CONTEXTO
HISTÓRICO
(Lucas 1,1-4)
Puesto que muchos han intentado
narrar ordenadamente las cosas que se
han verificado entre nosotros,
tal como nos las han transmitido los que
desde el principio fueron testigos oculares
y servidores de la Palabra,
he decidido yo también, después de haber
investigado diligentemente todo desde
los orígenes, escribírtelo por su orden,
ilustre Teófilo, para que conozcas la
solidez de las enseñanzas que has recibido.
 El
año 80 d. C. Lucas,
 quiso re-escribir
(epejeíresan=“han intentado”,
connotaciones negativas)
 la historia de Jesús y de su
movimiento,
 siguiendo modelos cristianos
 y helenistas anteriores: Lc. 1,1-4
ESTURCTURA
LITERARIA
¿Quién Bautizó a Jesús?
Marcos
Y sucedió que por
aquellos días vino Jesús
desde Nazaret de Galilea,
y fue bautizado por
Juan en el Jordán. En
cuanto salió del agua vio
que
los
cielos
se
rasgaban y que el
Espíritu, en forma de
paloma, bajaba a él. Y se
oyó una voz que venía
de los cielos: «Tú eres
mi Hijo amado, en ti me
complazco.»
(1,9-11)
Mateo
Entonces
aparece
Jesús, que viene de
Galilea al Jordán donde
Juan,
para
ser
bautizado por él. Pero
Juan
trataba
de
impedírselo diciendo:
«Soy yo el que necesita
ser bautizado por ti, ¿y
tú vienes a mí?»
Jesús le respondió:
«Déjame ahora, pues
conviene
que
así
cumplamos
toda
justicia.» Entonces le
dejó.
Bautizado Jesús,..»
Lucas
Sucedió que cuando
todo el pueblo estaba
bautizándose,
bautizado
también
Jesús y puesto en
oración, se abrió el
cielo, y bajó sobre él el
Espíritu Santo en forma
corporal, como una
paloma; y vino una voz
del cielo: «Tú eres mi
hijo; yo hoy te he
engendrado.»
(3,21-22)
Clave TEMPORAL (Lc. 16,16)
La Ley y los profetas llegan hasta
Juan (tiempo de Israel);
desde ahí comienza a anunciarse la
Buena Nueva del Reino de Dios
(Tiempo de Cristo),
y todos se esfuerzan con violencia
por entrar en él (Tiempo de la
Iglesia).
Historia de la Salvación:
Tres tiempos (Lc. 16,16)
Iglesia
CRISTO
Israel
Clave ESPACIAL (Hch. 1,8)
Recibiréis la fuerza del Espíritu
Santo, y seréis mis testigos
en JERUSALÉN, en toda
Judea
y SAMARIA,
y hasta los CONFINES de
la tierra
Tres Pentecostés
Hch. 1,8
Testigos
Jerusalén
Samaría
Confines
Pentecostés
Hch. 2
Judíos
Hch. 8
Samaritanos
Hch. 10
Paganos
Discursos
Hch. 2 Pedro
Hch. 7
Esteban
Hch. 10
Pedro
TEOLOGÍA
“Eselentísimo señor Lucas:
Al
resibo
de
la
presente
esperamos que esté usté bien de
salú. Nosotros bien grasias a Dios.
El motibo de la presente es
para decirle que semos cuatro
pastores de Licaonia que le
escrebimos por medio de Teodoro
que es el escritor del pueblo
para darle las grasias por lo que usté
dice de los pastores que fueron los
primeros en enterarse de que había nasío
el Mezía porque toda la gente se mete con
nosotros disiendo que nuestras obejas
destrosan los campos
y usté dise que no semos malos sino
que estamos siempre trabajando hasta de
noche y por eso escuchamos a los
hangeles.
Sus seguros serbidores Cloro Apolo Tirino y
Calisto.”
“Un grupo de MUJERES cristianas
de Corinto saluda a su hermano Lucas en
el Señor.
La lectura de tu evangelio ha
supuesto para nosotras una gran alegría.
