II SEMINARIO CONSTITUCIONAL IBEROAMERICANO
MUNICIPIOS E INTEGRACION TERRITORIAL
ALTERNATIVAS DE LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL
Crisis de empleo y pobreza.
Formas de tratamiento desde los espacios locales
Mg. Jorge Raúl Olguín
Escuela Universitaria Francisco Tomás y Valiente
Aula Magna. C/Alfonso XI, 6. 11201.
Algeciras, 25 y 26 de noviembre de 2009
Proyecto AECID C/018361/08
La crisis económica
mundial
Desempleo y pobreza en el mundo



A finales de 2008, la OIT indicaba que la crisis
económica mundial podía producir un aumento
espectacular del número de personas que engrosan las
filas de desempleados, trabajadores pobres y
trabajadores con empleos vulnerables.
El informe señalaba que el desempleo en el mundo
podría aumentar en 2009 con respecto a 2007 en una
cifra entre 18 y 30 millones de trabajadores, y hasta más
de 50 millones si la situación sigue deteriorándose.
El informe sostiene que, de producirse este último
escenario, cerca de 200 millones de trabajadores, en
especial en las economías en desarrollo, podrían pasar
a integrar las filas de la pobreza extrema.
Desempleo y pobreza


El número de trabajadores pobres – personas que no
ganan lo suficiente para mantenerse a sí mismos y a sus
familias por encima del umbral de la pobreza de 2
dólares al día por persona – puede aumentar hasta
alcanzar un total de 1.400 millones, lo cual representaría
el 45% de los trabajadores mundiales.
En 2009, la proporción de personas con empleos
vulnerables – trabajadores que contribuyen al sustento
familiar o trabajadores por cuenta propia con menor
acceso a las redes de seguridad que protegen contra la
pérdida de ingreso durante tiempos difíciles – podría
aumentar de manera considerable en el peor de los
escenarios y afectar al 53% de la población con empleo.
Desempleo y pobreza


El informe señala que en 2008, el norte de África y
Oriente Medio seguían teniendo las tasas más elevadas
de desempleo, 10,3% y 9,4% respectivamente, seguidas
por Europa central y sudoriental (países no
pertenecientes a la UE) y la Comunidad de Estados
Independientes (CEI), con un 8,8%, el África
subsahariana con un 7,9% y América Latina con 7,3%.
La tasa de desempleo más baja volvió a observarse en
Asia oriental, con un 3,8%, seguida de Asia meridional y
Asia sudoriental y el Pacífico, con una tasa de
desempleo en 2008 de 5,4% y 5,7% respectivamente.
Desempleo y pobreza


El informe indica que las tres regiones asiáticas –Asia
meridional, Asia sudoriental y el Pacífico y Asia oriental–
representaron el 57% de la creación de empleo en el
mundo en 2008.
Por otro lado, en la región de las economías
desarrolladas y la Unión Europea, la creación de empleo
neta en 2008 fue negativa, menos 900.000 puestos, lo
que explica en parte la baja tasa de creación de empleo
a escala mundial este año.
Desempleo y pobreza


En comparación con 2007, el aumento más significativo
en la tasa de desempleo se observó en la región de las
economías desarrolladas y la Unión Europea, que pasó
de 5,7 a 6,4%. El número de desempleados en la región
aumentó en 3,5 millones en un año y alcanzó los 32,3
millones de personas en 2008.
De acuerdo con el estudio en cuestión, el África
subsahariana y Asia meridional destacan por sus
condiciones de mercado de trabajo extremadamente
duras y por tener la proporción más alta de trabajadores
pobres de todas las regiones del mundo.
Medidas en materia de políticas


