Lo que de verdad molesta es verse uno
arrollado, avasallado, empujado. Nuestro
mundo ya tiene bastante estrés.
La única forma que tenemos los animales de
recrearnos, de recuperarnos, de reponernos,
es descansar y dormir. Especialmente los
humanos.
Cuando el descanso no se respeta aparecen
los síntomas de desequilibrio y de nerviosismo
que conducen a la agresividad, y a la violencia.
El ruido es uno de los enemigos más
grandes que existe para el reposo o para el
descanso
Hemos construido
nuestra sociedad
con buena
cantidad de
ruidos, justificados
por la fiesta, la
religión, la alegría.
Este ruido es más
notorio en los
países del sur.
Deberían habilitarse lugares de ocio en los
que el ruido no haga daño a nadie más que a
los que participan de él.
Las motos, las juergas, los gritos, los cohetes,
los chillidos ahuyentan a los pájaros y demás
animales; nosotros somos también parte de
esa naturaleza.
¡Por favor, no moleste, no me moleste!
Descargar

Diapositiva 1