Introducción
1.- Las causas del pronunciamiento
2.- El pronunciamiento militar
3.- El Directorio Militar (1923-1925)
4.- El Directorio Civil (1925-1930)
A. La institucionalización del régimen
B. La política económica y social
5.- El fin de la dictadura y la caída de la monarquía
1.- Las causas del pronunciamiento
• Circunstancias internacionales:
 El triunfo de la revolución bolchevique en Rusia.
 La crisis de la democracia y el surgimiento del fascismo italiano.
• Circunstancias españolas:
 La fragmentación de los partidos políticos
inoperantes .
Gobiernos de concentración
 El creciente protagonismo del Ejército en la vida política del país.
 Ineficacia del Ejército como cuerpo armado
problema de Marruecos.
 El desastre de Annual
tensión entre la clase política y militar.
 El expediente Picasso
aumento de la tensión.
 La grave situación del orden público
“guerra social” barcelonesa.
 La corrupción política, el alza de los precios y la sangría permanente de
Marruecos
se generaliza la idea de “un cirujano de hierro”.
 El auge de los nacionalismos periféricos
amenazan la unidad de España.
2.- El pronunciamiento militar
En la madrugada del 13 de
septiembre de 1923 Miguel
Primo de Rivera, capitán general
de Cataluña, convocaba a la
prensa para emitir un manifiesto
donde exponía un análisis de la
situación del momento y las
soluciones que proponía. A la vez
se declaraba el estado de guerra
en Cataluña.
Movimiento
corporativo
del
Ejército que no tenía ninguna
intención de ceder el poder a un
partido o a un líder político, sino
que planeaba la constitución de un
régimen militar, aunque de forma
temporal.
El 13 y 14 de septiembre el levantamiento se vio favorecido por :
• La abstención del grueso del Ejército.
• La debilidad del gobierno, confuso y
vacilante. La presidencia del Consejo de
Ministros la detentaba Manuel García
Prieto del Partido Liberal.
• La pasividad de la opinión pública.
• La respuesta del rey:
• Su retraso deliberado a la hora de
volver de San Sebastián a Madrid.
• Su decisión, en la mañana del día 14,
de consultar con sus asesores militares
antes de tomar una determinación, lo
que provocó la dimisión de García
Prieto.
• La entrega voluntaria del poder a
Primo de Rivera para formar un
Directorio Militar.
• La adhesión unánime de las organizaciones patronales, las Cámaras de Comercio e
Industria, las asociaciones de agricultores y los sectores católicos.
• El silencio de los partidos dinásticos y el apoyo explícito de los mauristas (Partido
Conservador) y de la Lliga Regionalista.
• La pasividad de los republicanos.
• El PSOE y la UGT pidieron tranquilidad a sus afiliados y les recomendaron que no
participaran en los movimientos de resistencia de la CNT y los comunistas.
3.- El Directorio Militar (desde septiembre de 1923 hasta diciembre de 1925):
Problemas y soluciones.
Militar, profundamente conservador,
Miguel Primo de Rivera planteó en su
manifiesto acabar con:
• El grave problema de Marruecos.
• El terrorismo.
• La agitación del proletariado.
• El separatismo catalán.
• La impiedad religiosa.
• El caos económico.
• La corrupción de los políticos.
Descripción de Primo de Rivera del hispanista Gerald Brenan
Madariaga le ha definido con acierto como un político de café, celebrado por los
amigos; genio de la especie, que aspiraba, como todos los políticos de tertulia de café, a
salvar el país erigiéndose él en su jefe. Su modelo no era precisamente Mussolini, sino Harún
al Raschid. Dictaba decretos a diestro y siniestro; hacía de ellos caso omiso cuando se le
antojaba; se conducía, en suma, como un perfecto anarquista. Como tantos otros andaluces
era hombre de un optimismo extremo y con una ilimitada confianza en sí mismo, por
hallarse convencido de sus buenas intenciones. Al principio, su justicia a lo Robín de los
Bosques para con los viejos políticos y caciques (gustaba de imponer el castigo ajustado a la
falta) resultaba hasta cierto punto divertida, pero el pueblo empezó pronto a cansarse de
estos métodos y a desear el retorno a la ley y al orden. Y a partir de entonces, cuando las
cosas cesaron de marchar bien, sus gárrulas notas oficiosas y su carácter bullidor le hicieron
caer en el ridículo.[1] A los españoles no les gusta que sus gobernantes pierdan la dignidad, y
además, como su salud declinaba, el pobre Primo de Rivera perdía también aquel empaque
familiar y cordial que siempre le había distinguido.
