Un ruego:
por favor, apaguen
los teléfonos móviles.
Muchas gracias.
PARROQUIA SAN
JOSÉ DE PUMARÍN OVIEDO
QUIERO ESTAR CONTIGO, JESÚS, ERES GENIAL;
TODOS MUY CONTENTOS VENIMOS A TU ALTAR.
QUIERO ESTAR CONTIGO, JESÚS, ERES GENIAL,
LA MISA ES UNA FIESTA, VENID A CELEBRAR.
1. Todos los domingos; sí, sí, sí, sí,
no faltes a su cita; no, no, no, no.
Todos los domingos; sí, sí, sí, sí,
su palabra escucharás; sí, sí, sí, sí.
Todos los domingos
con muchos chicos más
cantamos muy contentos,
comemos de tu pan.
QUIERO ESTAR CONTIGO, JESÚS, ERES GENIAL;
TODOS MUY CONTENTOS VENIMOS A TU ALTAR.
QUIERO ESTAR CONTIGO, JESÚS, ERES GENIAL,
LA MISA ES UNA FIESTA, VENID A CELEBRAR.
2. Todos los domingos; sí, sí, sí, sí,
no faltes a la misa; no, no, no, no.
Pues ella nos congrega; sí, sí, sí, sí,
y nos llena de su amor; sí, sí, sí, sí.
Todos los domingos
venimos a rezar,
Jesús es nuestra fiesta,
Jesús es amistad. (bis)
SEÑOR, TEN PIEDAD, CRISTO TEN
PIEDAD.
SEÑOR, TEN PIEDAD DE MI (bis)
POR TANTO TIEMPO QUE
HE PERDIDO Y MALGASTADO
APARTADO, LEJOS DE TI.
POR CAMINAR SIN RUMBO FIJO
EN MI VIDA.
Y MI VIDA SÓLO ERES TÚ.
GLORIA Y ALABANZA.
GLORIA Y ALABANZA.
GLORIA Y ALABANZA AL SEÑOR
Porque es Padre, porque es bueno porque
es grande e hizo el cielo.
(2º porque es grande con su amor).
Porque el Hijo, Jesucristo hecho hombre
nos salvó (Bis)
Porque envía a su Espíritu con su vida y su
amor. (bis)
¡ALELUYA, es un grito de alegría!
¡ALELUYA, es el día de la luz!
Jesús vive, ha resucitado.
ALELUYA, que todo se ponga a
cantar, que la fiesta invada nuestras
casas y nuestros corazones.
¡Viva Dios que nos abre
un camino nuevo!
Que la fiesta sea grande en nuestras
casas, que resuene en el barrio, que
sea alegre, viva, luminosa. Amén.
Se ven
claramente la
vid y los
sarmientos.
Pero primero el
labrador tuvo que
podar los
sarmientos.
¿Sabéis para qué
los poda?
Para que la vid
quede limpia.
Los sarmientos
los apila y luego
los quema.
Del tronco limpio
de la vida nacerán
los nuevos
sarmientos y de
ellos las uvas.
En el país de
Jesús eran
muchas las
viñas que
maduraban sus
uvas al sol
Lectura del santo Evangelio según San Juan 15,1-8.
En aquel tiempo dijo Jesús a sus
discípulos:
-Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el
labrador. A todo sarmiento mío que no da
fruto, lo arranca; y a todo el que da fruto lo
poda, para que dé más fruto. Vosotros
estáis limpios por las palabras que os he
hablado; permaneced en mí y yo en
vosotros. Como el sarmiento no puede dar
fruto por sí, si no permanece en la vid, así
tampoco vosotros, si no permanecéis en
mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el
que permanece en mí y yo en él, ése da
fruto abundante, porque sin mí no podéis
hacer nada.
Al que no permanece en mí, lo tiran fuera,
como al sarmiento, y se seca; luego los
recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras
permanecen en vosotros pediréis lo que
deseéis, y se realizará.
La gloria de mi Padre está en que deis
mucho fruto, y así seréis mis discípulos.
DIOS ESTÁ AQUÍ
TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO
TAN CIERTO COMO LA MAÑANA
SE LEVANTA
TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO
LO PUEDES OIR.
