Lección 12 para el 23 de junio de 2012
La Biblia nos indica que debemos evaluarnos (examinarnos) a nosotros mismos,
a los miembros de la iglesia y a la iglesia misma. ¿Por qué es necesaria esta
evaluación?
Imagínate que los estudiantes no fueran evaluados, es decir, no tuviesen que
realizar ningún tipo de examen. ¿Cómo podrían sus profesores saber si han
asimilado los conocimientos necesarios para pasar al siguiente curso?
Evaluarnos a nosotros
mismos nos permite,
por ejemplo, conocer
nuestro nivel de
crecimiento espiritual.
Evaluar a la iglesia nos permite, a
modo de ejemplo, saber la eficacia
de un método evangelístico.
Evaluar a los
miembros de iglesia
nos permite, entre
otras cosas, saber en
qué cargos pueden
desarrollarse más
efectivamente.
Evaluar nos permite conocer el grado de eficacia. Debemos determinar qué hemos
hecho bien y en qué hemos fallado.
Al examinar los resultados de la evaluación podemos
encontrar la manera de mejorar, y aumentar así
nuestra eficacia. Evaluamos para mejorar.
Una evaluación a nivel espiritual y en el ámbito
eclesiástico nos hace ser más conscientes de nuestra
dependencia de Dios y nos ayuda a ser instrumentos
más eficaces en Sus manos.
Cuando hablamos de evaluación, debemos
detenernos en un concepto clave:
los INDICADORES.
Los indicadores son las pautas, es decir, las
normas que deben regir la evaluación.
Los indicadores que nos pueden permitir
evaluar una campaña evangelística pueden ser
el número de asistentes; cuántas personas
respondieron a los llamados; eficacia de las
personas que colaboraron; distribución de
folletos; etc.
Los indicadores cambiarán dependiendo de aquello que estemos evaluando.
¿Cuáles serán los indicadores que Dios usará cuando
seamos evaluados en el Juicio?
1) A NOSOTROS MISMOS
“Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe;
probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a
vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros,
a menos que estéis reprobados?” (2 Corintios 13:5)
¿Cuáles son los indicadores (requisitos) que nos
permiten examinarnos a nosotros mismos?
“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide
Jehová tu Dios de ti, sino que
temas a Jehová tu Dios, que
andes en todos sus caminos, y
que lo ames, y sirvas a Jehová
tu Dios con todo tu corazón y
con toda tu alma; que guardes
los mandamientos de Jehová y
sus estatutos, que yo te
prescribo hoy, para que tengas
prosperidad?” (Deuteronomio 10:12-13)
“Oh hombre, él te ha
declarado lo que es bueno, y
qué pide Jehová de ti:
solamente hacer justicia, y
amar misericordia, y humillarte
ante tu Dios” (Miqueas 6:8)
Algunas de las pautas que tenemos en la Biblia que nos ayudan
a examinar y mejorar nuestro crecimiento espiritual son:






Velad y orad (Mateo 26:41)
Orad sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17)
Ocuparse del Espíritu (Romanos 8:6)
Vestir la armadura del cristiano (Efesios 6:6-18)
Obedecer (2ª de Timoteo 2:15-16)
Vivir una vida recta (Salmo 1)
Al tratar con miembros nuevos, deberíamos –de una manera
bondadosa y amante– ayudarlos a entender cuán importantes
son, para su crecimiento espiritual, la oración, el estudio de la
Biblia y la obediencia.
Queremos llenar la iglesia con personas
que crezcan en su relación con Jesús, que
amen a Dios y que expresen ese amor en
la obediencia a sus mandamientos.
2) A LOS MIEMBROS DE IGLESIA
“Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces
ejerzan el diaconado, si son irreprensibles” (1 Timoteo 3:10)
En 1 Timoteo 3, y en su epístola a
Tito, Pablo señala los indicadores
que nos deben servir para evaluar si
un creyente puede ser elevado al
cargo de anciano o diácono.
Esta evaluación es necesaria. ¿Cómo
podría trabajar la Comisión de
Nombramientos si no evaluara la
idoneidad de los miembros para los
diversos cargos?
2) A LOS MIEMBROS DE IGLESIA
Pero debemos ser conscientes de nuestras
limitaciones al emitir un juicio sobre nuestros
hermanos. Porque “el hombre mira lo que está
delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”
(1 Samuel 16:7)
Nosotros sólo podemos evaluar las acciones
exteriores de los demás, nunca podemos juzgar sus
motivaciones o su corazón.
A veces Pablo tuvo que poner en orden a la iglesia o a
personas en temas de actitud, conducta o doctrina, lo
que indica que hubo una evaluación; pero Pablo
también sostuvo a la gente por su apoyo a él, por su
fidelidad a Dios, o por la realización de un ministerio.
La evaluación tiene sus peligros. Cuando evaluamos a los demás
tendemos a ser críticos con ellos y los desanimamos. Esto no debe
ser así, debemos apoyar a los demás en sus esfuerzos.
“No nos desanimemos unos a otros. Unámonos para llevar al éxito todas las fases
de la obra del Señor. Si alguien acude a nosotros y habla con desánimo acerca de
la obra en una u otra de nuestras instituciones, y nos dice que son extravagantes
en exceso, debemos contestar: “Lo siento si eso es así, pero prestémosle nuestra
ayuda si están en dificultades”. Cuando hablamos en esta forma, evitaremos gran
parte del mal que podría resultar si quitáramos nuestro apoyo y si rehusáramos
ayudar a los que posiblemente han sido juzgados equivocadamente. No
desanimemos nunca ni siquiera a los que han obrado mal, tratándolos como si
hubieran cometido un pecado imperdonable contra nosotros. Más bien
animémoslos en toda forma posible y si vemos que se están esforzando en una
empresa digna, esforcémonos con ellos” Elena G. de White, Consejos sobre la salud, “Ánimo mutuo”, p. 240
3) A LA IGLESIA
“Y será predicado este evangelio del reino en
todo el mundo, para testimonio a todas las
naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14)
“Los adventistas del séptimo día
están realizando progresos,
duplicando su número,
estableciendo misiones, y
desplegando la bandera de la
verdad en los lugares tenebrosos
de la tierra; sin embargo la obra
avanza mucho más lentamente
de lo que Dios quisiera. ¿Por qué?”
Elena G. de White, Servicio cristiano, p. 23
Es importante que la iglesia analice su actividad misionera y busque la
manera de que ésta sea más eficaz, teniendo siempre presente nuestro
objetivo: ganar para el Reino a las almas por las que Cristo murió.
Créditos
DISEÑO ORIGINAL
Sergio y Eunice Fustero
Distribución
RECURSOS ESCUELA SABÁTICA ©
Rolando D. Chuquimia
Para recibir las próximas lecciones inscríbase enviando un mail a:
[email protected]
Asunto: Lecciones en Powerpoint
RECURSOS ESCUELA SABATICA
Recursos gratuitos para la Escuela Sabática
Inscríbase en
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica
http://groups.google.com.ar/group/escuela-sabatica?hl=es
http://groups.google.com.ar/group/escuela-sabatica-ppt?hl=es
Descargar

Diapositiva 1