Sinceramente felicitamos a
todos los padres presentes
y les deseamos pasen éste,
y todos los días que siguen,
disfrutando de su relación
familiar, que incluye en
forma especial a sus hijos
e hijas.
Tal parece que los papás
de hoy ya no son como los
de antes.
ILUSTRACIÓN:
Hace algunos meses…
Pero vea usted la
diferencia ahora. Hace
unas pocas semanas…,
Yo creo que la visión de
Dios para la paternidad
no ha cambiado.
Génesis
27:1-46.
El pasaje narra el
episodio a través del
cual Isaac dio su
bendición, como
padre, a su hijo
Jacob.
Los padres tenemos
que estar perfectamente
conscientes de la
importancia de la
bendición que damos -o no damos -- a nuestros
hijos.
¿Sabes cuáles son
los ingredientes de
la bendición de un
padre para sus hijos?
CONSIDEREMOS
LA HISTORIA
QUE ILUSTRA
ESTE CONCEPTO
A. Isaac tenía cuarenta
años de edad cuando se
casó con Rebeca…,
…. y pasaron veinte años antes
de que llegaran a este mundo
sus dos hijos gemelos, Esaú y
Jacob.
Estos, aunque eran gemelos,
no podrían haber sido más
diferentes el uno del otro.
Para cuando llegamos al
capítulo 27 del Génesis, Isaac
tiene alrededor de 120 años y
decide que es tiempo de dar a
su hijo su bendición.
En el caso de un padre judío, la
bendición era el símbolo de la
entrega formal que un padre
hacía de la autoridad y
liderazgo que él había ejercido
en la familia hasta ese
momento; …
…esta bendición era para el hijo
mayor, y como el hijo mayor
asumía, de ahí en adelante, el
liderazgo de la familia con
todas sus responsabilidades,
recibía también una doble
porción de la herencia del
padre.
…esta bendición era para el hijo
mayor, y como el hijo mayor
asumía, de ahí en adelante, el
liderazgo de la familia con
todas sus responsabilidades,
recibía también una doble
porción de la herencia del
padre.
Leemos en Génesis 27:1-4:
B. Leamos también los
versículos 5 al 18 para que
captemos la realidad de
lo acontecido.
Continuando con la narración,
los versículos 19 y 20 nos
muestran a Jacob respondiendo
la pregunta de su padre,
diciendo,
Isaac se sorprendió, sin llegar
realmente a sospechar nada
extraño, y volvió a preguntar,
En los versículos 21 al 26 hay
detalles muy interesantes.
Por ejemplo, vemos a Isaac
tratando de asegurarse de no
cometer un error, cuando dice:
“21 E Isaac dijo a Jacob:
Acércate ahora, y te palparé,
hijo mío, por si eres mi hijo Esaú
o no.”
Y luego sigue diciendo, en los
versos 22 y 23, “ 22 Y se acercó
Jacob a su padre Isaac, quien le
palpó, y dijo: La voz es la voz
de Jacob, pero las manos, las
manos de Esaú.23 Y no le
conoció, porque sus manos eran
vellosas como las manos de
Esaú; y le bendijo.”
Ya un poco más tranquilo por
haber creído reconocer a su hijo
Esaú, Isaac comió de aquellos
sabrosos guisados que Jacob le
acercara.
C. El otorgamiento de la
bendición en sí lo
encontramos en los
versículos 27 al 29.
Después de recibir su bendición,
Jacob salió de la presencia de su
padre. Apenas había salido éste
cuando llegó Esaú con la caza
que había cobrado para hacer
guisados a su padre. Así que
Esaú preparó la comida y la
trajo a su padre, quien ya
estaba reposando.
Al darse cuenta ambos de
que algo extraño había
acontecido, sospechando
un engaño, se da una
dramática escena que es
descrita a continuación.
Los siguientes cinco elementos
integran La Bendición que un
padre puede dar -- o no -- a
sus hijos.
Considerémoslos brevemente.
El primer ingrediente es …
UN CONTACTO
FÍSICO
SIGNIFICATIVO
A. “En los hogares del
Antiguo Testamento, el
contacto físico era un
elemento esencial al
otorgar la bendición.
Esto sucedió con Isaac
cuando quiso bendecir a su
hijo. En Génesis 27:26 leemos
que Isaac dijo: ‘Acércate
ahora, y bésame, hijo mío’.