En cuanto a la inteligencia, puede decirse que era la de un hombre de dotes naturales,
pero de escasa instrucción. No poseía preparación alguna para el arte de gobernar.
Despreciaba a los intelectuales y a los técnicos, odiaba a los políticos, y disponía de un
arsenal de ideas superficiales sobre todas las materias. Como era hombre impulsivo para
llevar a la práctica sus ideas, a menudo promulgaba decretos que tenían que ser revocados al
día siguiente.
[1] La locuacidad del dictador fue siempre famosa. En sus primeros años de general, en Tetuán, con ocasión del entierro de un centinela
muerto por accidente, estuvo hablando durante dos horas. [...] Y Unamuno decía de él: “Es simplemente un loro. Se sabe siempre de
antemano lo que va a decir”. “Algunos de sus más descabellados decretos, los redactó en estado de embriaguez”.
Los problemas los intentó resolver con medidas dictatoriales:
 Eliminación del sistema parlamentario y de los procesos electorales:
• Suspende la Constitución de 1876.
• Disuelve las Cortes.
• Asume personalmente todos los poderes.
 Reforma de la Administración para acabar con las redes locales del caciquismo e
intensificar la centralización:
• Los gobernadores civiles fueron sustituidos por gobernadores militares.
• Diputaciones y ayuntamientos fueron disueltos por decreto, para cortar las
bases de la política caciquil.
 Consecución del orden público con medidas represivas:
• Prohibición de cualquier manifestación contraria al régimen.
• Persecución de anarquistas y comunistas.
• Prohibición de cualquier manifestación nacionalista (no se permitió el uso
del catalán y se suprimió la Mancomunidad en 1925).
 La solución del problema marroquí: El líder de los rifeños empezó a
desarrollar una estrategia expansiva de dominio que lo enfrentó a Francia. Esto
provocó la alianza franco-española e hizo posible la operación militar del
desembarco de Alhucemas en septiembre de 1925 con la que se logró derrotar
a Abd-el-Krim.
Abd-el-Krim
Firma del pacto de cooperación francoespañola en 1925.
El desembarco de Alhucemas (8 de septiembre de 1925)
EL DESEMBARCO DE ALHUCEMAS
4.- El Directorio Civil (1925-1930):
La institucionalización del régimen y las reformas económicas y sociales
A finales de 1925, M. Primo de Rivera nombra un nuevo gobierno en el que
algunos militares son sustituidos por civiles, iniciándose la etapa del
Directorio Civil.
LA DICTADURA NO IBA A SER TRANSITORIA
A.- La institucionalización del régimen:
a) Un partido único:
Unión Patriótica
• Pretendía ser un partido de masas que garantizase la estabilidad del régimen.
• Su lema fue "Religión, Patria y Monarquía".
• El partido incorporó a sus filas antiguos caciques, burguesía conservadora,
comerciantes, industriales y ricos terratenientes.
SEDE DE LA UNIÓN PATRIÓTICA EN VALENCIA
CARTILLA DE LA UNIÓN PATRIÓTICA
Decidme:
Qué es la UNIÓN PATRIÓTICA?
La UNIÓN PATRIÓTICA es una Agrupación de españoles que procuran distinguirse en el
cumplimiento de sus deberes.
(...) ¿Cuáles son los deberes patrióticos?
• El conocimiento y la divulgación de las glorias y del valor histórico de España.
• La defensa de su unidad nacional.
• El sacrificio personal para defender la Patria contra sus enemigos exteriores e
interiores.
(...) ¿Cuál es el origen de la UNIÓN PATRIÓTICA?
La santa rebeldía del alzamiento militar que, bajo las órdenes del general Primo de
Rivera, salvó a España de su inmediata ruina.
¿Es la UNIÓN PATRIÓTICA un partido político?
