“Dolorosa
pero
efectiva”
La medicina
y el uso
terapéutico
La historia de
David entre
los filisteos
1º de Samuel 30: 6,9
Y David se angustió mucho,
porque el pueblo hablaba de
apedrearlo, pues todo el
pueblo estaba en amargura
de alma, cada uno por sus
hijos y por sus hijas; mas
David se fortaleció en Jehová
su Dios.
Y no les faltó cosa alguna,
chica ni grande, así de
hijos como de hijas, del
robo, y de todas las cosas
que les habían tomado;
todo lo recuperó David.
Dios ofrece
restauración cuando
corregimos el rumbo
de nuestra vida y la
vida de David al vivir
entre los filisteos es
un ejemplo de ello.
Que los creyentes que han
tomado decisiones
equivocadas y reconocen
que están pasando por
disciplina divina, puedan ser
consolados con la esperanza
de la restauración total
y la victoria en sus vidas.
Las consecuencias de
nuestras malas decisiones
no siempre vienen al día
siguiente de haber pecado.
La disciplina divina hace que
retornemos al camino que en
un momento dejamos, para
poder recibir bendición.
A. Por quedarse en el
territorio enemigo
1.Al pensar que era el mejor
lugar para guarecerse
2.Al pensar que iba a ser su
residencia permanente
B. Por unirse con el
enemigo.
1.Al pensar que podía obtener
protección de Saúl
2.Al pensar que podía pelear
contra su mismo pueblo
C. Por acoplarse al estilo
de vida del enemigo.
1. Aprendió a ser
merodeador
2. Aprendió a pelear solo
por el botín
3. Aprendió a ser
mentiroso
¿Qué de ti?
¿Cuáles han sido las
decisiones de las que te
das cuenta que han sido
equivocadas? ¿A quién
has arrastrado en tus
decisiones?
Una vez que David “abre los
ojos” y se da cuenta del lugar
dónde está, de la situación en
la que ha llegado, de las
consecuencias que han
afectado no solo a él y su
familia, sino a 600 personas,
toma una decisión...
A. Buscar fuerza.
B. Buscar dirección.
C. Actuar
¿Dónde te has quedado?
La única fuente de poder
para el creyente es El
Señor y su Palabra. ¿Has
buscado Su dirección sin
actuar? Una vez que David
actúa y corrige su camino,
viene ...
A. Personas
rescatadas
B. Bienes
recobrados
Una vez que David
corrige, está listo
para la victoria,
para recobrar lo
perdido e ir más
allá.
Lo que David ganó al irse
con Aquis fue, más que un
lugar de descanso, un
lugar de contienda;
pues continuamente
estaba merodeando.
Al ver Siclag quemada,
perdió más que su familia.
Perdió la confianza
momentánea de su gente
que estuvo a punto de
matarlo. Pero al disciplinarlo
Dios, David corrigió el rumbo
y ganó más que posesiones;
ganó el perdón de Dios
y Su comunión.
Que Dios nos haga
entender que su
disciplina es
dolorosa, pero
efectiva.
Descargar

Diapositiva 1