El crecimiento y el desarrollo económico podrían ser
mucho mayores si se diera la oportunidad a las
personas de tener un trabajo decente a través de
inversiones productivas y políticas activas dirigidas al
mercado de trabajo.
“La Agenda de Trabajo Decente es un marco político
adecuado para hacer frente a la crisis. Incluye un
mensaje poderoso: que el diálogo tripartito con las
organizaciones de trabajadores y empleadores debe
desempeñar un papel esencial en el abordaje de la crisis
económica y en el desarrollo de políticas”, afirmó Juan
Somavia, Director General de la OIT .
Medidas en materia de políticas

1.
2.
3.
4.
Según lo discutido por el Consejo de Administración de
la OIT en noviembre de 2008, las medidas
recomendadas por la OIT en cuanto a la formulación de
políticas que están aplicando numerosos gobiernos,
son:
mayor cobertura de las prestaciones por desempleo y
los regímenes de seguro, reconversión profesional de
los trabajadores que han perdido el trabajo y protección
de las pensiones frente a la caída catastrófica de los
mercados financieros;
inversión pública en infraestructuras y vivienda,
infraestructuras comunitarias y empleos verdes, incluso
mediante obras públicas de emergencia;
apoyo a las pequeñas y medianas empresas;
diálogo social a escala nacional, sectorial y empresarial.
La crisis económica
en América Latina
Pobreza e indigencia



De la mano de la baja del nivel de actividad y la
consecuente caída del número de empleos, la peor
noticia que deja la crisis mundial en América latina es un
incremento del número de pobres e indigentes.
Dependiendo de la hipótesis considerada para la caída
del producto bruto, este año podría haber entre 8,7
millones y 10,6 millones de personas más que viven sin
poder cubrir sus necesidades básicas, en comparación
con 2008.
El escenario planteado entre esos dos extremos indica
que serían 9,4 millones los caídos en esa situación
social, en tanto que 4,8 millones serían los nuevos
indigentes: personas que ni siquiera pueden procurarse
la alimentación básica.
Pobreza e indigencia



Las estimaciones surgen del Panorama social de
América latina que presentó en Noviembre de 2009 en
Santiago, Chile, la Comisión Económica para América
latina (Cepal).
El documento indica que en la región la economía caería
este año entre un 1,5 y un 1,8%, con una contracción
del producto per cápita de entre el 2,6 y el 2,9 %.
El documento advierte que, junto con la caída de
puestos laborales también habría crecido, por efecto de
la crisis, la informalidad laboral y la reducción de los
empleos de jornada completa.
Pobreza e indigencia



La Argentina aparece en el informe como uno de los
países con menor tasa de pobreza de la región y con
mejor evolución en los últimos años.
Entre los economistas y analistas argentinos las
estadísticas del Indec están fuertemente cuestionadas
desde 2007, luego de que se modificaron
arbitrariamente los criterios para la medición de la
inflación y se intervino políticamente el organismo. A
partir de allí varios informes perdieron credibilidad.
Los datos de pobreza e indigencia están entre los más
afectados, ya que para estimarlos es fundamental
conocer el nivel del alza de precios. Así, por ejemplo,
contra todo pronóstico y aún admitiendo una caída de la
actividad y el empleo, el Gobierno anunció que en el
primer semestre de 2009, cayó la pobreza.
Planes para aliviar la pobreza


En un capítulo referido a los planes de los Estados para
aliviar el problema de la pobreza, el organismo analiza la
cobertura de programas de "transferencia condicionada"
(otorgamiento de dinero a cambio de que se cumplan
ciertas pautas).
Según se consigna, hay 22 millones de familias
latinoamericanas que cobran esas asignaciones y, en el
caso de la Argentina, se indica que se cubre al 100% de
la población indigente, pero sólo al 36% de los pobres.
Las crisis económicas
en Argentina
El efecto del Neoliberalismo


