RECOGIDA DE LA ALMENDRA
VILAFLOR
Septiembre 2009
Cada año, después de finalizar el
estío, cuando el otoño llega con
aires nuevos para renovar el ciclo
anual de las plantas, de las
personas, para volver a vestir de
viento y lluvia las tierras del sur,
se hace la “Apañada de las
almendras”
… un tributo a
la solidaridad,
al trabajo y a la
madre
naturaleza
La actividad comienza el día anterior,
cuando la gente de Chasna acoge a los
visitantes que quieran pernoctar en el
Municipio. Ahí empiezan los lazos de
una nueva familia.
…un amanecer radiante, sobrecogedor, nos
va anticipando la belleza que queda por
descubrir en el día que comienza…
… con el aire frío que baja
desde la cercana cumbre,
aires del Sombrerito o de
Las Lajas, un abanico de
sensaciones nos va
abrumando…
… el sueño, la ilusión por lo que viene, las voces de
otros seres medio dormidos que deambulan para
hacerse un hueco en el día que comienza…
…el rumor de los pinos.
En el camino, los caballos son la
alegría y juguete de los niños.
Para algunos es su
bautizo de fuego en ese
vínculo mágico entre los
descendientes de los
capricornios y las
infantiles almas de
fábula.
El fruto
recogido se
destina a algún
fin benéfico.
¡Siempre será
poco lo que se
haga!
Pero la
placidez de
quienes
participan en
la Apañada de
las almendras
ya deja
entrever que
algo se ha
conseguido…
quizá sea facilitar el reencuentro entre las
personas consigo mismas…
… y con un espacio natural sencillamente
espléndido
Descargar

Diapositiva 1