Esta no es una película de terror ni de ciencia
ficción ni pretende provocar pánico, sino que
es una invitación a reflexionar. Lo que van a
ver a continuación, está basado en un hecho
real. Hace más de dos mil años se llevó a
cabo una conversación entre Jesús de
Nazareth y sus discípulos, ellos querían saber
cuáles serían las señales del fin del mundo y
Jesús respondió así:
¿Ven todo esto? Les aseguro que no quedará
piedra sobre piedra, pues todo será derribado.
¿Cuándo sucederá eso, y cuál será la señal
de tu venida y del fin del mundo?
Tengan cuidado de que nadie los engañe. Vendrán
muchos que, usando mi nombre, dirán: "Yo soy el
Cristo" , y engañarán a muchos.
Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras,
pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso
suceda, pero no será todavía el fin.
Se levantará nación contra nación, y reino contra
reino.
Habrá hambres y terremotos por todas
partes.
Todo esto será apenas el comienzo de los dolores.
Entonces los entregarán a ustedes para que los
persigan y los maten, y los odiarán todas las
naciones por causa de mi nombre.
En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe;
unos a otros se traicionarán y se odiarán; y surgirá
un gran número de falsos profetas que engañarán
a muchos.
Habrá tanta maldad que el amor de muchos se
enfriará, pero el que se mantenga firme hasta el
fin será salvo.
Y este evangelio del reino se predicará en todo
el mundo como testimonio a todas las naciones,
y entonces vendrá el fin.
¿Quién puede negar que todo lo dicho por
Jesús está ya aconteciendo?
La creación entera reclama por tanta maldad,
tanta depravación, tanta inconsciencia de
parte del ser humano. Es tiempo de
acercarse a Dios, de conocer Su Palabra.
Que no nos ocurra como en los tiempos de
Noé, cuando él advirtió a los demás del
peligro y se burlaron, siguieron bebiendo,
adulterando, entregándose a toda clase de
vicios y libertinaje... entonces vino el diluvio
y los destruyó a todos.
Habrá señales en el sol, la luna y las
estrellas. En la tierra, las naciones estarán
angustiadas y perplejas por el bramido y la
agitación del mar. Se desmayarán de terror
los hombres, temerosos por lo que va a
sucederle al mundo, porque los cuerpos
celestes serán sacudidos. Entonces
verán al Hijo del hombre venir en una nube
con poder y gran gloria. Cuando comiencen
a suceder estas cosas, cobren ánimo y
levanten la cabeza, porque se acerca su
redención. Lucas 21: 25-28
La señal del Hijo del hombre aparecerá
en el cielo, y se angustiarán todas las
razas de la tierra. Verán al Hijo del
hombre venir sobre las nubes del cielo
con poder y gran gloria. Y al sonido de
la gran trompeta mandará a sus ángeles,
y reunirán de los cuatro vientos a los
elegidos, de un extremo al otro del cielo.
Mateo 24:30-31
Descargar

Diapositiva 1 - El Evangelista Mexicano