No se turbe
vuestro corazón
No se turbe vuestro corazón,
no se turbe vuestro corazón;
En la casa de mi Padre
muchas moradas hay;
En la casa de mi Padre
muchas moradas hay;
Creéis en Dios,
creed también en mí,
Voy pues a preparar lugar
para vosotros, para vosotros,
un lugar para vosotros.
No se turbe vuestro corazón,
no se turbe vuestro corazón;
En la casa de mi Padre
muchas moradas hay;
En la casa de mi Padre
muchas moradas hay.
Descargar

Document