Catedral de Santiago de Compostela
Es un templo católico
construido en estilo románico,
aunque modificado
en el Renacimiento
y el Barroco.
Es desde la Edad Media
uno de los principales
centros de peregrinación,
al que se acude para visitar
la tumba
del Apóstol Santiago.
Santiago de Compostela
está en la comunidad autónoma de Galicia,
al noroeste de la península Ibérica.
La catedral tiene planta
de cruz latina.
Los dos brazos de la cruz
tienen tres naves;
el ábside tiene girola y
capillas radiales;
de ese modo se facilita
la circulación fluida de los
peregrinos.
Los arcos son de medio punto;
la nave central está cubierta
por una bóveda de cañón.
Sobre las naves laterales
se construyó una tribuna
abierta a la nave central.
Cuando en el siglo IX se
descubrieron los restos del
Apóstol Santiago, Alfonso II
de León ordenó construir una
basílica, pero fue destruida
durante una incursión
musulmana, al mando de
Almanzor, en el año 997.
Para sustituirla, el obispo Diego Peláez mandó levantar la
actual catedral en 1075, en tiempos del Rey Alfonso VI de
Castilla.
Los maestros Bernardo el Viejo y Roberto iniciaron la
construcción; el maestro Mateo fue el escultor del Pórtico
de la Gloria.
Según la tradición, Santiago el Mayor,
discípulo de Jesucristo, había sido
enterrado en la península Ibérica, que
antes había evangelizado.
Un ermitaño encontró en el siglo IX un
sepulcro con los restos humanos que el
obispo Teodomiro atribuyó al apóstol.
Según la leyenda, el ermitaño fue
guiado por una estrella, y de ahí el
nombre de Compostela, derivado de
Campus stellae.
Parece, sin embargo, que el nombre
procede en realidad de compositum, o
sea, cementerio, pues el lugar del
hallazgo fue una necrópolis celta y
romana.
Su uso era religioso,
albergaba los restos
del apóstol Santiago
y acogía a los peregrinos
que acudían
a rendirle culto.
Hoy día se mantiene ese uso,
pero es también
un gran atractivo turístico
para la ciudad.
La estructura sigue siendo románica, pero ha habido
modificaciones en la catedral, sobre todo en los siglos
XVII y XVIII, cuando en época barroca se recubrieron las
torres y muros exteriores.
La modificación barroca
más importante la hizo el
arquitecto Casas y Novoa
en la fachada del
Obradoiro, que es la
entrada principal de la
catedral.
Las peregrinaciones
son viajes a lugares sagrados por motivos religiosos.
En la Edad Media fueron muy importantes,
y estaban relacionadas con el culto a las reliquias.
Juan Pablo II,
ante los restos del Apóstol,
en la catedral de Santiago de Compostela
Las reliquias son restos humanos, ropajes u objetos
pertenecientes a figuras sagradas,
y se les atribuyen cualidades milagrosas.
El Camino de Santiago, llamado también Ruta Jacobea,
era una de las más importantes vías de peregrinación.
Atravesaba todo el norte de la península Ibérica,
desde los Pirineos hasta Santiago de Compostela,
pero había rutas desde toda Europa que iban a conectar
con él.
El Camino de Santiago
tuvo importantes
consecuencias culturales,
pues gracias a él
se difundieron el románico
y el gótico.
También tuvo
repercusiones económicas,
pues a lo largo del Camino
aparecieron o crecieron
pueblos y ciudades
con comercios, hospederías,
talleres, etc.
para atender
a los peregrinos.
El Pórtico de la Gloria es la principal entrada interior
a la catedral de Santiago de Compostela;
la esculpió el Maestro Mateo.
En el tímpano central se representa a Cristo resucitado,
mostrando sus estigmas,
rodeado por los cuatro evangelistas
y ángeles con los instrumentos de la Pasión de Cristo:
la lanza, la cruz, la corona de espinas...
Bajo ese tímpano, en el parteluz,
hay una escultura del apóstol Santiago
acogiendo a los peregrinos.
Es una obra maestra
de la escultura románica,
en transición al gótico
La Unesco declaró Santiago de Compostela
Patrimonio de la Humanidad
por el papel fundamental del Camino de Santiago
en el intercambio cultural y religioso y el desarrollo
durante la Edad Media,
y porque es testigo de la influencia de la fe cristiana entre
todas las personas de todas las clases y países de Europa
durante la Edad Media.
Descargar

Diapositiva 1