La República Argentina fue el país de América Latina en
el que se llevó adelante con mayor tenacidad un
proyecto político inspirado en la ideología del
neoliberalismo.
Nuestro país pasó de ser uno de los más homogéneos y
de mayor dinamismo y movilidad social, a ostentar los
más escandalosos índices de pobreza extrema de
América Latina. Aunque compartió con esta región la
oleada neoliberal, proporcionalmente los daños son
incomparables.
El efecto del Neoliberalismo


El neoliberalismo populista de los 90’s, que en realidad,
comenzara con las condiciones creadas por la dictadura
militar del período 1976–83, quebró el Estado Social y
vació de sentido a la seguridad y las protecciones
sociales de la población trabajadora, permitiendo la
mayor discrecionalidad en el empleo de la fuerza de
trabajo.
La década del 80 fue para Argentina, como para el resto
de América Latina, una década perdida, tanto desde el
punto de vista económico como social, porque ya desde
entonces la precarización del trabajo no se daba
únicamente por el empleo informal típico, sino además
por el empleo por fuera de las normas legales que lo
regulan, y la pobreza por ingresos aumentaba, hasta
alcanzar al 38% de la población en 1989, el año más
crítico.
Pobreza y desempleo


Las fuentes principales en las que se alimenta la
pobreza se encuentran, en el deterioro de los salarios, la
asimetría en el nivel de los ingresos, la inestabilidad en
los ingresos de los hogares como consecuencia de la
precariedad de la relación laboral; la exclusión de la
seguridad social, más el bajo nivel en el que se
establecieron los haberes jubilatorios; todo esto,
además de la desocupación.
Desde 1995 el indicador más impactante del deterioro
social estuvo dado por la extraordinaria desocupación,
que entonces más que duplicó la de 1990: pasó de ser
el 8 % en mayo de aquel año, a 18 % en el mismo mes
de 1995. Más de 1.500.000 personas llegaron,
entonces, a estar desocupadas.
Pobreza y desempleo



En el año 2000, la situación no había mejorado: los
desocupados eran alrededor de 1.400.000; y en 2002, el
momento álgido de la crisis del modelo económico
seguido hasta entonces, cuando se devaluó el peso y se
desmoronó la economía, llegaron a estar sin empleo
más de 2.100.000 personas.
Dadas las características que había tenido el mercado
de trabajo argentino, que por varias décadas había sido
de casi pleno empleo, esta “novedad” cuestionaba
importantemente la credibilidad del modelo económico.
No obstante tal desplazamiento en el eje del problema
social hacia el desempleo, se reinició también la
tendencia creciente de la pobreza y en mayo de 2001
cayeron bajo la línea de pobreza el 26% de los hogares,
los que comprendían al 36% de la población del país.
Pobreza y desempleo



El fin de la Convertibilidad y la devaluación del peso, en
enero de 2002, produjeron un mayor deterioro del
salario, que perdió alrededor del 24% de su capacidad
adquisitiva en ese año, mientras que la inflación
producida por dicha devaluación, fue principalmente
significativa en los productos de la canasta básica de
alimentos, donde se calculan subas del 70%.
Esto elevó los índices de pobreza hasta comprometer a
más de la mitad de la población argentina. A su vez, la
mitad de esos pobres está en la indigencia.
Si se considera solamente a los menores, esta
proporción está cerca del 60%. Esto da un número
aproximado de 3.600.000 niños.
Flexibilización laboral



Si bien estas son las consecuencias, es en las
condiciones de trabajo que se impusieron primero de
hecho y se legalizaron después, donde se encuentra la
explicación tanto de la pobreza, como de una parte muy
importante del desempleo en la Argentina.
En primer lugar debe señalarse que aquellas tasas de
desempleo y pobreza no fueron incompatibles con el
crecimiento económico hasta 1998, período en el que
aumentó el producto bruto interno (PBI).
De modo que Argentina comparte con otras regiones la
“paradoja del crecimiento sin empleo”.
Flexibilización laboral