No es un partido político; es una organización ciudadana...
Unión Patriótica, Madrid nº 38, 1-4-1928
A.- La institucionalización del régimen:
b) Un Consejo de Ministros
• Técnicos y militares que no vinculados a la Administración anterior.
• Los ministros militares se ocupaban de los asuntos políticos y de orden público.
• Los ministros civiles se ocupaban de la gestión (Trabajo, Hacienda, Fomento...).
• El Consejo de Ministros tenía tan amplios poderes que en realidad la ciudadanía no
tenía derechos cívicos ni garantías constitucionales.
El general Primo de
Rivera, durante un
discurso en 1926.
El 5 de septiembre de 1926 M. Primo de Rivera publica el manifiesto al país en el
que resume su concepción de Estado:
“Fracasado el Sistema Parlamentario en su forma actual... nadie que no estuviera
loco pensaría en restablecerlo en España... el Gobierno y la Unión Patriótica tienen
la concepción de un Estado de nueva estructura... célula principal de la Nación ha
de ser el Municipio y de él, la familia, con sus rancias virtudes y su moderno
concepto ciudadano. Núcleo, la provincia, y vértebra principal que dirija todo el
Sistema, el Estado...”
A.- La institucionalización del régimen:
c) Una Asamblea Nacional Consultiva
• Nunca fue un Parlamento pues carecía de capacidad legislativa.
• Era una cámara corporativa formada por los representantes de las corporaciones
locales, de la Administración o de las actividades productivas.
• La obra de esta Asamblea fue la redacción de una Constitución.
CONVOCATORIA DE LA ASAMBLEA NACIONAL CONSULTIVA
La Asamblea Nacional que se proyecta no ha de ser el
Parlamento, no legislará, no compartirá soberanías; pero por
encargo del gobierno, y aún por iniciativas propias, colaborará
en su obra de carácter e independencia garantizadas por su
origen, por su competencia y por sus fueros.
Tres grandes núcleos se propone a V.M. que integran la
Asamblea. El uno, de representantes del Estado, las provincias
y los municipios... El otro, de representación de actividades,
clases y valores. Y el tercero, designado por las Uniones
Patrióticas y como representación de la gran masa apolítica
ciudadana.
Gaceta de Madrid, 14 de Septiembre de 1927
B.- La política económica y social:
Se caracterizó por una fuerte intervención estatal que en la esfera económica se
manifestó en:
• El control de todos los sectores productivos y en la supervisión de las actividades
económicas (precios, volumen de producción...).
• Ayudas y subvenciones a empresas nacionales y un marcado proteccionismo.
• Incremento de las inversiones públicas para financiar la construcción de carreteras,
obras hidráulicas y de regadío.
• Creación de los monopolios de Telefónica, CAMPSA e Iberia.
Los resultados de esta política económica fueron:
• Disminución del número de huelgas (alto nivel de empleo - estabilidad de los
precios).
• Finalización de modernas obras públicas.
• Aumento de la producción, especialmente en cemento, hierro, química y acero.
• Endeudamiento del Estado.
• Enriquecimiento de los grandes grupos capitalistas.
CAMPSA (Compañía Arrendataria de Monopolios de Petróleos)
B.- La política económica y social:
Se caracterizó por una fuerte intervención estatal para terminar con la
conflictividad social y laboral, que se manifestó en:
• Creación de los Comités Paritarios en el que patronos y obreros de un mismo
ramo estuvieran representados en una misma organización. Negociaban las
condiciones de trabajo, los sueldos....
• Se promovió una intensa legislación social: promoción de viviendas obreras,
subsidios a familias numerosas, seguro de maternidad, aumento de las
prestaciones de la Seguridad Social, creación de escuelas y aumento del
número de maestros.
Los resultados de esta política social fueron:
• Éxito de los Comités Paritarios gracias a la participación de la UGT.
• A medio plazo, aumentó el endeudamiento del Estado.
5.- El fin de la dictadura y la caída de la monarquía (1930-31)
Hacia 1928 comenzó la decadencia del régimen, por varias razones:
• La cuestión catalana se vuelve a recrudecer.
• Los partidos dinásticos comienzan a conspirar contra el régimen.