Finalmente, después de tantos años en
la comunidad, encontramos alguien que
sintonice con nuestras reivindicaciones y
exponga claramente la importancia de
las mujeres en la Iglesia.
El que comiences tu relato con figuras
tan importantes como Isabel, María,
Ana, demuestra la exactitud de nuestra
opinión. Y el papel destacado que
ocupan otras mujeres durante la
actividad misionera de Jesús es una
prueba más de lo que decimos. Se
puede afirmar, sin lugar a dudas, que
sin esas mujeres de las que hablas
habría sido imposible la obra redentora
de Jesús.
Comprendemos que él, condicionado por una
cultura anticuada y una sociedad que infravalora
a la mujer, no podía hacer más de lo que hizo.
Pero nos parece inadmisible que en una región
moderna y culta como Acaya, y especialmente
aquí en Corinto, nos traten de forma indigna y
humillante, obligándonos al uso del velo,
prohibiéndonos hablar en las asambleas y
repitiéndonos hasta la saciedad que el varón
refleja la imagen de Dios y la mujer se limita a
reflejar la imagen del marido.
Estamos convencidas de que Jesús no habría
actuado de ese modo. Y sin llegar a los extremos de
algunas, que piensan que Jesús habría elegido entre
nosotros seis mujeres y seis varones, creemos que los
responsables de la comunidad y todos sus miembros
deberían sacar las consecuencias de lo que escribes en
tu evangelio.
Ojalá se realice pronto esa aspiración de María, la
madre de Jesús, de que el Señor deponga a los
poderosos varones de sus tronos y exalte a las
humildes
mujeres
al
puesto
que
nos
corresponde. Esperamos que la lectura de tu obra
contribuya a fomentar ese deseo y crear esa
mentalidad”.
“A mi querido hermano Lucas, que la gracia y la
paz de Dios nuestro Padre y de Jesucristo nuestro
Señor estén contigo.
La lectura de tu evangelio ha suscitado en mí una
profunda inquietud espiritual, y desearía que me
aconsejases en lo que debo hacer.
Soy un RICO comerciante, convertido hace pocos
años a la fe en Jesús. Hasta ahora, mi excelente
posición económica no me había creado problemas
de conciencia. He procurado hacer frecuentes
limosnas a los pobres y atender a las necesidades de
los hermanos que pasan dificultades.
Pero la lectura de tu evangelio me ha
obligado a preguntarme si es eso suficiente.
Al escuchar la maldición de Jesús sobre los
ricos,
sentí
miedo
y,
lo
confieso
humildemente, cierta rebeldía contra una
condena tan radical. Pero luego, al leer lo que
le ocurrió a Zaqueo, me vi reflejado
plenamente. Soy rico, es posible que gran
parte de mi riqueza no sea justa, pero deseo
que la salvación del Señor entre en mi casa,
como entró en la de aquel recaudador de
impuestos.
Mi única duda es cuánto debo devolver
a los pobres y cuánto debo conservar
para mantener el negocio y mi familia.
El mes próximo debo ir a Éfeso para
asuntos de mi negocio. ¿Podrías
dedicarme un rato para ayudarme a
descubrir lo que el Señor quiere de mí?”
“Sólo quiero decirte, hermano Lucas,
el bien que me hizo escuchar tu
parábola de los dos hijos, el que se va
de casa y el que se queda, y la actitud
del PADRE para con ellos.
Yo no tengo dos hijos, sólo uno.
Hace más de un año que se fue de
casa y tengo entendido que vive de
mala manera.
He llegado a odiarlo por su ingratitud y
por lo que nos ha hecho sufrir a su
madre y a mí. Pero al saber lo que Dios
hace con el hijo perdido, al ver cómo lo
recibe con un abrazo y lo perdona, he
caído en la cuenta de que yo también
tengo que perdonar y amar. Pide tú al
Señor para que un día vuelva y
encuentre en mí el cariño de un padre”.
