• Como ya sabemos, no todas las razas caninas tienen la misma capacidad
para aprender, ni la misma velocidad para hacerlo. Hay también razas
que, por su carácter, son más propensas a la rápida adquisición de
conductas por el mero hecho de satisfacer al dueño, y otras de tipo más
fuerte que son más “pasotas” a ese respecto. Sin ánimo de ponerme en
contra a los dueños de bulldogs franceses (profeso desde aquí mi amor
indiscriminado por toda raza de chuchos, y más aún por los mestizos),
tengo el deber de señalar que en base a mi experiencia, son muy, muy,
muy cabezotas. Como todo aprendizaje implica dejar la comodidad de lo
anterior para moverse a algo nuevo…pues son más de quedarse en su
comodidad. Pero esto no quiere decir en absoluto que no sean capaces
de aprender ni, mucho menos, que sean tontos.
•
• Este problema es bastante común, y suele ser fuente
de consulta de dueños agobiados por los vecinos.
• Como ya he dicho más de una vez, una de las
funciones internalizadas del perro es dar la voz de
“alerta” ante diferentes situaciones. Es su forma de
decirle al autor del ruido “¡Cuidado, que te he oído y
aquí estoy!”, al mismo tiempo que a nosotros nos
cuenta “¡Eh, que aquí pasa algo y estoy al tanto!”. Así
pues no es un problema que un perro ladre si oye el
ascensor, un portazo o lo que sea…bueno, mejor
dicho, no es un problema “del perro”, pero sí lo será
nuestro con los vecinos si la cosa se sale de madre.
• La forma de lidiar con esto, amén de la paciencia de
siempre, es la educación. Enseñarle hasta qué punto
el aviso está permitido y es bienvenido, y a partir de
dónde se pasa de la raya.
• Bueno, voy a ser lo más claro posible: ésta es una
situación delicada. En una relación con un vínculo
bien establecido no surge como reacción habitual
del perro para con el dueño el gruñir, enseñar los
dientes o ladrar amenazadoramente (salvo
cuando es claramente en forma de juego). Es una
conducta que puede surgir en un cachorro que no
esté bien socializado o bien en un caso en que no
está claramente resuelta la cuestión jerárquica,
por ejemplo, pero que no puede permitirse de
ninguna manera.
• Lo “bueno” del caso es que refieres que sucede a modo
de llamada de atención y no como respuesta habitual,
y que es un animal muy joven aún, con lo que no ha
fijado sus patrones de conducta.
• Mi recomendación es que te pongas rápidamente en
manos de un profesional para que te ayude a
reconducir la situación, al tiempo que la llevas al
veterinario a que le haga una buena revisión. Mientras
tanto, debes ignorarla por completo cuando tenga esas
reacciones. Ni gritos, ni confrontaciones ni mucho
menos meterte a sacarla de debajo de la mesa.
• La raza de perro de bulldog inglés suele presentar a
menudo problemas dermatológicos, estos problemas
se manifiestan como pequeñas erupciones que pueden
aparecer en la zona del morro, por los pliegues, o en
las patas. La solución más eficaz es mantener la zona
siempre limpia y seca, para evitar la aparición de
problemas en la piel.
• En este caso conoceremos a Buba, que sufre estos
problemas en la piel debido a una alergia. Además,
sufre una otitis crónica, que debe ser tratada con un
antibiótico y curas
• Cuidados del cepillado de pelo :
• El pelo de nuestro Bulldog Francés es
recomendable que lo cepillos de 2 a 3 veces por
semana. Es fácil encontrar un cepillo en el
veterinario o en ” los chinos ” suele tener forma
de manopla o cepillo de goma. La dirección del
cepillado siempre será de la cola hacia la cabeza (
a contrapelo ). Lo que conseguimos haciendo
esto es tener un perro con el pelo brillante y
sano. Tener en cuenta que en las épocas de muda
es aconsejable cepillarle mas veces.
• Limpieza de oídos:
• Es muy importante, el bulldog francés sufre mucho de los oídos ya
que los tiene salidos y le entra suciedad con mucha facilidad, es
recomendable lavarlas una vez al mes, yo personalmente he
probado varios métodos y el que mas me funciona es echarle unas
gotas que disuelven la cera, se le masajea la zona durante 10
segundos aproximadamente y luego dejamos que el perro se
sacuda, después con una gasa estéril limpiamos los restos de cera.
• Limpieza de pliegues :
• Como todos sabéis los Bulldogs tienen grandes arrugas en la cara,
por eso se forman pliegues, es importante limpiarlos a menudo ya
que sin estos cuidados se pueden crear hongos o infectarse la zona.
Aqui cada veterinario te dice una cosa, un trapo húmedo, una
toallita de bebe etc … yo uso la toallita de bebe y arrastro la
suciedad hacia fuera, si esta muy sucio lo limpiamos con agua y
jabón y luego lo secamos con agua limpia. Una vez echo todo esto
para prevenir le echaremos un poco de vaselina.
• Cuidados de los ojos :
• Deberéis tener especial cuidado con las legañas, estas son infecciosas si no
las retiramos y muchas veces se quedan en el parpado. Para retirarlas
usaremos suero fisiológico, una jeringuilla y gasas. Lo que haremos será
aplicar el suero y luego retirarlo con la gasa húmeda .
• Limpieza de dientes :
• Aunque algunos les sonará extraño es altamente recomendable lavarle los
dientes a nuestro bulldog francés una vez a la semana, incluso mas si es
posible. Normalmente para ello se usa un trapo o gasa enrollada a nuestro
dedo y lo frotamos por los dientes y encías de nuestro bulldog francés. Al
principio nos costará un poco por que el perro se negará ha hacerlo, una
vez esté acostumbrado le echaremos pocas gotas de enjuague bocal para ”
humanos “ en el trapo. Si veis zonas de color marrón en los dientes o mal
aliento, puede ser un síntoma de sarro o infección, es recomendable
llevarlo al veterinario.
• Baños :
• Esto es un poco relativo, si nosotros cepillamos a nuestro bulldog francés a
menudo no será necesario bañarlo tan a menudo. Es importante no
bañarlo mas de una vez al mes. Si lo bañamos en casa hay que tener en
cuenta que puede constiparse ya que tienen mucha tendencia a ello. Es
importante también usar champo para pieles especiales y de pelo corto.
Es interesante hacer dos enjabonados para asegurarnos de su higiene.
Hemos de tener prudencia con las orejas, ya que si les entra agua dentro (
es muy fácil ) puede darnos algún problema de oído, podemos prevenirlo
poniendo algodones.
• Corte de uñas :
• Lo mejor para ellos es que se desgasten de forma natural en la tierra.
También podéis cortarlas con un corta uñas especial para perros, se puede
conseguir en tiendas especializadas.
• Vacunas :
• De esto se tiene que encargar nuestro veterinario desde el primer
momento ya que depende de la zona en la que vivimos pueden vacunarle
de algunas cosas que en otras no son necesarias. Por lo general siempre se
vacunan de parvovirus y moquillo a las 6 semanas de edad. También es
recomendable incluir la vacuna contra el coronavirus esta previene
diarreas víricas, en este articulo lo explicamos con mas detalles.
• Cuidados de alimentación :
• Es recomendable que coman hasta 3 veces al día ( mañana, medio día y
noche ) ya que estos perros sufren de torsión de estomago si les damos
grandes cantidades de comida
Descargar

Diapositiva 1