Para Mi Esposo
Asbel Fuentes
En Nuestro Aniversario
Veinticuatro años han
venido y se han ido
desde la tarde del 25 de
agosto de 1985, cuando
unimos nuestras vidas
en un pacto
matrimonial…
No fue un
compromiso basado
en emociones
efímeras ni en deseos
egoístas. Sino
respaldado por una
voluntad firme de
amarnos y de ser
fieles el uno al otro,
hasta la muerte.
Aun recuerdo tus
palabras: “Yo no tengo
nada material que
ofrecerte, ni siquiera te
pido nada, solo quiero
vivir para amarte y me
voy a esforzar por
hacerte feliz.
¡Gracias a Dios por ti!
Porque has cumplido
esa promesa con
creces. Gracias por
vivir desprendido de ti
mismo, pensando
siempre en mi
bienestar, el de tus
hijos y de los demás.
Gracias a Dios... porque
nuestro hogar es de paz,
porque el amor ha sido
uno de los pilares que lo
ha sostenido... sin celos,
desconfianzas, secretos o
censuras.
Gracias... por haber
aceptado a mis padres
y hermanos como si
fueran los tuyos, y por
esos detalles de
atención hacia ellos,
tan importantes para
mí, que nunca podré
olvidar.
¡Gracias a Dios por ti!
Porque endulzas mi vida,
porque me inspiras
confianza, por
conocerme tan bien...
porque tu amor es
profundo y sólido…
¡Gracias a Dios por ti!
Porque puedo sentir el
firme y quieto afecto que
brota de tu corazón
dedicado; dedicado a mí,
a mis hijos, a mi
felicidad...
Gracias a Dios... por
unir nuestras vidas,
porque eres un regalo
muy valioso para mí…
Porque tenemos un
mismo ideal y una
misma meta…
Gracias a Dios porque en la rutina y las luchas
de la vida, nuestro amor sigue sin disminuir…
Sé que nuestra relación se
conforma al magnífico
diseño divino, por eso…
¡Gracias a Dios
por ti!
¡Feliz Aniversario
A un esposo
Especial!
Descargar

Regalo