Filosofía de la ciencia
II
Dr. Miguel Angel Hernández Briseño
Universidad de Guanajuato
[email protected]
http://mahbcv.wordpress.com/
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
El Círculo de Viena:
El criterio de demarcación para
los enunciados de la ciencia;
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Características del positivismo lógico:
◘ La originalidad del postivismo contemporáneo: el interés por el lenguaje;
◘ La ciencia habla de la realidad, las filosofía habla del lenguaje;
◘ Sólo tiene sentido el enunciado verificable o demostrable;
◘ Conformarse con describir el lenguaje moral y político;
◘ La unidad de la ciencia mediante la unificación del lenguaje científico;
◘ La falta de sentido de la metafísica y el giro lingüístico.
La expresión filosófica contemporánea del postivismo (principalmente
durante la primera mitad del siglo XX) es muy diferente de la del siglo XIX.
Es cierto que hay en ellos una posición común: la valorización de la ciencia
y la voluntad de dar naturaleza “científica” a la filosofía [pero tambien a
todas las ciencias sociales]. Pero el enfoque es completamente novedoso:
se caracteriza por la atención preponderante que se presta al lenguaje y a
su análisis lógico. En cuanto a la dimensión social y política del
pensamiento positivista, desaparece casi por completo.
Hottois, G.; Historia de la filosofía del Renamicimiento a la Posmodernidad; Barcelona, Cátedra, 2003. P. 317
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
1. El Círculo de Viena:
El neopositivismo se desarrollo en los años 20 bajo el impulso de científicos que,
interesados en reflexionar sobre los fundamentos de la ciencia, formaban un
grupo que se reunía bajo el nombre de Círculo de Viena (Wiener Kreis). (Hottois, G.;
Historia de la filosofía del Renamicimiento a la Posmodernidad; Barcelona, Cátedra, 2003. P. 318).
- Moritz Schlick (físico, 1882-1936)
- Rudolf Carnap (matemático, 1891- 1970)
- Otto Neurath (sociólogo, 1882- 1945)
- Friedrich Waissmann (lógico y matemático, 1896- 1959)
Otro miembros:
- Ludwig Wittgenstein autor del Tractatus Logico-Philosophicus
- Viktor Craft
- Karl Popper
- Alfred J. Ayer
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
2. Ciencia y filosofía: la división del discurso
Una especificidad del positivismo contemporáneo es su atención al lenguaje.
Precisamente a partir del lenguaje determinará la diferencia entre ciencia y
filosofía, así como la posibilidad de que ésta, a su manera, se haga
“científica”.
La división principal consiste en considerar que únicamente la ciencia habla
con legitimidad y sentido acerca de la realidad extralingüística y que la
filosofía no tiene otra tarea que esclarecer, unificar, sistematizar y analizar el
el lenguaje científico. (Hottois, G.; Historia de la filosofía del Renamicimiento a la
Posmodernidad; Barcelona, Cátedra, 2003. P. 319)
La filosofía [...es] un análisis lógico del discurso que la ciencia
Produce para hablar de las cosas materiales
(Ayer, Lenguaje, verdad, lógico).
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
3. Una concepción limitativa del lenguaje:
Para el neopositivsismo, la función esencial del lenguaje es descriptiva y
apunta a la representación verdaderad de lo real. La filosofía ha privilegiado
casi siempre esa función, pero no ha sabido ejercercerla correctamente. Según
el neopositivismo, la que consigue tal cosa es la ciencia moderna.
Semejante concepción del lenguaje es muy limitativa y se expresa mediante
una cierta cantidad de distinciones estrictas.
a) La división del sentido y de la falta de sentido
b) La división entre enunciados analíticos y empíricos
c) La división entre enunciados realistas y enunciados metalingüísticos
Renamicimiento a la Posmodernidad; Barcelona, Cátedra, 2003. P. 319)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
a) La división del sentido y de la falta de sentido
El neopositivismo considera que únicamente tiene sentido un enunciado
verificable (es decir, susceptible de ser declarado verdadero o falso). La
verificabilidad constituye, pues, el criterio del sentido. Schlick es el
primero que formula el principio de verificabilidad cuando dice:
El significado de una proposición se confunde
con el método de su verificiación
En consecuencia, un enunciado no verficable -para el que no hay
método de verificación alguno- (como los enunciados metafísicos,
religiosos o estéticos, “subjetivos”...) carece de sentido.
