El Mensaje de
Bahá`u`lláh
Considerad al hombre como una mina,
rica en gemas de valor inestimable.
Solamente la educación puede hacerle revelar
sus tesoros y permitir a la humanidad
beneficiarse de éstos.
Bahá’u’lláh
Sois los frutos de un solo árbol
y las hojas de una sola rama.
Proceded uno con otro con extremo amor y armonía,
con amistad y compañerismo.
Bahá’u’lláh
Tan potente es la
luz de la unidad que puede iluminar
toda la tierra.
Bahá'u'lláh
No hay fuerza en la tierra que pueda igualarse en
su poder conquistador a la fuerza de
la justicia y la sabiduría....
No hay ninguna duda de que si el sol de la justicia,
que las nubes de la tiranía han oscurecido,
derramara su luz sobre los hombres,
la faz de la tierra sería completamente
transformada.
Bahá’u’lláh
Sé recto en tu juicio y moderado en
tu palabra.
No seas injusto con nadie, y a todos
muestra mansedumbre.
Embelleced vuestras lenguas, oh pueblo,
con la veracidad, y adornad vuestras almas
con el ornamento de la honestidad.
Todas las cosas las he destinado para ti,
y también a ti, para ti mismo".
Si los eruditos y hombres de sabiduría mundana de esta época,
permitieran a la humanidad aspirar la fragancia
de la fraternidad y del amor,
todo corazón comprensivo
entendería el significado de la verdadera libertad y
descubriría el secreto de la paz imperturbable y
de la tranquilidad absoluta.
Consagraos a la promoción del bienestar y
la tranquilidad de los hijos de los hombres.
Dedicad vuestra mente y voluntad a la educación
de los pueblos y razas de la tierra
Moráis en un solo mundo y habéis sido creados
por la acción de una sola Voluntad. Bendito es aquel
que se asocia con
todos los hombres en espíritu de máxima bondad y
amor.
El Médico Omnisciente tiene puesto Su dedo en el pulso de la humanidad. Percibe la
enfermedad y en Su infalible sabiduría prescribe el remedio. Cada época tiene su
propio problema y cada alma su aspiración particular. El remedio que el mundo
necesita para sus aflicciones actuales no puede ser nunca el mismo que el que pueda
requerir una época posterior. Preocupaos fervientemente de las necesidades de la
edad en la que vivís y centrad vuestras deliberaciones en sus exigencias y
requerimientos.
El que no Me tiene, está desprovisto de todo.
Apartaos de cuanto hay en la tierra y
no busquéis a nadie que no sea Yo.
Yo soy el Sol de la Sabiduría y el Océano del Conocimiento.
Animo a los desfallecidos y hago revivir a los muertos.
Yo soy la Luz de guía que ilumina el camino.
Yo soy el Halcón real posado en el brazo del
Todopoderoso. Yo despliego las alas caídas de toda ave
herida y le ayudo a remontar el vuelo.
todos los hombres en espíritu de máxima bondad y amor".
Las palabras deben ser respaldadas por los hechos,
ya que los hechos son la verdadera prueba de las palabras.
Sin aquellos, éstas jamás podrán apagar la sed del alma
anhelante, ni abrir las puertas de la visión
ante los ojos de los ciegos.
Aquel que es el Espíritu de Pureza dice: En este glorioso Día todo cuanto pueda
libraros de la deshonra y asegurar vuestra paz y tranquilidad es de hecho el
recto Camino,
Camino que conduce hacia Mí.
Librarse de la deshonra es limpiarse de lo que es perjudicial para el hombre y
menoscaba su elevada posición, entre lo cual está el recrearse indebidamente
con las palabras y acciones propias, a pesar de su indignidad. La verdadera
paz y tranquilidad se lograrán solamente cuando la totalidad de las almas
lleguen a desear el bien de toda la humanidad.
En este día, el fruto más selecto del árbol del conocimiento
es aquello que sirve al bienestar de la humanidad y defiende
sus intereses.
El corazón es el tesoro donde se guarda Mi misterio,
no lo entreguéis en manos de los deseos codiciosos.
Considera las aflicciones sobrellevadas en la senda de Dios
como el consuelo mismo. Toda aflicción sufrida por amor a Él
es un remedio potente, toda amargura no es sino dulzura
y toda humillación, exaltación.
Los logros del entendimiento del hombre
dependen de su agudeza de visión
¡Oh siervos! Sin vida está el cuerpo que carece de alma,
y marchito está el corazón desprovisto del recuerdo de
su Señor…
El alma ha sido creada para el recuerdo del Amigo,
resguardad su pureza.
La lengua ha sido creada para dar testimonio de Dios,
no la mancilléis con la mención de los descarriados.
Descargar

Diapositiva 1