VAMOS A
LEERLO DE
NUEVO TODOS
JUNTOS,
DÁNDONOS
CUENTA QUE
ES JESÚS
RESUCITADO
EL QUE NOS
HABLA
Lectura del santo Evangelio según San Juan 15,1-8.
En aquel tiempo dijo Jesús a sus
discípulos:
-Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el
labrador. A todo sarmiento mío que no da
fruto, lo arranca; y a todo el que da fruto lo
poda, para que dé más fruto. Vosotros
estáis limpios por las palabras que os he
hablado; permaneced en mí y yo en
vosotros. Como el sarmiento no puede dar
fruto por sí, si no permanece en la vid, así
tampoco vosotros, si no permanecéis en
mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el
que permanece en mí y yo en él, ése da
fruto abundante, porque sin mí no podéis
hacer nada.
Al que no permanece en mí, lo tiran fuera,
como al sarmiento, y se seca; luego los
recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras
permanecen en vosotros pediréis lo que
deseéis, y se realizará.
La gloria de mi Padre está en que deis
mucho fruto, y así seréis mis discípulos.
EL PADRE
JESÚS
NOSOTROS
-Yo soy la verdadera
vid y mi Padre es el
labrador. A todo
sarmiento mío que
no da fruto, lo
arranca; y a todo el
que da fruto lo poda,
para que dé más
fruto.
Al que no da fruto,
arranca
lo
y al que da fruto lo
poda, para que
dé más fruto.
permaneced en mí y yo en
vosotros. Como el sarmiento no
puede dar fruto por sí, si no
permanece en la vid, así tampoco
vosotros, si no permanecéis en
mí.
Credo de los Apóstoles
Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del Cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su Único Hijo,
nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia
del Espíritu Santo;
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos;
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la Comunión de los Santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne,
y la vida eterna. Amén.
Gracias, Señor, por la vida que nos das.
Gracias, Señor, por el don de tu amistad.
Gracias, Señor, tú nos das la libertad.
Ayúdanos a caminar. Gracias, Señor.
TÚ ERES UN PADRE DE VERDAD,
FUERZA DE LOS DÉBILES, SU PAN.
GRACIAS POR TU AMOR Y POR TU
PERDÓN. GRACIAS SEÑOR. (Bis)
s.- El Señor esté con vosotros.
TODOS: Y con tu espíritu.
s.- Levantemos el corazón.
TODOS: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
s.- Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
TODOS: Es justo y necesario.
En verdad, Padre bueno,
hoy estamos de fiesta:
nuestro corazón está lleno de agradecimiento
y con Jesús te cantamos nuestra alegría:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que has hecho para nosotros
este mundo inmenso y maravilloso.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que nos das a tu Hijo, Jesús,
para que él nos acompañe hasta ti.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que nos reúnes con Jesús,
como a los hijos de una misma familia.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Por ese amor tan grande,
queremos darte gracias
y cantarte con los ángeles
y los santos que te adoran en el cielo.
HOSANNA HEY, HOSANNA HA
HOSANNA HEY, HOSANNA HEY,
HOSANNA HA.
1. Él es el Santo, es el hijo de María,
es el Dios de Israel, es el hijo de David.
2. Vamos a Él con espigas de mil trigos,
y con mil ramos de olivos,
siempre alegres, siempre en paz.
Bendito sea Jesús, tu enviado,
el amigo de los niños y de los pobres.
Él vino para enseñarnos
cómo debemos amarte a Ti
y amarnos los unos a los otros.
Él vino para arrancar de nuestros corazones
el mal que nos impide ser amigos
y el odio que no nos deja a ser felices.
Él ha prometido que su Espíritu Santo
estará siempre con nosotros
para que vivamos como verdaderos hijos tuyos.
TODOS: Bendito el que viene en el nombre del
Señor. Hosanna en el cielo.
A Ti, Dios y Padre nuestro,
te pedimos que nos envíes tu Espíritu
para que este pan y este vino
sean el Cuerpo y la Sangre
de Jesucristo, Nuestro Señor.
El mismo Jesús, poco antes de morir,
nos dio la prueba de tu Amor.
