La visitación de casa en casa
Existen numerosos métodos y técnicas
relacionados con las visitas a los hogares y
estos pueden concluir diversas actividades.
El modelo de Cristo nos presenta un campo
ilimitado de dos posibles metodologías. Si
seguimos su ejemplo utilizaremos un
enfoque territorial que permitirá que cada
miembro aproveche oportunidades de
realizar visitas de casa en casa.
Piense en las posibilidades de un ministerio
de visitación según el modelo de Jesús.
nuestro salvador iba de casa en casa,
sanando a los enfermos, consolando a los
que lloraban, calmando a los afligidos,
hablando palabras de paz a los
desconsolados. No trabajaba para si, si no
para los demás. Era siervo de todos. Era su
comida y bebida dar esperanza y fuerza a
todos
aquellos
con
quienes
se
relacionaban.
No hay dos seres humanos que sean
idénticos. En el contexto de la
interacción con los demás es de vital
importancia
depender
en
todo
momento de la dirección del espíritu
santo. El método de Cristo nos conduce
a un enfoque preconcebido o mecánico,
si no a un ministerio de amor que esta
en armonía con la variedad de dones y
talentos d los miembros de la iglesia. Es
algo que se desarrolla con el uso.
En la época sofisticada en la que vivimos,
existe una tendencia de parte de los
hogares. Nos damos cuenta de que el
enemigo de las almas es quien estimula
dicha actitud ya que, como expresa
Elena G. White, este trabajo en casa, en
busca de almas, de las ovejas perdidas,
es la obra mas esencial que pueda
realizarse.
¡Si no se marcha de inmediato estoy
dispuesto a tirarlo por la ventana!
Eso fue lo que Danny le grito a aquel visitante.
Sin embargo, Dios transformo a Danny y
durante los últimos siete años el ha
capacitado a muchos otros para que vayan de
puerta en puerta.
El amplio mandato nos incluye a todos
Existe la idea de que solamente
algunos están capacitados para llevar
a cabo las visitas de casa en casa. Sin
embargo, cuando reconocemos que
hay muchas formas de evangelizar
una comunidad así como diferente
dones espirituales, comenzaron a ver
las cosas desde un punto de vista
diferente.
La expresión de casa en casa nos tiene
que llevar a pensar a las necesidades que
existen detrás de esas mismas puertas.
Jamás conoceremos esas necesidades a
menos que toquemos esas puertas
Dios espera un servicio personal de aquellos
a quienes a confiado el conocimiento de la
verdad para este tiempo. No todos pueden ir
como misioneros a países lejanos, pero
todos pueden ser misioneros en el lugar
donde viven, entre sus familiares y vecinos.
Dondequiera se establezca una iglesia, todos
los miembros deben empeñarse activamente
en la obra misionera. Deben visitar a toda la
familia del vecindario, e imponerse de su
condición espiritual.
Un
pastor
no
puede
alcanzar
personalmente a todos los habitantes de
un distrito. Cada creyente es un ministro, y
por lo tanto seria razonable que cada
creyente o que cada creyente o que cada
familia sea responsable de un territorio
especifico.
Dondequiera se establezca una iglesia,
todos los miembros deben empeñarse
activamente en la obra misionera. Deben
visitar toda la familia del vecindario, e
imponerse de su condición espiritual.
Usted podría considerar el territorio de su
familia como un terreno recibido en
herencia, como si fuera una finca. Podría
caminar o manejar a través del mismo,
pidiéndola Dios que bendiga a quienes
residen aquella zona que abra sus mentes
con el fin de que puedan conocer al señor.
Pídale a Dios que le muestre donde
debería concentrar sus esfuerzos y enfocar
su atención. Luego podría escoger un lugar
para plantar un huerto espiritual. Allí usted
podría cultivar, sembrar, cuidar y
finalmente cosechar. Comience orando con
fervor por quienes viven en la zona de su
huerto, pidiéndole a Dios sabiduría para
poder alcanzarlos.
Necesitamos tener en mente algunos
principios básicos: confiemos en el señor. La
obra es de el. Actuemos con confianza, sin
preocuparnos por las circunstancias. La
perfección surge de la practica. La mejor
forma de lograr algo es haciéndolo. Es
posible aprender a nadar a gracias a las
instrucciones que recibimos. Manténgase
enfocado en hacer amigos y en edificar
puentes en vez de muros, y Dios lo
bendecirá.