Mientras se producía esta paradoja y se modificaba la
legislación para flexibilizar el uso de la fuerza de trabajo
bajo el supuesto de que así se crearían más puestos, se
mantenía igualmente muy elevada la ocupación por
fuera de la ley, sin que se pusiera de manifiesto voluntad
política para sancionar a los transgresores.
A principios de la década del 90 el 27% del empleo no
estaba registrado en la seguridad social; esta proporción
trepó a 38% en 1997 y finalmente igualó al empleo
formal.
Siendo que se trataba de fuerza de trabajo flexibilizada
de hecho, su legalización no tenía ninguna incidencia en
el empleo, aunque sí en la mayor desprotección.
Flexibilización laboral y salarios


En condición de flexibilización, el nivel de salarios puede
ser hasta un 40% más bajo que el que corresponde al
empleo formal, no existen aportes a la seguridad social,
ni seguro de desempleo, ni vacaciones, ni licencias, ni
jornadas de duración preestablecida y regular, ni límites
para el despido. Es decir, ningún motivo para
desestimular al empleo.
La baja relativa en los salarios e ingresos de los
sectores trabajadores expresaba la más pronunciada
polarización de la sociedad, de la que da cuenta la
distancia entre los ingresos del grupo más pobre con el
de los más ricos: comenzó la década del 90 con una
diferencia de 15 veces entre los deciles extremos, pero
al final de la misma, esa diferencia ya era de 22 veces.
Esta situación se agravó con posterioridad a la crisis de
2002 hasta llegar a 24 veces.
La protección social


En cuanto a las protecciones (seguridad previsional, por
accidentes laborales y salud), la situación ha sido
ampliamente regresiva por una suma de factores: el
empleo no registrado, el desempleo, la incapacidad de
aporte de una parte de los trabajadores autónomos y la
evasión por parte de los empleadores.
A esto hay que agregar la quiebra de los sistemas
(jubilatorio y de las entidades del seguro de salud –las
obras sociales–) por alguno de estos factores, por la
malversación de los fondos por parte de sus
administradores, y por el carácter regresivo de las
reformas en estos sectores de la política social.
La protección social


En 1997 se calculaba que solamente el 30% de la PEA
estaba efectivamente cubierta, de modo tal que por
cualquiera de la razones indicadas, la mayor parte de la
población activa se hallaba descubierta ante eventuales
riesgos de su vida activa (accidentes de trabajo,
fallecimiento o invalidez del miembro activo de la unidad
familiar, por ejemplo) y probablemente se encontrará
imposibilitado de jubilarse en el momento que le
correspondiera hacerlo.
Es decir que, además de los problemas sociales
presentes, quedó instalado un problema a futuro.
La protección social


Para los trabajadores en actividad, por la Ley de Empleo
de 1991 se instituyó por primera vez un sistema de
prestaciones por desempleo, que alcanza únicamente a
los que han perdido un empleo formal; por lo tanto,
quedan fuera de su prestación los no registrados y los
que buscan incorporarse por primera vez al mercado.
Aún así, el monto de la prestación se fue reduciendo a
medida que se ampliaba la base de beneficiarios: en
1994 el monto era de $ 370 y en la actualidad oscila
entre $ 150 y $ 300, de acuerdo con la antigüedad y el
salario en el empleo perdido por el beneficiario.
La protección social


Por otra parte, la proporción de jóvenes desocupados es
mayor que la de los otros grupos de edad. No obstante,
esta situación discriminó poco, pues afectó fuertemente
a los jefes de hogar, aunque en mayor proporción, a los
varones que a las mujeres. Éstas, a su vez, están más
subocupadas.
De hecho, el plan de asistencia más amplio
implementado desde 2002, está dirigido a las Jefas y
Jefes de Hogar Desocupados (JJHD), hoy fuertemente
cuestionado por el uso clientelar a que dio lugar y en
plena etapa de reconversión en otros tipos de planes.
La reforma social