(Hottois, G.; Historia de la filosofía del Renamicimiento a la Posmodernidad; Barcelona,
Cátedra, 2003. P. 319-320)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
b) La división entre enunciados analíticos y empíricos
Hay dos grandes métodos para decidir la verdad de un enunciado, esto es,
para “verificarlo”: la demostración y la experiencia.
La primera concierne, por excelencia, a los lenguajes formales, lógicos y
matemáticos.[...]
El otro tipo de enunciados exige la experiencia, es decir, la confrontación con
los hechos extralingüísticos, para su verificación, que, por tanto, es empírica y
a posteriori. Así son todos los enunciados realistas y, por supuesto, los
enunciados de la ciencia de la naturaleza, llamados empíricos.
Una gran diferencia entre estos dos tipos de enunciados, que agotan el
conjunto de enunciados legítimos, estriba en que los primeros no aportan
ninguna información verdaderamente nueva […]
Para los neopositivistas, a quienes se llama también “positivistas lógicos”,
todo enunciado con sentido pertenece mecesariamente a una categoría o la
otra.
Hottois, G.; Historia de la filosofía del Renamicimiento a la Posmodernidad;
Barcelona, Cátedra, 2003. P. 320
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
c) La división entre enunciados realistas y enunciados metalingüísticos
Todo enunciado provisto de contenido y de sentido es referencial, es decir,
que habla de algo: hay un objeto identificable. Estos objetos o referencias
pueden ser de dos especies: o bien se trata de entes no lingüísticos, o
bien de ente lingüísiticos.
En el primer caso, los enunciados son realistas u objetivos; en el segundo
son metalingüísiticos.
Hottois, G.; Historia de la filosofía del Renamicimiento
Posmodernidad; Barcelona, Cátedra, 2003. P. 321
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
a
la
III – La Escuela de Frankfurt:
e) Teoría tradicional y teoría crítica;
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“La cuestión de qué es teoría según el estado actual de la ciencia no
parece ofrecer grandes dificultades. En la investigación usual, por
“teoría” se entiende un conjunto de proposiciones acerca de un ámbito
de objetos conectadas entre sí de tal modo que a partir de algunas de
ellas se pueden deducri las restantes. Cuanto menor es el número de
los principios supremos en relación con las consecuencias, tanto más
perfecta es la teoría. Su validez real consiste en que las proposiciones
deducidas concuerden con acontecimientos efectivos. Por el contrario, si
se presentan contradicciones entre la experiencia y la teoría, habrá que
revisar una u otra. O bien se ha observado mal, o bien hay algún error
de los principios teóricos. De ahí que la teoría permanezca siempre,
respecto de los hechos, como una hipótesis. Es preciso estar dispuesto
a modificarla si surgen dificultades en el tratamiento del material. La
teoría es un saber acumulado de tal forma que se torna utilizable para la
caracterización de los hechos más detalla”.
Horkheimer, M., Teoría tradicional y teoría crítica, Barcelona, Paidós, p.
23.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“Si se puede hablar de que ésta
concepción tradicional de la teoría
muestra una tendencia, ésta apunta a
un sistema de símbolos puramente
matemático. Como elementos de la
teoría,
como
partes
de
las
conclusiones y proposiciones, cada
vez intervienen menos nombres de
objetos
de
experiencia,
siendo
sustituidos por símbolos matemáticos.
