El Domingo de Ramos
NVI Filipenses
2:5
La actitud de ustedes debe ser como la de
Cristo Jesús,
Actitud = manera de pensar y vivir. El
temperamento o la conducta.
Por la naturaleza somos enojados,
gruñonos, egocéntricos, impacientes y
infelices cuando las cosas no nos van
bien. Esto no es como Jesús.
¿Cuál fue la actitud de Jesús?
NVI Filipenses
2:6
quien, siendo por naturaleza Dios,
no consideró el ser igual a Dios como algo a
qué aferrarse.
Para Jesús, ser Dios verdadero fue una
existencia buena y maravillosa. Él no
afrontó amenazas. A él le gustó la regla
eterna con el Padre y el Espíritu Santo.
No hubo dudas o ansiedades.
NVI Filipenses
2:
quien, siendo por naturaleza Dios,
no consideró el ser igual a Dios como algo a
qué aferrarse.
¿Por qué no agarría él de forma egoísta al
uso completo de su poder divino?
Sólo una fuerza lo movió a poner a un
lado el uso completo de su naturaleza
divina - su amor para nosotros.
Él fue concebido por
Por el contrario, se obra del Espíritu Santo
rebajó
voluntariamente,
Nació de la Virgen María
tomando la
naturaleza de siervo
Padeció bajo el poder
y haciéndose
semejante a los seres de Poncio Pilato
humanos.
Fue crucificado
8 Y al manifestarse
como hombre,
se humilló a sí
Muerto
mismo
y se hizo obediente
Y sepultado.
hasta la muerte,
¡y muerte de cruz!
NVI Filipenses
2:7-8
Hecho en todos modos como
nosotros - pero sin pecado.
¡Él llevó a cabo el Gran Intercambio!
¡Su vida
perfecta se
cuenta para
nosotros!
Nuestro pecado
horrible es
cargado por él y
él se humilló
hasta muerte de
cruz.
NVI Filipenses
2:9
Y desde allí ha de venir
a juzgar a los vivos y a
los muertos.
Por eso Dios
lo exaltó
Y está sentado en la
hasta lo
diestra de Dios Padre
sumo
todopoderoso,
y le otorgó el
Subió
a
los
cielos.
nombre
que está
Al tercer día resucitó de
sobre todo
entre
los
muertos.
nombre,
Él descendió a los infiernos.
Exaltado
Humillado
Cuando vemos la vida
perfecta, la muerte
inocente y la
resurrección poderosa
de Jesús, ¿qué
haremos nosotros
ahora por la fe?
NVI Filipenses
2:10-11
Desinteresado en sí
mismo
para que ante el
nombre de Jesús
se doble toda
rodilla
en el cielo y en la
tierra
Siervo
y debajo de la
tierra,
11 y toda lengua
confiese que
Jesucristo es el
Señor,
Sufriendo en el
para gloria de Dios
camino a la gloria
Padre.
El Domingo de ramos
Descargar

No Slide Title