Frutos
de la pascua
No clicar. Avance automático
COMUNIÓN
Los primeros
frutos de la pascua
de Resurrección, se
encuentran en la experiencia
de la comunión.
Para los que tenemos la fe de la
resurrección,la comunión en esa fe y la
solidaridad con todos los hermanos, constituye una
respuesta natural.
Frente a una cultura de un constante fuego cruzado,
la Pascua, nos invita a la paz.
La paz que da el Señor resucitado, es fruto precisamente de la
comunión con Dios.
PAZ
Alegría
Frente a la tristeza,
la alegría de Pascua nos
descubre el gran secreto del
amor de Dios: la vida eterna.
Ella, convierte nuestra
existencia en un surtidor de
alegría.
Esperanza
Frente al pesimismo, la Pascua nos exige confiar
y esperar en Dios.
Sólo quien espera en El, es capaz de llegar a cumplir
los más altos ideales.
Frente al egoísmo, la Pascua, al ver a Jesús,
nos enseña que el servicio es pasaporte
necesario para entrar en el país del cielo.
Amor
ILUSIÓN
Frente al desencanto,
la Pascua nos hace ver el
horizonte de nuestra
existencia con unas lentes
muy especiales:
detrás del fracaso aparente,
espera una mañana feliz.
Frente al odio, la Pascua nos empuja hacia las
dos vertientes de una vida cristiana: el perdón y
la reconciliación.
Perdón
Valentía
Frente a la cobardía, la
Pascua, nos confiere
fuerzas para seguir
adelante.
Jesús ha cumplido y,
por lo tanto, nos da una
buena inyección de
fortaleza.
Frente a las dudas, la Pascua nos confirma en el camino
emprendido en el día de nuestro Bautismo.
La experiencia de Jesús Resucitado, hace que nos sintamos
arropados por su Espíritu y por los deseos de crecer como
creyentes comprometidos, en pro de un orden nuevo en el
mundo, desde la perspectiva del Evangelio.
Fe
Deseo que todos estos
frutos broten en tu corazón.
Texto: Javier Leoz
Adaptación: Ana María Jiménez
Descargar

Diapositiva 1