MARÍA
María en los Evangelios
Marcos
(6,4)
«Un profeta sólo
en su PATRIA,
Mateo
(13,57)
Lucas
(4,24)
«Un profeta sólo
en su PATRIA
«Ningún profeta
es bien recibido
en su PATRIA.»
entre sus
PARIENTES
y en su CASA
carece de
prestigio.»
y en su CASA
carece de
prestigio.»
Anunciación
Zacarías (1,5-25)
María (1,26-38)
Zacarías (varón)
María (mujer)
Templo Casa
Sacerdote Laica
Jerusalén Nazaret
Anunciación
Viejo
Jóven
Estéril
Virgen
Ve al ángel
Incrédulo
Oye al ángel Cuestiona
Mudo
Canta
Visitación
Arca (2 Sm. 6,5.9.11)
Isabel (Lc. 1,39-45)
David y toda la casa de Israel
bailaban delante de Yahveh con
todas sus fuerzas, cantando con
cítaras, arpas y cimbalillos.
Aquel día David tuvo miedo de
Yahveh y dijo: «¿Como voy a llevar
a mi casa el arca de Yahveh?»
El arca de Yahveh estuvo en casa
de Obededom de Gat tres meses y
Yahveh bendijo a Obededom y a toda
su casa.
En aquellos días, se levantó María
y se fue con prontitud a la región
montañosa, a una ciudad de Judá;
entró en casa de Zacarías y saludó a
Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó
Isabel el saludo de María, saltó de
gozo el niño en su seno, e Isabel
quedó llena de Espíritu Santo; y
exclamando con gran voz, dijo:
«Bendita tú entre las mujeres y
bendito el fruto de tu seno; y ¿de
dónde a mí que la madre de mi
Señor venga a mí? Porque, apenas
llegó a mis oídos la voz de tu saludo,
saltó de gozo el niño en mi seno.
¡Feliz la que ha creído que se
cumplirían las cosas que le fueron
Anunciación
Zacarías
AT
Nacimiento
Juan
PROMESA
Anunciación
María
VISITACIÓN
NT
CUMPLE
Nacimiento
Jesús
Evangelio
abre y cierra
“templo”.
Hechos
abre y cierra
“casa”.
HECHOS
Desafío:
“proclamar”
Siete (diákonos)
Doce (predican)
EVANGELIO
Desafío:
“escuchar”
Marta (diákono)
María (escucha)
Lo crucificaron
por contar
parábolas…
Los oficios… (Eclo. 38,24-33)
La sabiduría del escriba se adquiere en los ratos
de sosiego, el que se libera de negocios se hará
sabio.
¿Cómo va a hacerse sabio el que empuña el arado, el
que conduce bueyes y no sabe hablar más que de
novillos? De igual modo todo obrero o artesano, que
trabaja día y noche... También el herrero, atento a los
trabajos del hierro... De igual modo el alfarero sentado
a su tarea... Sin ellos no se construiría ciudad alguna, ni
se podría habitar ni circular por ella.
Mas para el consejo del pueblo no se les busca,
ni se les distingue en la asamblea. No se sientan en sitial
de juez, ni meditan en la alianza del juicio. Ni se les
encuentra entre los que dicen máximas.
Eclo. 39,1-4
No así el que aplica su alma a
meditar la ley del Altísimo. La
sabiduría de todos los antiguos
rebusca, a los profecías consagra
sus ocios, en los repliegues de las
parábolas penetra,
busca
los
secretos
de
los
proverbios y en los enigmas de las
parábolas insiste.
En medio de los grandes ejerce su
servicio, ante los jefes aparece...
“cambio de paradigmas” (T. Kuhn)
Así dice Yahveh: tomaré de
la copa del alto cedro, de
la punta de sus ramas
escogeré un ramo y lo
plantaré en una montaña
elevada y excelsa: en la
alta montaña de Israel lo
plantaré. Echará ramaje y
producirá fruto, y se hará
un
cedro
magnífico.
Debajo de él habitarán toda
clase de pájaros, morarán a
la sombra de sus ramas.