• El movimiento obrero se reorganiza y reposiciona. A partir de 1928 el PSOE
gira hacia posiciones republicanas. El Partido Comunista y los anarquistas de
la CNT también abogan por la república.
• Los intelectuales, que se habían opuesto al régimen desde el principio sufren
varios ataques: destitución de Unamuno como rector de la universidad de
Salamanca, clausura del Ateneo de Madrid y Proyecto de Reforma
Universitaria.
• Los militares destinados en la Península se encontraron con un Primo de
Rivera favorable a los militares de Marruecos y poco proclive a proteger la
carrera militar de los de la Península.
Exposición Internacional de Barcelona 1929, Llegada de SS. AA. RR.
Hacia finales de 1929 el régimen de M.
Primo de Rivera se hallaba socialmente
aislado, ideológicamente deslegitimado e
institucionalmente sin el apoyo del rey.
Además comenzaron las dificultades
financieras y presupuestarias del Estado,
y arreciaban las protestas.
M. Primo de Rivera presentó su dimisión
en enero de 1930, el rey la aceptó
inmediatamente.
Era el fin del régimen. El general se
exiliaba a París donde moría dos meses
después.
Alfonso XIII intentó retornar al sistema de la Restauración nombrando
como jefe de gobierno al general Dámaso Berenguer para restablecer
la Constitución de 1876 y celebrar unas elecciones que permitieran
retornar a la normalidad constitucional.
DICTABLANDA
No dio resultado por :
• No hacer frente de forma efectiva a la crisis económica de 1929, que
empezaba a notarse en España,.
• Oposición creciente de los republicanos, que firmaron el “Pacto de San
Sebastián” en agosto de 1930, al que se sumaron los regionalistas y los
socialistas.
Mitin de la CNT en el teatro
Nuevo
del
Paralelo
de
Barcelona. 27 de abril de 1930.
Primer acto público de carácter
sindical celebrado en España
desde el golpe de Estado.
Se ocuparon las 2.500 plazas
disponibles y más de dos mil
personas no pudieron acceder
al local.
El acuerdo político del Pacto de San Sebastián implicó la creación de un comité
revolucionario.
De esta alianza estuvieron ausentes la CNT y otras fuerzas obreras.
En diciembre de 1930 se difundió masivamente un manifiesto firmado por los
principales dirigentes en el que explícitamente se llamaba a la población a derribar
la monarquía.
De este pacto se derivaron dos
líneas de acción complementarias:
• Línea de acción revolucionaria,
que llevó al pronunciamiento
militar de Jaca de diciembre de
1930.
• Línea de acción política que, con
una gran campaña de prensa y
mítines, lograría arruinar el
prestigio de la monarquía.
Pacto de San Sebastián
A comienzos de 1931 Berenguer dimite y es sustituido por
el almirante Juan Bautista Aznar.
Se convocan elecciones municipales para el 12 de abril de
ese año.
Estas elecciones fueron planteadas por la oposición como
un plebiscito sobre la monarquía.
Aunque la monarquía obtuvo la mayoría de apoyos, los
republicanos y socialistas ganaron en las grandes ciudades
y en algunos pueblos.
El día 13, tras conocerse los resultados electorales, miles de personas salieron a la
calle para manifestarse a favor de la república.
Era evidente que las grandes ciudades habían votado en contra de la Monarquía.
Ante esta situación el rey reconoció la victoria republicana y se exilió (falleció en
Roma en 1941).
El 14 de abril se proclamaba la Segunda República.
14 abril 1931 en la Puerta del Sol de Madrid,
por el fotógrafo Alfonso Sánchez Portela.
El día 14 de abril a las cinco de la tarde tiene lugar el último
consejo de ministros de la monarquía de Alfonso XIII,
mientras las principales ciudades están proclamando la
República.
El ministro de Fomento, el cacique murciano Juan de la
Cierva se opone a la marcha del rey. En el transcurso del
consejo el rey leerá su famoso discurso de despedida.
El papel de Alfonso XIII está interpretado por el actor Ángel
Picazo, hijo bastardo del rey destronado.
Las ultimas horas (Santos Alcocer, 1966).
Alfonso XIII sale al exilio desde Cartagena.
Descargar

Diapositiva 1