En correspondencia con la orientación privatista de la
seguridad social, las condiciones del mercado de trabajo
y el aumento de la pobreza, el sector de la política social
que más peso llegó a tener fue el de la asistencia social.
Es que los pobres (trabajadores desocupados, más
algunas capas de ocupados formales -precarios y no
precarios- e informales) resultaron perdedores y
devinieron carecientes hasta de capacidades y
disposiciones para presionar por sus intereses.
En ellos se focalizaron los sucesivas planes de
asistencia a la emergencia (alimentaria y laboral) y
proliferaron programas denominados de “promoción del
empleo”, que en realidad eran de asistencia mínima con
contraprestación en trabajo.
Políticas Sociales
Programa Jefas y Jefes de Hogar
El Programa Jefas y Jefes de Hogar comenzó a
gestionarse a principios de 2002 como respuesta a la
inclusión social para más de dos millones de mujeres y
hombres, afectados por la crisis económico–social.
http://www.trabajo.gov.ar/jefes/index.asp
Plan Nacional de Desarrollo Local y Economía Social
Su objetivo es lograr un desarrollo social económicamente
sustentable que permita generar empleo y mejorar la
calidad de vida de las familias. Busca promover la
inclusión social a través de la participación en espacios
comunitarios. Está destinado prioritariamente a personas,
familias y grupos en situación de pobreza, desocupación
y/o vulnerabilidad social que estén involucrados en
experiencias productivas y/o comunitarias.
http://www.desarrollosocial.gov.ar/planes/dles/default.asp

Políticas Sociales
Plan Familias
Propone estimular una política social familiar inclusiva que
promueva el respeto a los derechos humanos, la igualdad
de trato y oportunidades de género entre los miembros de
la familia; y garantizar en la educación familiar una
comprensión de la maternidad como función social.
Esta iniciativa busca transferir del Programa JyJH a las
madres solas que así lo deseen, para fortalecer los
aspectos de salud y educativos tanto de la madre como
de los niños.
http://www.desarrollosocial.gov.ar/planes/pf/default.asp
Plan Más y Mejor Trabajo
El Plan Más y Mejor Trabajo es una herramienta para
promover la inserción laboral de trabajadores
desocupados y beneficiarios de programas sociales en
empleos de calidad, creada por el Ministerio de Trabajo.
http://www.trabajo.gov.ar/masymejor/index.html

Políticas Sociales
Plan Adultos Mayores
El plan tiende al reconocimiento del trabajo y sacrificio
personal de los adultos mayores a lo largo de la vida
garantizando la contención integral de mujeres y varones
mayores de 70 años sin ingresos fijos o suficientes para
su sustento.
http://www.trabajo.gov.ar/programas/sociales/mayores/pla
n_mayores.htm
Prestación por Desempleo
Cualquier trabajador en relación de dependencia que sea
despedido tiene derecho a la Prestación por desempleo y
a cobrar asignaciones familiares.
http://www.argentina.gov.ar/argentina/portal/paginas.dhtml
?pagina=103

La crisis económica y el paro
en España
Desempleo y pobreza



La Comisión Europea (Bruselas) avisó al Gobierno
español que la pobreza se extenderá durante los
próximos años si no logra frenar la subida del paro, que
afecta ya al 19,3% de la población activa, una tasa que
duplica la media comunitaria y es la segunda más alta de
la UE, sólo superada por Letonia.
El Ejecutivo comunitario calificó además de "dramática" la
tasa de paro juvenil, que se sitúa ya en el 41,7% de la
población activa.
"El desempleo es un impulsor clave de la pobreza en
España, por lo que poner freno a la destrucción de más
puestos de trabajo será vital para evitar que la pobreza se
extienda durante los próximos años"
Desempleo y pobreza