Los mas impresionantes en la ganancia de
almas por lo general están relacionados
con los estudios bíblicos. Las personas que
solicitan estudios bíblicos son buenos
candidatos.
Recuerde que tiene que orar antes y
después de hacer la visita, y que tiene
que estar vestidos de manera apropiada.
Acuda llevando una tarjeta de solicitud
para estudios bíblicos, un sobre con
sellos
Acérquese a la puerta con paso rápido y
con entusiasmo.
Los mas impresionantes en la ganancia de
almas por lo general están relacionados
con los estudios bíblicos. Las personas que
solicitan estudios bíblicos son buenos
candidatos.
Recuerde que tiene que orar antes y
después de hacer la visita, y que tiene que
estar vestidos de manera apropiada.
Acuda llevando una tarjeta de solicitud
para estudios bíblicos, un sobre con sellos
Acérquese a la puerta con paso rápido y
con entusiasmo.
Usted esta al servicio del rey. Toque a la
puerta con firmeza unas cuatro o cinco veces,
en forma breve y precisa. Si hay un timbre
presione brevemente el botón. cuando abran
a la puerta sonreía.
Al principio quizá usted tenga únicamente
uno o dos interesados en su territorio.
Mas adelante, a medida que el numero
de ellos aumente, usted se dará cuenta
de lo practico que es este método. Se
puede
ahorrar
mucho
tiempo,
especialmente al trabajar en una cuidad,
si se colocan en tarjetas los nombres y las
direcciones de las personas
Usted no sabe en que forma podría
guiarlo Dios durante las visitas. La
experiencia demuestra que algunos han
encontrado una docena de nuevos
interesados en el hogar de un alumno
remiso.
Es un gran privilegio estudiar en forma
personal o por medio del correo con
personas que han estado escuchando
nuestro programas de radio o televisión
y leyendo nuestras revistas misioneras.
Por lo general se alegran de encontrar a
alguien vinculado con el programa o con
los impresos que han sido de su agrado.
Muchos de ellos solicitan libros, folletos y
discos compactos relacionados con el
programa o la revistas.
Estas personas pueden llegar a ser el mejor
grupo de interesados. Es un privilegio
visitar a personas que ya son amigos
nuestros. Dios los ha impresionado para
que adquieran nuestros libros. Ellos se
sienten orgullosos de haberlos comprado.
Si los han leído, se sentirán complacidos.
Después de que Jesús atendía las
necesidades físicas de la gente, les decía:
<<seguidme>>. Estas personas ya nos
conocen.
Han sido ayudadas, y por lo general
aceptaran una breve visita. Muchos
llegan a solicitar el bautismo si los
miembros se interesan en ellos de
manera personal, los visitan en sus
casas y se ofrecen para estudiar con
ellos.
En el momento que sean llevadas de
nuevo a Jesús y su iglesia, se convertirán
en obreros del Señor. Se han sentido
desanimadas y necesitan la amistad y
nueva visión de Jesús y de su mensaje para
ese tiempo. Quizá se requieran muchas
visitas y oraciones.
Es muy posible que usted pueda establecer
una relación de amistad y dejar la primera
lección del curso bíblico en una primera
visita. Haga de esto su objetivo, pero no
imponga sus criterios.
Esas personas necesitan adquirir confianza.
Se dice que cuando Elena G. White visitó
en Inglaterra a un ex miembro lo trato
como si él todavía perteneciera a la iglesia.
Ella le llevo algunos libros y lo estimulo
para que los compartiera con sus vecinos.
En ese incidente reconocemos un valioso
principio. Mostrar esa actitud hacia alguien
que ha abandonado la iglesia tiende a crear
cierta confianza que hará que el miembro
que se ha apartado vuelva al redil. La fe, la
oración y el trabajo por otras personas
necesitadas harán que el miembro que ha
dejado de asistir a la iglesia crezca en amor
y fe, y esto redundara en un cristiano
estable.
1. Visitando los amigos, familiares,
compañeros de trabajo, vecinos y
conocidos.