Durante los tiempos de Jesús
sabemos que las gentes
(Marcos 10:13 y 16) “13 … le
presentaban niños para que
los tocase…”
B. Es muy importante que
nosotros tomemos nota de
este importante
ingrediente.
Lo cierto es que no importa
la edad que tengamos,
todos necesitamos cariño.
Y un abrazo, y un beso, es
una de las mejores maneras
de comunicar amor y
aceptación.
UNA EXPRESIÓN
VERBAL QUE
COMUNIQUE
AFECTO Y AMOR.
A. Escuche usted las
palabras de Isaac cuando
da ‘la bendición’ a su hijo
Jacob. “Mira, el olor de mi
hijo, como el olor del
campo que Jehová ha
bendecido…”
B. Siempre hay lugar para
una crítica constructiva
pero es definitivamente
más importante que haya
palabras de amor y de
afirmación.
No esperes hasta
que sea
demasiado tarde
para decirlas.
UNA EXPRESIÓN
DE PROFUNDA
VALORACIÓN
A. Valorar a una persona
significa ‘darle honor’.
Las palabras de bendición
dadas a una persona deben
llevar consigo el mensaje de
que esa persona es valiosa y
que tiene buenas cualidades
“Dios, pues, te dé del
rocío del cielo, y de las
grosuras de la tierra,
y abundancia de trigo
y de mosto.”
¿Qué le está diciendo?
Le está diciendo
“Tú eres tan especial
que Dios te va a dar
simplemente lo mejor.”
B. Por supuesto que esta
expresión de profunda
valoración no es dada
solamente a través de las
palabras sino que es
también comunicada a
través de nuestros hechos.
C. Creo que la lección es
clara, así que
aprendámosla.
Avancemos al
cuarto ingrediente.
Se trata de …
LA DESCRIPCIÓN
DE UN FUTURO
ESPECIAL
A. Éste es el cuarto
ingrediente. El v. 29 dice,
“Sírvante pueblos, y naciones se
inclinen a ti; sé Señor de tus
hermanos, y se inclinen ante ti
los hijos de tu madre. Malditos
los que te maldijeren y
benditos los que te bendijeren"
Esa es una
responsabilidad
importante,
y está a cargo
de los padres.
Creo que todos
conocemos el pasaje de
Proverbios 22:6, que dice:
“Instruye al niño en su
camino, y aun cuando fuere
viejo no se apartará de él.”
La aplicación espiritual
popular es que los padres
debemos iniciar y llevar a
nuestros hijos por los caminos
de Dios, para que los
aprendan bien, y cuando
sean mayores, no se aparten
de ellos.
Los padres debemos ayudar
a los hijos a encontrar su
lugar en la vida, que
descubran quiénes son y
para qué están en esta
tierra; que sepan que Dios
los creó y, por tanto, son
especiales para Dios.
B. Y procuremos no
cometer el error que todos
los padres nos vemos
tentados a cometer,…
,… es decir, hacer que
nuestros hijos sean lo que
nosotros queremos que
sean, en lugar de que sean
aquello para lo cual Dios
los ha equipado.
EL COMPROMISO
ACTIVO DE PARTE
DEL PADRE
Éste habla de la
responsabilidad
que va implícita
al impartir
la bendición.
¿Por qué es tan
importante el
compromiso activo
como ingrediente
de ‘la bendición’?
Porque las palabras solas no
pueden comunicar la
bendición de una manera
completa; necesitan estar
respaldadas por acciones de
parte del padre, que
demuestren que él está
comprometido a hacer todo lo
que esté de su parte para
ayudar a quien ‘bendice’ a
tener éxito.
1. Un contacto físico significativo.
2. Una expresión verbal que
comunique afecto y amor.
3. Una expresión de profunda
valoración.
4. La descripción de un futuro
especial.
5. El compromiso activo de parte
del padre.
“¡Papá, por favor,
dime que me
amas, por favor!”
“Papá, por favor, despierta”.
Los desgarradores sollozos de Brian
se hicieron eco en el pasillo del
hospital. Su llanto hablaba de una
increíble sensación de pérdida; no
sólo de la pérdida física de su
padre sino, como sucede con
muchas otras personas, la
sensación de haber perdido toda
posibilidad de recibir ‘la bendición
paterna’. (La Bendición, Gary Smalley y John Trent.
Editorial Betania. 1990. Minneapolis, Mn. Pp. 9-11.)
Mi estimado hermano,
no desaproveches tu
oportunidad ahora,
AHORA MISMO.
Y que Dios nos bendiga
a todos.
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey