Cambio de Maquinista
Rocío, otra vez resopla
el viejo tren del tiempo.
La brisa en la noche acerca
su cansino chachachá
hasta el oasis de mis sueños.
Preocupado el Maquinista
me despierta: Abuelo,
mi Jefe en la Compañía
me cambia de tren este año.
Yo le pregunté, ¿qué plan
tiene el Jefe para tí,
qué tren llevarán tus manos?
Es norma en mi Compañía
dotar al niño que nace
de tren y de Maquinista
y enseñarle en los viajes
a que guíe su destino
con ritmo y discreción
por las vías de la vida.
Es sencillo, abuelo.
Que no pierda el horizonte
y siempre rumbo al cielo.
Rocío, me siento obligado
a agradecer los servicios
prestados año tras año
por Jefe y Maquinista.
Feliz cumpleaños, Rocío.
Besos y abrazos.
César
Murcia, 8 de abril de 2011
Descargar

Diapositiva 1