Cuántos viven una enfermedad con angustia, tristeza e incertidumbre,
más aún cuando la misma se va prolongando. Se piensa que la sanación es
irreversible. Sufrir una enfermedad o ver sufrir a alguien muy querido
sufriendo, causa pánico y desánimo.
Cuando hay un enfermo, todos los miembros están en función suya y la
vida familiar se trastorna en lo espiritual y muchas veces hasta en lo
económico. ¿Cómo salir de esto? La palabra de Dios te habla de tener FE
no solo en los buenos momentos sino en los tiempos difíciles.
La FE, es para algunos una ilusión,
una utopía, una locura, un fanatismo.
LA FE ES PODER DE DIOS. Fe no
es ver sino creer. Jesús es el autor y
consumador de la fe. Ninguna
enfermedad fue creada por Dios y si
existen esos males físicos son la
consecuencia del pecado del hombre
y la maldad de satanás, que vino solo
a destruir.
La enfermedad y la muerte son las dos grandes angustias de todo ser
humano. Más Dios creó todas la cosas buenas. Una vida en humildad, en
comunión con Dios, en sincera oración harán que el milagro de sanación
entre en tu vida.
"Señor, he aquí, el que amas está enfermo", dijeron María y Marta a
Jesús hablando de Lázaro, Jesús amaba a Lázaro, como te ama a ti,
debemos entender que en medio de la vida siempre estamos frente a la
muerte, y como la fe de María y Marta debemos entregar la enfermedad a
Jesús para que esto malo ayude a bien, conforme a su promesa.
Quien alcanza la fe en el poder de Dios experimentará que el dolor presente
por una enfermedad será causa de gozo en el futuro no solo por la sanidad,
sino que nos recordará que la muerte está y que la tierra no es un hogar
eterno, ayuda a pensar seriamente en Dios y buscar la forma de permanecer
junto a él.
Jesús en su soledad de muerte exhaló su último aliento para decir
CONSUMADO ES, era la victoria de haber vencido a la muerte, a la
enfermedad, al mal. Lo hizo por ti, si confías en su poder, serás sano tú o
ese ser querido, habrá vida en abundancia hasta que Dios definitivamente
te llame ante su presencia.
Padre Celestial
Venimos ante tu presencia
para pedirte por quien en estos
momentos está leyendo esta
oración, por su dolor, por
sentirse abandonado, por su
cansancio espiritual. Ten
misericordia de su vida. Si en
este momento está pasando
por una gran batalla en su
salud pido vengas a su vida y
cures su enfermedad. Muéstrale
tu gloria Señor, muéstrale tu
victoria frente a la muerte y el
dolor. Bendice esta persona y
la de su ser querido, que haya
vida en abundancia. Líbralo del
mal. En el nombre de Jesús.
Amén. Así sea.
Recuerda esto
"Porque aunque fue crucificado en
debilidad, vive por el poder de Dios.
Pues nosotros también somos
débiles en él, pero viviremos con él
por el poder de Dios, para con
vosotros“
(2. Corintios 13: 4).
PPS. DE GRACIELA OCARANZA. DERECHOS RESERVADOS
Click
Te invito a conocer mis dos blogs:
"Pequeñas Semillitas"
http://peque-semillitas.blogspot.com/
"Juan Pablo II inolvidable"
http://juanpabloinolvidable.blogspot.com/
Felipe de Urca
PPS. DE GRACIELA OCARANZA. DERECHOS RESERVADOS
Descargar

Diapositiva 1