Dos hombres subieron al templo a orar…
Uno era un fariseo
Erguido, oraba así en su
interior:
'¡Oh Dios!,
te doy gracias,
porque no soy como los
demás: ladrones, injustos,
adúlteros
ni como ese publicano.
Ayuno dos veces por semana
y pago el diezmo de todo lo
que tengo.'
el otro, un publicano
Se quedó atrás
y no se atrevía
ni a levantar
los ojos al cielo;
sólo se golpeaba el pecho,
diciendo:
'¡Oh Dios!
ten compasión
de este pecador.'
RELIGIOSIDAD NATURAL
HOMBRE
DIOS
“Vamos a hacer
una torre que
alcance el
cielo”
Te doy gracias,
porque no soy
como los demás:
ladrones,
injustos,
adúlteros
ni como ese
publicano.
Hacer “cosas”,
cuantas más mejor,
para ponernos
a la altura
de
Dios.
Hay mucho “YO” y poco DIOS.
Destruye la comunidad.
SE FUNDAMENTA EN LA
SOBERBIA y la CULTIVA.
El resultado es TRISTEZA y
DECEPCIÓN.
EL HOMBRE
ES CRIATURA.
NINGÚN ACTO
SUYO PUEDE
ALCANZAR A DIOS
DIOS
HOMBRE
“Como bajan
la lluvia y la nieve
desde el cielo,
así será
mi Palabra…”
El publicano,
se quedó atrás
y no se atrevía
ni a levantar
los ojos al cielo;
sólo se golpeaba
el pecho, diciendo:
'¡Oh Dios! ten
compasión de este
pecador.'
El Centro está en
Dios: como la fe,
la esperanza
y el amor.
El esfuerzo del hombre
está en quitar de su
vida lo que le distrae
para abrirse a Dios.
Se fundamenta
en la HUMILDAD
y el resultado es
LA ALEGRÍA.
“LO QUE
HABÉIS RECIBIDO
GRATIS,
DADLO
GRATIS”
aquél no
“PORQUE TODO EL
QUE SE ENALTECE
SERÁ HUMILLADO
Y EL QUE SE
HUMILLA SERÁ
ENALTECIDO”
Descargar

Diapositiva 1