TÍTULO
UN SERIO
LLAMADO AL
CRECIMIENTO
ESPIRITUAL
INTRODUCCIÓN
TEXTO
Hebreos
5:11-6:1a
¿QUE DICE EL PASAJE?
Aquellos a quienes se dirige
la carta “iban para atrás,
en lugar de ir para
adelante”, espiritualmente
hablando.
Ante tal situación,
el escritor les hace
“Un Serio Llamado al
Crecimiento Espiritual”
PROPOSICIÓN
“Vamos
adelante a la
perfección”
INTERROGACIÓN
¿Por qué digo que
aquellos creyentes,
al igual que algunos
creyentes hoy,
“iban para atrás, en
lugar de ir para
adelante”?
TRANSICIÓN
El pasaje menciona
tres evidencias por
las que podemos
decir que aquellos
creyentes “iban
para atrás, en lugar
de ir para adelante”
I.
AQUELLOS
CREYENTES SE
HABÍAN “…HECHO
TARDOS PARA OÍR”.
V.11
I.
A. “…os habéis hecho
tardos para oír…”
1.¿Qué
indican las palabras
“…os habéis hecho”?
2.¿Qué significa la palabra
“…tardos…”?
3.¿En qué se les calificaba
“…tardos...”?
I.
¿Cómo es que uno se
hace “tardo para oír”?
B.
Dejando de escuchar La
Palabra de Dios cuando es
predicada.
2. Oyendo La Palabra de Dios
sin realmente “escucharla”
3. Desobedeciendo
abiertamente La Palabra.
1.
II.
AQUELLOS
CREYENTES ERAN
INCAPACES DE
COMPARTIR LA
PALABRA
V.12a
II.
Habían sido
creyentes por
mucho tiempo.
A.
“…después de tanto
tiempo…”
II.
Ya habían sido
enseñados en la
doctrina en el
pasado. “…debiendo
B.
ser ya maestros…”
II.
Necesitaban que
se les volviese a
enseñar el “a,b,c”
de La Palabra de
Dios.
C.
III.
AQUELLOS
CREYENTES
ADOLECÍAN DE UNA
DIETA ADECUADA
V.12b -14
III.
Siendo adultos
(viejos en la fe) aún
necesitaban de
leche.
B. La leche es para
los niños…
A.
III.
El alimento sólido
es para los
maduros.
C.
1.Para
quienes por el uso,
tienen los sentidos
ejercitados para discernir…
2. “…el bien y el mal”.
IV.
UN SERIO
LLAMADO AL
CRECIMIENTO
ESPIRITUAL
V.6:1a
IV.
A. “Por tanto…”
B.“…dejando ya los
rudimentos de la
doctrina de Cristo…”
C. “…vamos adelante a
la perfección.”
APLICACIÓN
Siete
principios para
promover la
salud espiritual
APLICACIÓN
1.Alimento diario. “Desead como
niños recién nacidos la leche
espiritual no adulterada…”
2. Aire puro. Mantén una vida de
oración constante, o
desmayarás. La oración es el
oxígeno del alma.
3. Ejercicio regular. Pon en
práctica lo que aprendas de La
Palabra de Dios cada día.
APLICACIÓN
4.Descanso adecuado. Confía en Dios
en todo tiempo a través de tu fe.
5.Ambiente limpio. Evita cualquier
cosa que pueda debilitarte
espiritualmente.
6.Trato amoroso. Sé parte de una
iglesia en la que obtengas beneficios
de la enseñanza y del compañerismo
cristiano que ahí se ofrezcan.
7. Revisión periódica. Examina
regularmente tu salud espiritual.
CONCLUSIÓN
¡Decídete
a crecer
espiritualmente!
Descargar

Diapositiva 1