•<<me gustaría compartir con usted algo
que he leído y que los disfrute bastante.>>
•<<Con relación a ese triste suceso
(mencione el caso o suceso trágico), me
gustaría obsequiarle algo que he
encontrado muy útil, y que pienso le
agradara.
•<<¿Recibo usted un ejemplar gratuito del
nuevo curso bíblico que ofrecemos? Ese
curso contesta algunas de las grandes
interrogantes que enfrentamos en la
actualidad.>>
•<<Trabajo con la organización que ofrece el
curso bíblico Descubriendo a Jesús>>.
Quizá usted u otras personas estén
pensando: <<Me siento nervioso o
nerviosa en relación con esta tarea>>.
Toda iglesia que este implementando un
plan de asignaciones territoriales debería
celebrar una clase de capacitación
continua.
2. Visitando los hogares con los cursos de
estudio de la Biblia.
<<En todo el mundo hay hombres y
mujeres que miran
fijamente al cielo.
Oraciones, lagrimas e interrogaciones brotan
de las almas anhelosas de luz en
súplica de gracia y de la recepción
del
Espíritu Santo>>.
Son importantes también el tono de su voz
y el entusiasmo que usted demuestre. Sea
cortes, aunque no necesita alargar su
presentación por ese motivo. Diga en
forma positiva y natural: <<Deseamos
dejarle esta primera lección hoy>>
3. Las visitas que utilizan una encuesta
comunitaria.
Este método ha dado buenos resultados en
diversas partes del mundo. Al completar la
encuesta, pase rápidamente de una pregunta
a la otra, hasta que la persona adquiera
confianza y haya contestado unas cuatro.
Luego comience a hablar en forma mas
pausada. Observe los ojos de su interlocutor.
Demuestre cariño y un marcado interés en la
persona.
4. Las visitas que utilizan una encuesta de
radio y televisión:
Lleve consigo la primera lección del curso
bíblico y un sobre con el franqueo adecuado.
<<Mi nombre es ________________, y me
acompaña ____________, estamos llevando a
cabo una encuesta para el programa
___________ (diga el nombre del programa de
radio o televisión).
Es muy breve y solamente nos tomara un
par de minutos. A precio de antemano su
ayuda y colaboración. Muchas Gracias>>.
Antes de marcharse, ofrezca una oración
por el hogar visitado, si el ambiente se
presta.
5. Las visitas para ofrecer estudios
especiales
Luego de las visitas a los hogares, de las
oraciones ofrecidas y de la oferta para
impartir estudios bíblicos, surge la opción
de averiguar el tipo de estudio que le
gustaría recibir a los interesados. Usted
podría invitarlos a participar de un grupo
pequeño.
<<La visitación de casa en casa nunca ha
sido tan apropiada>>. La mejor forma de
lograr algo es haciéndolo. En el agua es que
se aprende a nadar. Siempre tenga en
mente su objetivo. Cultive amistades.
Edifique puentes en lugar de muros. La
utilización de la frase <<No podemos
quedarnos por mucho tiempo>> disminuye
la tensión del ambiente.
•La tarjeta de solicitud
•El material impreso y audiovisual
•Clientes de los colportores
•Ministerio de servicios a la comunidad
•Miembros que se han apartado de la
iglesia
•Amigos, familiares, compañeros de
trabajo y vecinos…
•En forma casual
•De casa en casa
•Encuesta en la comunidad
•Encuesta de radio y televisión
•Folleto que presentan los beneficios y
programa de la iglesia.
Asegúrese de regresar a la semana
siguiente a la hora fijada. Cuando se
encuentre con los posibles interesados,
sea breve. Diga: <<me alegro de verlo.
¿Cómo ha pasado la semana? No
podemos quedarnos por mucho rato,
pero queremos saber si le ha gustado la
lección>>
en muchos casos han disfrutado la
lectura, pero no han completado la hoja
de preguntas. Es algo nuevo. Sin
embargo, si usted los ayuda con una o
dos preguntas y les pasa el bolígrafo ellos
la completaran.
En algunos casos no las habrán leído. No
se muestre decepcionado. Mas bien diga:
<<Estoy seguro de que para la próxima
semana usted podrá leer la lección y
completar la hoja de respuestas.>>
Cada iglesia debería tener una escuela
Bíblica por correspondencia.
