Marcia
Julio 2003
Querer y amar,
son dos sentimientos distintos,
que no se pueden comparar,
y mucho menos confundirlos.
Querer, es un sentimiento,
que nos lo puede inspirar cualquiera;
amar, es todo lo contrario,
nace únicamente para una sola persona.
Querer, es más superficial,
más suave, más ligero;
amar, es más profundo,
más sublime, más fuerte, más inmenso.
¡No! Querer y amar no es igual …
Querer a alguien no inspira las mismas
emociones que te inspira ese alguien al
que amas,
ni hace que tu corazón solo al oír su
nombre, acelere sus palpitaciones.
Querer a alguien no te hace soñar, ni
tiene la magia de hacerte ver la vida
color de rosa;
amar a alguien, sin tocarte te hace
vibrar, y te hace sentir en el estómago
mariposas.
Querer, es sentir algo bonito
cuando compartes con alguien un momento;
amar, es entregar por completo
y un minuto quisieras que fuera eterno.
Podemos querer todos,
pero amar solo sabemos hacerlo aquellos,
que podemos sentir la diferencia …
¡inigualables sentimientos!
Querer … es dar a medias
Amar … ¡es darlo todo!
Descargar

Diapositiva 1