Clase 18
I.
La Confesión de Pedro
II. Las Puertas del Hades
I. La Confesión de Pedro
Lectura:
Mt. 16:13-28
Mr. 8:27-38
Lc. 9:18-27
Cesarea de Filipo
En la actualidad:
• Paneas
• o Banyas
Monte Hermon
Banias, desde la calle
Banias, la cueva
Lugar de adoración
Lugar de adoración
Lugar de adoración
De la cueva hacia el estacionamiento
Nacimiento del río Hermón
Un afluente del Jordán
Viejo puente Romano, cerca de la cueva
Palacio de Agripa 2
Al fondo, el muro de Banias
Palacio de Agripa
• Alejandro el Grande llegó a Cesarea de
Filipo en año 330 a. C.
• Allí fundó una ciudad griega, y la
convirtió en un centro de adoración a
“Pan”, el dios griego de fertilidad.
• En ese tiempo existía un río muy
caudaloso que emergía de la boca de
la cueva.
• Felipe el tetrarca reinó sobre Gaulinitis,
y luego de capturar el pueblo de Panias
(Paneum) lo renombró Cesarea Filipo.
II. Las Puertas del Hades
• La gente pensaba que los dioses
paganos salían del Hades por
aberturas como esta para bendecir y
hacer fértil tanto a ellos como a la
tierra.
• ¿Habrá sido aquí dónde cayó el
diablo?
• Ritos de adoración y pedidos.

Sacrificios,

Prostitución de todo tipo, Pan
también
• Todo esto produce, y se llama
“Pandemonio”.
• Y temor o “pán”-ico
• A este lugar se le llama: “Las puertas
del Hades”.
• Fue aquí dónde Pedro reconoce que
Cristo es el hijo del Dios viviente.
• Quizás un contraste con el falso dios
“Pan”.
• Sobre esta roca:

Pedro

Confesión (¿I P. 2:4-8?)
• La roca misma, que el evangelio iba a
llegar hasta las puertas del Hades.
Aquí Cristo trajo a los discípulos para
esta confesión.
¿Por qué?
• ¿Para qué son las puertas de la
ciudad?

Para la defensa.

No son para el ataque.
• Entonces, Cristo ataca las puertas del
Hades con:

Su persona.

Su poder.

Su muerte y resurrección.
• Debemos atacar el reino de la
oscuridad con las mismas armas.
La promesa es que las puertas del
Hades no prevalecerán contra
nosotros.
Mt. 16:21 - Jesús reprende a Pedro, que
no acepta este plan de Dios — es
influenciado por Satanás
Lectura:
Lc. 9:23-26
• Quizás en Lc. 9:23-25 Jesús se esté
dirigiendo a los adoradores del dios Pan.
• Y en Lc. 9:26 lo haga a sus discípulos que
están avergonzados de lo que le está
gritando a la multitud.
• Usted …
• ¿Está en la guerra?
• ¿Está hablando de Cristo?
• ¿Está negándose a sí mismo?
• ¿Está siguiendo el plan de Cristo o
el de Satanás?
Descargar

Document