Casi el 50% de los hogares sin empleo en España son
relativamente pobres, frente al 37% de media en los
países de la OCDE.
Bruselas destaca que, tras impactar inicialmente en el
sector de la construcción, la contracción económica "se
siente ahora con fuerza en la mayoría de los sectores,
especialmente servicios, agricultura, construcción e
industria manufacturera".
Y avisa que el fuerte aumento tanto del desempleo como
del déficit público "puede traducirse en un elevado paro
de larga duración y un grave empeoramiento de la
sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas".
Desempleo y pobreza


El paro seguirá subiendo en España en 2010 (hasta
alcanzar el 20% de la población activa) e incluso en 2011
(20,5%), aunque la recuperación ya se haya iniciado,
según las previsiones de la Comisión.
Además, "se prevé que España sea el último país de la
eurozona que entre en la recuperación económica", ya
que mientras que los países que comparten la moneda
única crecerán un 0,7% en 2010, la economía española
se contraerá un 0,8% antes de experimentar en 2011 una
moderada recuperación del 1%.
Desempleo y pobreza


Por lo que se refiere a las medidas adoptadas por el
Gobierno para frenar el aumento del paro, especialmente
el Fondo de Inversión Local, el informe señala que los
aproximadamente 400.000 empleos creados "son
temporales y se han utilizado para preservar puestos de
trabajo existentes".
La dualidad del mercado laboral español se ha visto
acentuada por la recesión. Los empleos temporales
representan el 90% de toda la destrucción de puestos de
trabajo entre junio de 2008 y junio de 2009, según los
datos de la OCDE citados por el informe.
La crisis socio-económica en San Luis
El desempleo en San Luis
Tasas laborales de San Luis 2003-2008
En porcentajes (%)
San Luis y El Chorrillo
País
Tasas
1º sem.
2003
2º sem.
2003
2º sem.
2004
2º sem.
2005
2º sem.
2006
Actividad
38,4
41,8
41,5
42,0
42,5
43,2
40,2
46,0
Empleo
33,9
40,2
41,0
41,5
41,6
42,6
39,7
42,6
Desocupación
11,7
3,7
1,2
1,2
2,0
1,4
1,1
7,3
Subocupación
14,5
7,7
9,3
9,9
6,6
4,4
3,1
9,1
2º sem.
2007
4º trim.
2008
4º trim.
2008
Fuente: Elaborado a partir del Informe de Prensa del INDEC (2007)
Plan de Inclusión Social
“Está dirigido a todos los ciudadanos de San Luis
desocupados, dispuestos a mejorar sus posibilidades de
conseguir empleo mediante la inclusión de la cultura del
trabajo. Se garantiza el acceso al Plan de las madres
solteras, mujeres jefas de hogar, mujeres mayores de
cuarenta (40), cincuenta (50) y sesenta (60) años, todas
las personas con capacidades diferentes, hombres
mayores de cuarenta (40) años, todos los jóvenes,
mujeres y hombres mayores de dieciocho (18) años y de
todo sector de la población en estado de emergencia
social” (Ley 5373. Art. N°3).
El monto que perciben los beneficiarios del Plan de
Inclusión Social se estableció en $300 en Mayo de 2003,
se incrementó a $330 en Mayo de 2004, a $390 en
Mayo de 2005 y a $450 en Junio de 2006
Incidencia del Plan de Inclusión Social
Incidencia de los Planes sociales en la tasa de desocupación
2do Semestre de 2006
2do. Semestre de 2006
San Luis
San Juan
Mendoza
Actividad
42,5%
41,0%
Empleo
41,6%
Desocupación
Desocup. sin Planes
Cuyo
País
43,9%
42,9%
46,3%
38,1%
42,3%
41,0%
41,9%
2,0%
7,1%
3,6%
4,4%
9,5%
22,2%
9,6%
4,4%
8,1%
11,5%
Fuente: Datos propios a partir de la base usuaria de la EPH Continua, INDEC
[email protected]
[email protected]
Descargar

Migraciones y mercado laboral en la región de Cuyo La influencia