Decálogo del asaltado
argentino
Sobre una realidad que nadie quiere pero a la
que muchos se están acostumbrando…
Comprender
1- El asaltado debe convencerse
de que el asaltante está
amparado por los Derechos
Humanos y que si delinque
es por ausencia de
discernimiento y por traumas
derivados de la marginalidad
a que lo sometió la injusta
sociedad que lo abandonó.
No prejuzgar
2- El asaltado debe, en todo
momento, juzgar al
asaltante como un menor
juguetón, enfermo y
urgido de rehabilitarse o
como un desempleado
en búsqueda de sustento
familiar.
No resistir
3- Enfrentado al
victimario, la
víctima debe
asumir la noviolencia, porque
la defensa propia,
la de la familia y
la de su
propiedad son
No denunciar
4- El asaltado debe
abstenerse de
presentar denuncia
para no alterar la cifra
estadística, según la
cual, la ola delictiva
está en declinación.
No comprometer
5- El asaltado debe evitarle
a los policías el
compromiso de arrestar
al asaltante, impidiendo
así que sean dados de
baja por apremios
ilegítimos en contra de
una víctima de la
sociedad y de las
circunstancias que lo
llevaron a delinquir.
Agradecer
6- El asaltado debe
conservar perpetua
gratitud si el asaltante
le permite seguir con
vida, pues sólo le ha
robado, apuñalado o
aterrorizado a toda su
familia.
No demandar
7- El asaltado debe renunciar a interponer acciones
legales contra el asaltante para evitarse pérdida de
tiempo, honorarios de abogado y vendettas de parte de
los delincuentes.
Un mal necesario
8- El asaltado debe evaluar
al asaltante como un mal
necesario para la
sociedad, equivalente a:
narcotraficantes,
proxenetas, políticos
corruptos, etc.
Silencio
9- El asaltado debe
guardar silencio para
evitar alarma pública
que pudiera dañar la
imagen del Poder
Ejecutivo.
Apoyar y alentar
10- El asaltado debe
apoyar el
mejoramiento de las
condiciones de vida
del asaltante y sus
compinches que
pudieran estar en la
cárcel y aplaudir las
decisiones
gubernamentales de
dejarlos en libertad;
de yapa, manifestarse
en contra de la pena
de muerte.
Si esto no es el fin;
¿el fin dónde está?
Ricardo Faggella
Uno más que las tiene llenas…
Me parece que falta alguna consideración con respecto al trato
prudente a tener con algún "chico" violador. Seguirá en próximo
episodio.
Gracias Cristina!
Cada día te queremos más.
Descargar

Diapositiva 1