UNCIÓN DE ENFERMOS
El hombre, en la
enfermedad y en la
vejez, experimenta
su impotencia, sus
límites y su finitud.
A unos, la enfermedad los
lleva a la angustia y a la
rebelión; a otros, los lleva a
acercarse más a Dios
y valorar lo que
verdaderamente vale en la
vida.
Para el cristiano
bautizado, que vive la
situación de grave
enfermedad o de cercanía
de la muerte,
Cristo
instituyó
el Sacramento llamado
“UNCIÓN DE ENFERMOS”
o
“EXTREMA UNCIÓN”.
Jesús curaba a los
enfermos deL alma y
DEL cuerpo:
“para que veáis que el Hijo del
Hombre tiene poder en la Tierra
de perdonar pecados, le dijo al
paralítico: levántate, toma tu
camilla y echa a andar”
Mc 2, 5-12
Jesús llega a identificarse
con los enfermos y todos los
que sufren, de modo que
recibe lo que hacemos por los
enfermos y sufrientes, como
si se lo hiciéramos a Él
mismo. Mt 35, 16
Cristo instituyó el Sacramento
de la
Unción de Enfermos
para la curación espiritual y
también para la curación corporal
(si esta le conviene al enfermo).
La Iglesia Apostólica tuvo un rito
propio a favor de los enfermos.
Afirma Santiago:
“¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los
presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan
con óleo en nombre del Señor. Y la oración de la fe
salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y
si hubiera cometido pecados, le serán perdonados”.
St 5, 14-15
La tradición ha reconocido en este rito, uno de los 7
sacramentos de la Iglesia. (DS 216…)
Materia : REMOTA es el aceite de oliva bendecido por el Obispo el día
de Jueves Santo; y PRÓXIMA es la unción con el aceite en la frente y en las
manos del enfermo, a la vez que dice una sola vez: “por esta santa unción. . . “
FORMA : Son las palabras que se dicen en la Unción: “por esta santa
unción y . . . ”.
MINISTRO : El Sacerdote (especialmente el párroco).
SUJETO : Es sólo el enfermo bautizado, que después del uso de la razón se
halla en peligro de muerte, bien por enfermedad, bien por vejez.
EFECTOS : El perdón de los pecados si el enfermo no ha podido
confesarse. Restablecimiento de la salud corporal si conviene a su salud
espiritual. El consuelo, la paz y la fortaleza para soportar los sufrimientos
de la enfermedad o vejez. Aumento de la vida divina de la Gracia. . .
DISPOSICIONES PARA RECIBIR LA
UNCIÓN DE ENFERMOS:
Si el enfermo está
en pecado grave,
es necesario que
se confiese antes
de recibir la
unción.
Si el enfermo está
impedido para
poder confesarse,
se requiere al
menos el
arrepentimiento de
los pecados.
En caso de duda de si ha
muerto el enfermo o el
accidentado, se le puede dar
el Sacramento de la Unción de
Enfermos, diciendo:
“Si vives, por esta
santa unción…”
Si después de haber
recibido la Unción, el
enfermo mejora
substancialmente de su
enfermedad, y luego vuelve
a empeorar, se le puede dar
otra vez el Sacramento de
la Unción.
Para alegría y esperanza del Cristiano
La Unción
Y
el Viático
son Sacramentos que nos debieran
acompañar (siempre que se pueda)
para dar el paso alegre y confiado
de la muerte a la vida eterna.
Descargar

Diapositiva 1 - Presentaciones del Catecismo