Cuando estaba sentado a la mesa con sus
discípulos, tomó el pan,
dijo una oración para bendecirte y darte
gracias,
lo partió y lo dio a sus discípulos, diciéndoles:
TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús, tú te entregaste por nosotros!
Después, tomó el cáliz lleno de vino
y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:
TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR TODOS LOS HOMBRES
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús, tú te entregaste por nosotros!
(El sacerdote prosigue)
Y LES DIJO TAMBIÉN:
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.
Por eso, Padre bueno, recordamos ahora
la muerte y resurrección de Jesús, el Salvador
del mundo.
Él se ha puesto en nuestras manos
para que te lo ofrezcamos como sacrificio
nuestro
y junto con él nos ofrezcamos a ti.
Todos: ¡Gloria y alabanza a nuestro Dios!
Escúchanos, Señor Dios nuestro;
danos tu Espíritu de amor
a los que participamos en esta comida,
para que vivamos cada día
más unidos en la Iglesia,
con el santo Padre, el Papa Francisco
con nuestro Obispo Jesús
y el Obispo auxiliar Juan Antonio.
y todos los que trabajan por tu pueblo.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
No te olvides de las personas que amamos
ni de aquellas a las que debiéramos querer más.
Acuérdate también de los que ya murieron
y recíbelos con amor en tu casa.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
Y un día, reúnenos cerca de ti con María, la
Virgen, Madre de Dios y Madre nuestra,
para celebrar en tu reino la gran fiesta del cielo.
Entonces, todos los amigos de Jesús, nuestro
Señor,
podremos cantarte sin fin.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia para
gloria tuya!
Por Cristo, con él y en él,
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos. TODOS: AMÉN
LA PAZ DE DOY A TI MI HERMANO,
LA PAZ QUE DIOS ME REGALÓ
Y EN UN ABRAZO A TI TE ENTREGO
LA PAZ QUE LLEVO EN MI CORAZÓN.
RECÍBELA, RECÍBELA,
ESTA ES LA PAZ QUE EL MUNDO
NO TE PUEDE DAR. (bis)
Madre tu eres la Reina,
eres la Señora de nuestro vivir,
eres la flor más bonita
la flor más hermosa de nuestro jardín.
Quiero que aceptes, Madre,
mi humilde ser , mi pobre corazón.
Quiero ser ya toda tuya
quiero envolverme en todo tu amor.
TE QUIERO YO (BIS)
MADRE MÍA,
TE NECESITO,
SIN TI NO SÉ
LO QUE HARÍA.
TE QUIERO YO (BIS)
MADRE MÍA,
EN MI DELIRIO
ERES MI ROCA, MARÍA;
TE QUIERO YO.
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY.
LE SIGO COMO OVEJA
QUE ENCONTRÓ AL PASTOR.
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY
A DÓNDE ÉL VA. (Bis)
Si Jesús me dice: “AMIGO”,
deja todo y ven conmigo
donde todo es más hermoso
y más feliz.
Si Jesús me dice amigo,
deja todo y ven conmigo,
Yo mi mano pondré en la suya
e iré con Él
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY.
LE SIGO COMO OVEJA
QUE ENCONTRÓ AL PASTOR.
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY
A DÓNDE ÉL VA. (Bis)
Yo te llevare, amigo
a un lugar conmigo
Donde todo es más hermoso
y más feliz;
Yo te llevare amigo
a un lugar conmigo
Donde el sol y las estrellas
aun brillan más.
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY.
LE SIGO COMO OVEJA
QUE ENCONTRÓ AL PASTOR.
TOMADO DE LA MANO
CON JESÚS YO VOY
A DÓNDE ÉL VA. (Bis)
Queremos vivir
unidos a Ti, Señor.
Permanecer
en tu presencia.
Llevar tus palabras
en el corazón.
Dejar que tu Espíritu
nos conduzca por la vida.
Queremos vivir
unidos a Ti, Señor.
Para dar frutos
de fraternidad
y solidaridad.
Para vivir como discípulos
guiados por tu palabra.
– Que así sea -
Descargar

Diapositiva 1