Parque Güell
El Parque Güell es un parque público situado en la ladera de una
colina de Barcelona. Fue diseñado por Antonio Gaudí. En él se
combinan las zonas ajardinadas con algunos edificios modernistas
Ni la planta del parque ni sus caminos siguen ninguna forma
regular, sino que se adaptan a la topografía del terreno.
Al parque se accede desde la parte baja de la colina.
La puerta está flanqueada por dos pequeños edificios
que parecen sacados de un cuento; eran la portería
y el edificio para el mantenimiento del parque.
De ahí se llega al vestíbulo, con dos espacios con apariencia de
grutas, destinados a almacenes y aparcamiento para vehículos.
Del vestíbulo parte la Gran escalinata
que lleva a la parte alta del parque.
En la escalinata hay una famosa figura decorativa: un dragón o
salamandra que se ha convertido en símbolo del parque.
La escalera conduce a la Sala Hipóstila, un espacio cubierto, con
grandes columnas y destinado a ser un mercado.
Sobre la sala hipóstila se sitúa el llamado Teatro griego;
es una gran explanada con bancos ondulantes
desde los que se puede contemplar la ciudad .
Hay en el parque más de tres kilómetros de senderos;
algunos de ellos están cubiertos y soportados por columnas
que simulan formas naturales, como palmeras o estalactitas.
Hay tan solo tres chalets
dentro del parque y los
edificaron Gaudí y sus
ayudantes.
Gaudí utilizaba materiales
muy variados.
En el Parque Güell utilizó
la propia piedra del lugar
para muchas estructuras;
gracias a ello están tan
bien armonizadas con el
terreno.
Para decorar las superficies utilizó con mucha frecuencia la
cerámica partida en trozos irregulares (técnica llamada trencadis) y
juntada a modo de mosaico; esto le permitía acoplar las piezas de
cerámica a las abundantes superficies onduladas.
También utiliza el hierro forjado.
Las obras comenzaron en 1900, y finalizaron en 1914 sin haberse
concluido el proyecto inicial.
El financiero catalán Eusebi Güell tuvo la idea de construir el
parque; encargó al famoso arquitecto Antonio Gaudí que elaborase
el proyecto y lo llevase a cabo.
El parque en principio se ideó como una urbanización para los ricos
burgueses de Barcelona, inspirada en las ciudades-jardín que Eusebi
Güell conoció en Gran Bretaña.
Pero fue un fracaso
económico: tan solo se
edificaron tres parcelas
de las 60 previstas.
Con la llegada de la
Primera Guerra
Mundial se paralizó el
proyecto, y tras la
muerte de Eusebi Güell
en 1918 ya no se
continuó.
Los herederos cedieron el parque al Ayuntamiento
para darle un uso público.
Sigue siendo un parque público, y es uno de los reclamos turísticos
más importantes de la ciudad. El chalet de Eusebi Güell se convirtió
en escuela pública y sigue en funcionamiento.
Antonio Gaudí (1852-1926)
es el principal arquitecto modernista español y tiene fama universal.
Destaca por tener una gran originalidad e imaginación.
Sus obras más personales se inspiran
en formas observadas en la
Naturaleza:
ventanas que parecen ojos
chimeneas con formas de
guerreros
tejados como el lomo de un dragón
balcones como antifaces…
Su obra más conocida es la
Sagrada Familia,
un gran templo que
recuerda el gótico y que
permanece inacabado.
Construyó también algunos edificios de viviendas como
la Casa Batlló o la Casa Milá (La Pedrera).
Descargar

Diapositiva 1