La fiesta de la TRINDAD nos invita a reflexionar sobre el misterio
de la vida íntima de Dios y conocer mejor quien es nuestro Dios.
Él se revela como Padre, Hijo y Espíritu Santo.
La 1ª Lectura presenta al Dios de la ALIANZA.
Dios es el PADRE que con sabiduría creó y dirige el universo.
(Dt 4, 32-34.39-40)
Es parte de un discurso de Moisés, al final de su vida,
en que resume la Alianza y sus exigencias.
Invita a Israel a contemplar su historia y la acción de Dios en la vida
y en la liberación de Egipto.
Da pistas para reconocer
el verdadero rostro de Dios.
Es un Dios que establece
COMUNIÓN y familiaridad con
su Pueblo.
Él va al encuentro,
habla con ellos y está siempre
atento a sus problemas.
Es un Dios fiel, a pesar
de la infidelidad de Israel.
Es un Dios cercano al Pueblo,
aunque este se aparte de Él.
-Y concluye convidando
al Pueblo a cumplir
los mandamientos del Señor,
pues son sugerencias
de un Dios que nos ama
y quiere nuestra felicidad
y nuestra plena realización.
* El Antiguo testamento
no conocía
el Misterio de la Trinidad.
En esta etapa, parece
la UNIDAD y
la ESPIRITUALIDAD
de Dios,
así como los atributos
de OMNIPOTENCIA y
MISERICORDIA
En la 2ª Lectura,
Pablo resalta que Dios se
hizo próximo del hombre.
Es un Dios que nos hizo
hijos adoptivos y por eso,
podemos llamarlo "Abba",
"PADRE". (Rm 8,14-17)
En el Evangelio,
Jesús envía a los discípulos
en Misión para predicar
el Evangelio y Bautizar
en el nombre de la TRINIDAD.
(Mt 28,16-20)
El texto describe
el encuentro final entre
Jesús y los discípulos.
En él aparece una fórmula
trinitaria usada en el
bautismo cristiano.
Por el Bautismo, nos
hacemos partícipes
de la Comunión trinitaria.
Mateo revela que la Iglesia es una Comunidad Misionera
y tiene dos etapas de iniciación cristiana: ENSEÑANZA y BAUTISMO.
Comienza con la catequesis sobre las palabras y los gestos de
Jesús y el Bautismo será la comunión con el Padre, el Hijo y el
Espíritu Santo.
+ La celebración de la fiesta de la Trinidad
no es una invitación a descifrar el Misterio de un Dios
en tres personas, sino una invitación para contemplar a Dios
que es AMOR y vive en comunión de personas
y nos convida a participar de la vida íntima de Dios.
El Prefacio de hoy afirma:
“con tu único Hijo y el Espíritu
Santo eres un solo Dios, un
solo Señor, no una sola
Persona, sino tres Personas en
una sola naturaleza.
Y lo creemos de tu gloria,
porque Tú lo revelaste, lo
afirmamos también de tu Hijo,
y también del Espíritu Santo,
sin diferencia ni distinción.
De modo que, al proclamar
nuestra fe en la verdadera y
eterna Divinidad, adoramos
tres Personas distintas, de
única naturaleza e iguales en
su dignidad".
Este Misterio
es algo tan sublime,
que supera
nuestra capacidad
de comprender,
pero podemos
y debemos crecer
en el conocimiento
de Dios...
Sabemos
de la existencia
de este Misterio,
porque Jesús
nos lo reveló.
¿Porqué Cristo nos reveló este Misterio?
No fue para crear un problema para nuestra comprensión.
Por lo contrario, porque Dios nos ama, y Él quiere
que participemos aún más de cerca de su vida de amor.
El mismo Cristo nos señala el modo:
“Si alguien me ama, guardará mis palabras;
y mi Padre lo amará y vendremos a él
haremos en él nuestra morada..."
Nuestra persona es un Templo de la Trinidad...
- En nosotros está el PADRE, que nos llamó de la nada, nos dio -un espíritu de vida, nos dio un nombre, y nos confió una misión.
- En nosotros está el HIJO, que entregó su vida por nosotros,
imagen del Hijo de Dios para que sea imitada y reproducida por -nosotros.
- En nosotros está el ESPÍRITU SANTO,
que nos ilumina y fortalece en los caminos de Dios.
Y toda esta maravilla
comenzó en nosotros
desde nuestro BAUTISMO.
- Del Padre,
somos hijos amados...
- Del Hijo, somos hermanos
y participamos de la misma
vida y del mismo proyecto.
- Del Espíritu Santo,
recibimos inspiración e
impulso para que vivamos
la vida divina.
Esta relación con las tres
personas divinas, debe ser
cultivada en nuestra vida.
Estamos llamados a renovar nuestro compromiso bautismal,
para que seamos reflejos de la Trinidad,
señales de comunión, participación y esperanza,
en un mundo tan dividido, individualista y desesperanzado.
La Biblia nos cuenta
que Moisés,
después de hablar con
Dios, dos rayos de luz tan
intensa iluminaban su
rostro, que no podían fijar
los ojos en él...
Que todos cuantos
nos encuentren
esta semana,
después de nuestro
encuentro con Dios
en esa celebración,
puedan ver en nosotros,
a alguien que también se ha
encontrado con su Dios...
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
31.05.2015
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: A Santíssima Trindade
Haydn
CD: Festas Litúrgicas I - CNBB
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas