A lo largo de estos años y
como suele ocurrir con las
obras arquitectónicas de gran
magnitud, el Colón ha sufrido
una serie de modificaciones a
lo largo de sus 99 años, como
las ampliaciones de las salas
de ensayo, vitales para dar
abasto a su programación de
creciente intensidad y las que
se efectúan aún hoy día.
Está totalmente tratado según las
reglas artísticas que configuran el
llamado Renacimiento Francés;
presentando todos los elementos
arquitectónicos de esa época;
basamentos sobrios bien definidos
semejantes al orden ático-griego que
constan de planta baja y primer piso,
intercolumnios monumentales con
capiteles jónicos y corintios con sus
multiformes variantes unifican los
pisos segundo y tercero; los vanos y
aberturas están tratados con arcos,
arquitrabes del más rico diseño; en
síntesis muestra los elementos
imprescindibles y característicos del
llamado "estilo francés", que llenan
toda época de la historia del arte.
Consta de las siguientes
dependencias: entrada principal,
gran hall y escalinatas de honor,
Biblioteca, Museo, Galería principal,
escalinatas al primer piso, foyer
correspondiente a la platea, sala de
espectáculos, galería de los bustos,
salón dorado, salón blanco y Palcos
especiales.
La cúpula de este gran "hall" de
acceso está coronada por un grupo
de bellísimos "vitraux" de gran
colorido y transparencia, que
permite una estupenda luminosidad
natural al amplio recinto.
La sala, en forma de
herradura, cumple con las
normas más severas del
teatro clásico italiano y
francés. La excelencia de la
acústica ha sido objeto de
reconocimiento
internacional. En cuanto al
color, toda la sala está
tratada con el mismo criterio,
utilizando tonos cálidos
derivados del rojo y del
dorado. La alfombra y el
tapizado de las butacas son
de terciopelo “sangre de
dragón”.
En la década del
sesenta, se decidió
pintar nuevamente la
cúpula y el trabajo le
fue encargado al pintor
argentino Raúl Soldi. La
obra fue concebida
como un “suave ballet
policromo...” que
representa la vida
teatral en diferentes
aspectos.
Fundo musical: Valsa, Op. 39, Nº 2, Johannes Brahms ( 1833 – 1897 )
Descargar

Diapositiva 1