(Ez. 17,22-23)
“¿A qué es semejante el
reino de Dios? Es
semejante a un grano
de mostaza que tomó
un hombre y lo puso en
su huerto. Creció hasta
hacerse árbol y las aves
del cielo anidaron en
sus ramas.»
(Lc. 13,18-19)
«El Reino de los Cielos es
semejante a la levadura que
tomó una mujer y la metió en
tres medidas de harina, hasta
que fermentó todo.»
(Lc. 13,20)
Mt. 16,6
Jesús les dijo:
«Abrid los ojos y
guardaos de la
levadura de los
fariseos y saduceos.»
1 Corintios 5,6-7
¿No sabéis que un poco de
levadura fermenta toda la
masa?
Purificaos de la levadura,
para ser masa nueva;
pues sois pan sin levadura.
“La parábola da que pensar” (P. Ricoeur)
 Jesús
no entregó catecismos,
sino parábolas…
 Instrumental universitario…
 Revolución científica y/o
cambios de paradigmas…
 Mostaza y Levadura,
según Plinio el Viejo…
Parábolas de la misericordia (Lc.15)
Publicanos
1 Oveja
Jesús
Pastor
Pecadores
99 ovejas
1 dracma
Mujer
9 dracmas
Menor
Padre
Mayor
Parábolas de la misericordia (Lc. 15)
Publicanos Jesús Pecadores Lugar
1 Oveja
1 dracma
Menor
Pastor 99 ovejas
Fuera
Mujer 9 dracmas Dentro
Padre
Mayor
Dentro
 CON-texto:
 TEXTO:
 CLAVE
situación: Lc. 15,1-2
parábolas: Lc. 15,3ss
“RABÍNICA”
Cuando una parábola tiene dos
historias, el acento está en la
segunda.
Lo mataron
por la forma
de comer…
Lucas 14
1 Habiendo ido en sábado a casa de uno
de los jefes de los fariseos para comer,
ellos le estaban observando.
2 Había allí, delante de él, un hombre
hidrópico.
3 Entonces preguntó Jesús a los legistas y
a los fariseos: «¿Es lícito curar en
sábado, o no?»
7 Notando cómo los
invitados elegían los
primeros puestos, les dijo
una parábola: 8 «Cuando
seas convidado por alguien
a una boda, no te pongas
en el primer puesto.
12 Dijo también al que le
había invitado: 13 Cuando
des un banquete, llama a
los
pobres,
a
los
lisiados, a los cojos, a
los ciegos.»
16 «Un hombre dio una gran cena y
convidó a muchos; 17 a la hora de la
cena envió a su siervo a decir a los
invitados: "Venid, que ya está todo
preparado."
18 Pero todos a una empezaron a
excusarse. El primero le dijo: "He
comprado un campo y tengo que ir a
verlo; te ruego me dispenses.“ 19 Y
otro dijo: "He comprado cinco yuntas
de bueyes y voy a probarlas; te ruego
me dispenses.“ 20 Otro dijo: "Me he
casado, y por eso no puedo ir."
21 «Regresó el siervo y se lo
contó a su señor. Entonces,
airado el dueño de la casa, dijo
a su siervo: "Sal en seguida a
las plazas y calles de la ciudad,
y haz entrar aquí a los pobres
y lisiados, y ciegos y cojos."
Las comidas de Jesús
Pecadores
Fariseos
Discípulos
Tema: misericordia
Tema: pureza =
mala interpretación
de la Ley
Tema: compartir el
destino de Jesús
Simón: 7,36-50
Cena de despedida:
Leví: 5,27-39
22,14-38
Fariseo:
11,37-54
Parábolas: 15
Jefe fariseo: 14,1-24 Emaús: 24,13-35
Zaqueo: 19,1-10
Con once: 24,36-52
Claude Lévi-Strauss
 La
antropología cultural…
orden de la comensalidad
sugiere un orden social que hay
 El
que legitimar y fortalecer…
 CATECISMO:
“… no habla algarabía y come
tocino”
POBRES
y
RICOS
Lc.16,19-31
«Era un hombre rico que vestía de
púrpura y lino, y celebraba
todos los días espléndidas fiestas.
