petrus Paulus Rubens
Descargar

Diapositiva 1