Es maravilloso lo que Dios puede hacer
cuando usted realiza una breve visita
utilizando el método que sugerimos.
El principal objetivo y el único propósito de
una Escuela Bíblica es llevar a las personas
hacia el conocimiento de Cristo y motivarlos a
convertirse en miembros de la iglesia. El curso
esta estructurado de forma tal que los
alumnos vayan dando los pasos para aceptar a
Cristo, de guardar el sábado y de solicitar el
bautismo y llegar a ser miembro de la iglesia
Las visitas a los hogares son importantes
con el fin de lograr estos objetivos. Si no es
posible llevar a cabo visitas personales,
debería realizarse una conversión por la vía
telefónica.
La aceptación como Salvador y Señor es el
principal objetivo del curso. Es un
ingrediente vital para aceptarlas verdades
clave y para unirse a la familia de Dios.
Tres escenarios, Una vez más. La oraciones un
elemento fundamental. El propósito de esta
visita es fortalecer la relación de amistad,
entregar un libro en caso que se haya
prometido y estimular a que el alumno tome
una decisión en relación con el sábado. Si esa
decisión ya haya sido tomada, regocíjese con
el candidato y refuerce, una vez más.
Si muestran interés en guardar el
sábado, repase las bendiciones que
Dios promete según aparecen en las
guías de estudio; entonces, comparta la
forma en se han cumplido en su vida
.
Por lo general la ultima lección de un curso
bíblico contiene un cuestionario detallado.
Tan pronto como lo tengan , es de vital
importancia que los alumnos reciban la visita
de alguien a quien ya conozcan.
Elena G. White nos dice que si alguien no es
animado para tomar una decisión lo antes
posible en su experiencia espiritual, existe el
peligro de que convicción se vaya
desvaneciendo gradualmente.
La visita podría incluir palabras de elogio por
haber completado el curso bíblico, por las
decisiones realizadas, así como una promesa
de la entrega de un diploma.
Hemos analizado diferentes tipos de
visitas, enfocándonos en la idea de dar
inicio a una serie de estudios bíblicos con
los interesados.
<<Id a vuestros vecinos visitándolos uno
por uno, y acercaos a ellos hasta que sus
corazones sean calentados por vuestro
interés y vuestro amor abnegado.
Simpatizad con ellos, orad con ellos,
vigilad las oportunidades de hacerles bien,
y cuando podáis, reunid a unos pocos y
abrid la palabra de Dios ante sus mentes
entenebrecidas […] No descuides hablar a
vuestro vecinos, y hacerles todo el bien
que podáis para que, de todos modos
salvéis a algunos>>
Los ricos: << Muchos de los que ocupan
altos puestos sociales tienen el corazón
apenado y enfermo de vanidad. Anhelan
una paz que no tienen. En las esferas más
elevadas de la sociedad hay quienes tienen
hambre y sed de salvación. Muchos
recibirán ayuda si los obreros del señor se
acercan a ellos personalmente, con
maneras amables y corazón enternecido
por el amor de Cristo>>
Los Pobres: <<hay muchedumbre que
luchan con la pobreza […], Cuando a esto
se le añaden los dolores y la enfermedad,
la carga resulta casi insoportable. Gastados
y agobiados, no saben adonde dirigirse en
busca de alivio. Simpatícese con ellos en
sus pruebas, sus congojas y sus
desengaños. Esto abrirá el camino para
llevarles ayuda. Hábleseles de las
promesas de Dios, órese con ellos y por
ellos, infúndaseles esperanza>>.
En un ministerio de visitación necesitamos
ser pacientes y receptivos. Rascarse donde
no existe picazón únicamente irrita la piel.
Es necesario emplear más tiempo en
escuchar que en hablar. Nuestra técnica
tiene que ser: <<Dos oídos una boca>>.
<<Abarca mucho la orden: “Ve por los
caminos y por vallados, y fuérzalos a
entrar, para que se llene mi casa”.>>
Dios bendice ricamente a quienes
perseveran en las visitas de casa en casa.
<<Al que llama, la puerta se le abrirá>>.
Esa promesa aun es válida.
La perseverancia es importante en la tarea
de visitar los hogares. La presencia de Dios
estará con usted y, en último termino, el
Señor mismo le concederá el éxito.
Descargar

Diapositiva 1