Y uno pobre, llamado Lázaro, que,
echado junto a su portal,
cubierto de llagas, deseaba
hartarse de lo que caía de la mesa
del rico... pero hasta los perros
venían y le lamían las llagas.
Sucedió, pues, que murió el pobre y fue
llevado por los ángeles al seno de
Abraham. Murió también el rico y fue
sepultado.
«Estando en el Hades entre tormentos,
levantó los ojos y vio a lo lejos a
Abraham, y a Lázaro en su seno.
Y, gritando, dijo: "Padre Abraham, ten
compasión de mí y envía a Lázaro a
que moje en agua la punta de su dedo y
refresque mi lengua, porque estoy
atormentado en esta llama."
Pero Abraham le dijo: "Hijo,
recuerda que recibiste tus bienes
durante tu vida y Lázaro, al
contrario, sus males; ahora, pues,
él es aquí consolado y tú
atormentado.
Y además, entre nosotros y vosotros
se interpone un gran abismo, de
modo que los que quieran pasar de
aquí a vosotros, no puedan; ni de
ahí puedan pasar donde nosotros."
«Replicó: "Con todo, te ruego, padre, que le
envíes a la casa de mi padre, porque
tengo cinco hermanos, para que les dé
testimonio, y no vengan también
ellos a este lugar de tormento."
Díjole Abraham: "Tienen a Moisés y a los
profetas; que les oigan."
El dijo: "No, padre Abraham; sino que si
alguno de entre los muertos va donde
ellos, se convertirán."
Le contestó: "Si no oyen a Moisés y a los
profetas, tampoco se convencerán,
aunque un muerto resucite."»
INVERSIÓN
Rico
Pobre
Puerta
Abismo
Milagros
Ley y los Profetas
Ver
Escuchar
ZAQUEO (Lc 19,1-10)
1 Habiendo entrado en Jericó, atravesaba la
ciudad. 2 Había un hombre llamado Zaqueo,
que era jefe de publicanos, y rico. 3
Trataba de ver quién era Jesús, pero no
podía a causa de la gente, porque era de
pequeña estatura. 4 Se adelantó corriendo y
se subió a un sicómoro para verle, pues
iba a pasar por allí. 5 Y cuando Jesús llegó a
aquel sitio, alzando la vista, le dijo:
«Zaqueo, baja pronto; porque conviene
que hoy me quede yo en tu casa».
6 Se apresuró a bajar y le recibió con alegría. 7 Al
verlo, todos murmuraban diciendo: «Ha ido a
hospedarse a casa de un hombre pecador».
8 Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: «Daré,
Señor, la mitad de mis bienes a los pobres; y si
en algo defraudé a alguien, le devolveré el
cuádruplo».
9 Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a
esta casa, porque también éste es hijo de
Abraham, 10 pues el Hijo del hombre ha venido
a buscar y salvar lo que estaba perdido».
In crescendo …
Lc.5,29-30
Leví le ofreció en su casa un gran
banquete. Había un gran número de
publicanos, y de otros que estaban a la
mesa con ellos. Los fariseos y sus
escribas murmuraban diciendo a los
discípulos: «¿Por qué coméis y bebéis
con los publicanos y pecadores?»
Lc.15,1-2
Todos los publicanos y los
pecadores se acercaban a él
para oírle, y los fariseos y los
escribas
murmuraban,
diciendo: «Este acoge a los
pecadores y come con ellos.»
Lc. 19,2.5.7
Zaqueo, era jefe de publicanos, y
rico.
Jesús le dijo: «Zaqueo, conviene que
hoy me quede yo en tu casa».
Todos murmuraban…
Situación INICIAL Situación FINAL
Del NOMBRE de Jesús
Del NOMBRE de Zaqueo
TÍTULOS de reconocimiento
TÍTULO que los incluye
CALIFICATIVO que excluye
Jesús es TRANSEÚNTE
Jesús es HUÉSPED
Relación de DISTANCIA
entre Zaqueo y Jesús
Relación de PROXIMIDAD
entre Zaqueo y Jesús.
