“Ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí”
Cristo se convirtió en su mayor alegría.
De fariseo, celoso de la Ley,
se convirtió en amigo de Jesús
“Apóstol
de Jesucristo”,
le gustaba
llamarse.
La razón de
su vida:
Anunciar
el Evangelio
a todos los
pueblos
Como
una madre
llevaba a sus
comunidades
en el corazón
Sufría
cuando sus colaboradores
se apartaban de Jesús.
Se gozaba
cuando venía en ellos la fe y el amor a Jesús.
La verdad de Jesús fue su bandera
El amor a Jesús su gran ideal
Leyó toda su vida como una gracia
No se avergonzó de la Cruz.
Se abrazó a ella día tras día
Nació en Tarso
hacia el año 8 después de Cristo
Pablo
Tarso está en el Asía Menor.
Hoy, Turquía.
En Tarso dio sus primeros pasos
Todo lo tenía:
Judío y fariseo,
de cultura griega y
ciudadanía romana.
Descendiente de la
tribu de Benjamín.
Pablo
Fue educado
nada menos que
en Jerusalén,
la cuna
del judaísmo
A los pies de Gamaliel aprendió de
memoria el libro de la Ley
Por creer que iba contra la Ley
odió todo lo relacionado con Cristo
Fue testigo del apedreamiento a Esteban,
uno de los amigos de Jesús
Recibió el
encargo
de ir a Damasco
para apresar a los
cristianos de
aquella ciudad
Pero algo grande e inesperado
le ocurrió en el camino
Cuando estaba cerca de Damasco, le envolvió una
gran luz; cayó rostro a tierra….
y oyó una voz que le
decía:
“Saulo, Saulo,
¿Por qué me persigues?”
“¿Quién eres, Señor?.
“Yo soy Jesús,
a quién tú persigues.
Después del encuentro
con Cristo,
Pablo se convirtió en
misionero de Jesús
Pozo de Saulo en la ciudad de Tarso
"¡Ay de mí si no evangelizare!"
“El amor de Cristo me urge siempre”
Viajó sin descanso de una parte a otra del
mundo romano,
sembrando por doquier la fecunda semilla
de la fe en Cristo Jesús.
Desde la comunidad de Antioquía extendió
la novedad del Evangelio al mundo de entonces.
No regateó ningún esfuerzo.
Pasó por toda clase de penalidades
con tal de anunciar
a Cristo.
Su primer viaje
Lo realizó con Bernabé
Enviados por
el Espíritu Santo
se pusieron en camino
Llevaron la Buena Nueva
de la salvación en Jesús,
Fundaron comunidades
Curaron enfermos.
Su segundo viaje
Lo realizó con su compañero Silas
Recorrieron
Frigia
y la región de
Galacia.
El Espíritu
Santo los
encaminó a
Europa
Desde Filipos
Introdujo la Luz del Evangelio en Europa
En este río, llamado Gangiles,
bautizó a Lidia de Tiatira
y nació la comunidad de Filipos
Llegó a Tesalónica
para anunciar la
Alegría de Jesús
A la Iglesia de esta ciudad les
escribió palabras de fe y de amor
entrañables:
Estad siempre alegres.
Orad constantemente.
En todo dad gracias
No extingáis el Espíritu;
no despreciéis las profecías;
examinadlo todo
y quedaos con lo bueno
Que El, el Dios de la paz,
os santifique plenamente…
Fiel es el que os llama
y es él quien lo hará
En Berea fue muy bien
acogido en la sinagoga
En el Areópago de Atenas
les dijo a los atenienses:
En Dios vivimos, nos movemos y existimos
En Corinto dio comienzo a una de
sus comunidades más queridas
A los
corintios les
escribió el
himno más
hermoso del
Amor
Aunque hablara las lenguas
de los hombres y de los ángeles,
si no tengo amor,
soy como bronce que suena o címbalo que retiñe.
..
El amor es paciente, es servicial;
El amor no es envidioso…,
no busca su interés…
se alegra con la verdad.
El amor todo lo cree,
todo lo espera,
todo lo soporta.
El amor no acaba nunca.
Su tercer viaje
Llegó a Éfeso
Con la gracia y la paz de parte de Dios
y del Señor Jesucristo…
Llegó… bendiciendo a Dios, Padre del Señor Jesucristo,
que en El bendice con toda clase de bendiciones…..
Llegó… exhortando a todos a vivir
de una manera digna la vocación
con que han sido llamados
Y entre viaje y viaje…
“llevando en su cuerpo las marcas de Jesús”
“Cinco veces recibí de los judíos cuarenta
azotes menos uno.
Tres veces fui azotado con varas; una vez
apedreado;
tres veces naufragué; un día y una noche pasé
en el abismo...
Viajes frecuentes…
Peligros de
ríos…
salteadores…
Peligros de
los de mi raza;
de los gentiles;
peligros en ciudad…
“peligros en
despoblado..
por mar…
entre falsos
hermanos;
trabajo y fatiga;
noches sin
dormir…
hambre y sed;
frío y desnudez”
Pero en todo momento
sintiendo el consuelo
y la fortaleza de Jesús:
“Todo lo puedo en Aquel que me conforta”
Su último viaje: a Roma
A los romanos les escribió:
”Todos los que
son guiados
por el Espíritu
de Dios
son hijos
de Dios”
“No recibisteis un espíritu de esclavos
para recaer en el temor;
recibisteis un espíritu de hijos adoptivos
que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre!”
“Os exhorto hermanos, por la misericordia de Dios,
que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva,
santa, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual”
Su testamento:
“Estoy a punto de
derramar mi sangre en
sacrificio, y el momento
de mi partida
es inminente,
he peleado el noble
combate, he alcanzado
la meta,
he guardado la fe.
Por lo demás, me
está reservada la
merecida corona
que el Señor,
el justo juez,
me entregará
aquel día.
Gracias, amigo y hermano Pablo.
Tú has sembrado el mundo de amor a Jesús.
Con la Iglesia de todos los tiempos te
recordamos agradecidamente.
CENTRO DE INICIATIVAS DE PASTORAL DE ESPIRITUALIDAD
Avda. Huelgas, 7 - 09001 Burgos –Tlfn. 947 26 42 67
www.cipecar.org
[email protected]
Descargar

Diapositiva 1 - CIPE | Centro de Iniciativas de Pastoral