Juan 17:1-26
Jesús intercede
Levantaba los ojos (vrs 1)



Salmos 34:5 Los que miraron a él fueron
alumbrados, y sus rostros no fueron
avergonzados.
Salmos 123:1 A ti alcé mis ojos, a ti que
habitas en los cielos.
Lucas 18:13 Mas el publicano, estando lejos,
no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino
que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé
propicio a mí, pecador.
¿Por qué podía mirar a los
ojos?

Juan 17:4 Yo te he glorificado en la
tierra; he acabado la obra que me
diste que hiciese.
Ora por si mismo
Juan 17:1-5 «Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu
Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti, ya que le has
conferido autoridad sobre todo mortal para que él les
conceda vida eterna a todos los que le has dado. Y
ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único
Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has
enviado. Yo te he glorificado en la tierra, y he
llevado a cabo la obra que me encomendaste. Y
ahora, Padre, glorifícame en tu presencia con la
gloria que tuve contigo antes de que el mundo
existiera.
Glorifícame
Jesús RUEGA


erotao
aiteo
Jesús RUEGA por

Juan 17:11 Y ya no estoy
en el mundo; mas éstos
están en el mundo, y yo
voy a ti. Padre santo, a los
que me has dado,
guárdalos en tu nombre,
para que sean uno, así
como nosotros.
Jesús ROGÓ por


Juan 17:15 No ruego
que los quites del
mundo, sino que los
guardes del mal.
Juan 17:17 Santifícalos
en tu verdad; tu
palabra es verdad.
Nos reta a interceder por..

La iglesia actual (unida y santa)
Descargar

Juan 17:1-26