Jesús PASA
Zaqueo ACOGE el PASO de
Jesús, Su SALVACIÓN.
Zaqueo ejerce una
AUTORIDAD de
Orden ECONÓMICO
Zaqueo es rico por
APROPIACIÓN
Lugar: ÁRBOL
Zaqueo reconoce en Jesús
una
AUTORIDAD de otro
orden.
Zaqueo COMPARTE
sus bienes
generosamente
Lugar: CASA
¡¡¡ VIVE !!!
Lucas 24,15-35
Aquel mismo día iban dos de ellos a un
pueblo llamado Emaús, que distaba
sesenta estadios de Jerusalén, y
conversaban entre sí sobre todo lo que
había pasado. Y sucedió que, mientras
ellos conversaban y discutían, el mismo
Jesús se acercó y siguió con ellos; pero
sus ojos estaban retenidos para que no
le conocieran. El les dijo: «¿De qué
discutís entre vosotros mientras vais
andando?» Ellos se pararon con aire
entristecido.
Uno de ellos llamado Cleofás le
respondió:
«¿Eres tú el único residente en
Jerusalén que no sabe las cosas
que estos días han pasado en
ella?»
El les dijo: «¿Qué cosas?»
Ellos le dijeron: «Lo de Jesús el Nazoreo, que fue
un profeta poderoso en obras y palabras delante
de Dios y de todo el pueblo; cómo nuestros sumos
sacerdotes y magistrados le condenaron a muerte
y le crucificaron.
Nosotros esperábamos que sería él el que iba a
librar a Israel; pero, con todas estas cosas,
llevamos ya tres días desde que esto pasó.
El caso es que algunas mujeres de las nuestras nos
han sobresaltado, porque fueron de madrugada al
sepulcro, y, al no hallar su cuerpo, vinieron
diciendo que hasta habían visto una aparición de
ángeles, que decían que él vivía. Fueron también
algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal
como las mujeres habían dicho, pero a él no le
vieron.»
El les dijo:
«¡Oh insensatos y tardos de corazón
para creer todo lo que dijeron los
profetas! ¿No era necesario que el
Cristo padeciera eso y entrara así en su
gloria?»
Y, empezando por Moisés y continuando
por todos los profetas, les explicó lo que
había sobre él en todas las Escrituras.
Al acercarse al pueblo a donde iban, él hizo
ademán de seguir adelante. Pero ellos le
forzaron diciéndole: «Quédate con nosotros,
porque atardece y el día ya ha declinado.»
Y entró a quedarse con ellos. Y sucedió que,
cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el
pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo
iba dando.
Entonces se les abrieron los ojos y le
reconocieron, pero él desapareció de su
lado.
Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo
nuestro corazón dentro de nosotros cuando
nos hablaba en el camino y nos explicaba las
Escrituras?» Y, levantándose al momento, se
volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos
a los Once y a los que estaban con ellos, que
decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado
y se ha aparecido a Simón!» Ellos, por su
parte, contaron lo que había pasado en el
camino y cómo le habían conocido en la
fracción del pan.
EMAÚS (Lc.24,13-35)
a. Dos discípulos van de Jerusalén a Emaús .
b. Jesús se acerca y va con ellos.
c. Sus ojos retenidos para que no le reconocieran.
d. Los discípulos comentaban lo referente a Jesús.
e. Fue condenado a muerte y crucificado.
f. Él VIVE .
e´ Era preciso que el Mesías sufriera.
d´ Por las escrituras explica lo referente a Él.
c´ Sus ojos se abrieron y le reconocieron.
b´Jesús se les hace invisible.
a´ Vuelven a Jerusalén a contar lo sucedido.
EMAÚS
Huida
No ver
Hermano
Palabra
Pan
Hermano
Palabra
Pan
EN
CUEN T R O
Volver
Anuncio
Descargar

Evangelio de Lucas