Incluso las propias operaciones
lógicas están ya hasta tal punto
racionalizadas, que al menos en gran
parte de la ciencia natural la expresión
de las teorías se ha convertido en una
construcción matemática”.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“Las ciencias del hombre y de la sociedad se esfuerzan por imitar el modelo
de las exitosas ciencias naturales”.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
La teoría crítica no implica la
adopción de la ciencia natural
como paradigma científico:
“El autoconocimiento del hombre
en el presente no es, empero, la
ciencia natural matemática, que
se presenta como logos eterno,
sino la teoría crítica de la
sociedad existente regida por el
interés
en
las
situaciones
racionales”.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Horizonte contemporáneo
Historia y filosofía de las ciencias.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Notas preliminares
El filósofo de la ciencia norteamericano Larry Laudam
comenta en su Beyond Positivism and Relativism que:
“[...]los positivistas estuvieron frecuentemente equivocados
[pero], al final tuvieron las virtudes de ser claros y esforzarse
por ser coherentes. Los relativistas de los últimos tiempos,
por contraste, se revelan en la ambigüedad y los argumentos
descuidados. (Feyerabend felizmente muestra orgullo de sus
inconsistencias; Kuhn, quien es apenas más consistente que
Feyerabend, raramente se ocupa del hecho” (Laudam, 1998,
p. 3)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Notas preliminares
Laudam ofrece una denominación genérica para referirse a los filósofos
de la ciencia de la segunda mitad del siglo XX:
“[...] Kuhn, Feyerabend, el último Wittgenstein, el último Quine, el último
Goodman, Rorty, y docenas de luces menores. Este es el grupo de
filósofos (y sus discípulos) a quienes me refiero como ʻpost-positivistasʼ.
Ellos rechazaban las perspectivas de que las teorías pueden ser
objetivamente comparadas, de que las teorías son siempre
decisivamente refutadas, de que existan reglas epistemológicamente
robustas para seleccionar teorías que guíen las decisiones científicas, y
que los científicos que sostienen diferentes teorías son completamente
capaces de comunicarse con otros” (Laudam, 1998, p. 4-5).
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Notas preliminares
Laudam señala complementariamente que “el post-positivismo es una falla
intelectual”, una falla caracterizada por un “consciente relativismo
epistemológico sobre la ciencia” (Laudam, 1998, p. 5). Pero también
Laudam añade que: “A pesar de decir que los ʻpost-positivistasʼ son
conscientemente relativistas, debo especificar que ellos se encuentran
comprometidos en [tres] perspectivas” (Laudam, 1998, p. 6).
1) relativismo epistémico: señala que es la evidencia la que
radicalmente determina la elección de una teoría (v.gr. Kuhn).
Perspectivas
“postpositivistas”
2) relativismo meta-metodológico: en la que los estándares de
evaluación de la teoría son una mera convención (v. gr. Feyerabend)
3) relativismo lingüístico: en la que un marco de trabajo conceptual o
una forma de ver el mundo es ininteligible en el lenguaje rival (v. gr.
Wittgenstein o Quine)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Thomas Samuel Kuhn es
historiador y filósofo de las
ciencias nacido en 1922. Su
obra más famosa es The
Structure
of
Scientific
Revolutions
(1962)
(La
estructura de las revoluciones
científicas) Apoyándose en el
estudio del desarrollo histórico
real de la ciencia este libro
discute la manera en que,
desde el Renacimiento, la casi
totalidad de los filósofos de las
ciencias han descrito la ciencia
y su evolución. (Hottois, 2003, p.
396)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
La estructura de las revoluciones científicas
critica las posiciones tradicionales de la
ciencia:
- la idea de un método universal y único que
sería propio de la ciencia moderna (por
ejemplo, el método inductivo);
- la idea de un criterio universal y distintivo
de la cientificidad, que permitiría distinguir
rigurosamente
la
ciencia
de
las
seudociencias y las teorías no científicas
(por ejemplo, el criterio de la falsabilidad);
(Hottois, 2003, p. 397)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Además La estructura de las revoluciones
científicas critica:
- la idea de un progreso lineal, continuo y
acumulativo de la ciencia, progreso que sería
una línea recta única, sin rupturas,
discontinuidades ni revoluciones. Consistiría
en una acumulación de conocimientos
(verdades o leyes), cada vez más amplia,
obtenida gracias a la aplicación monótona
del «método científico». Una teoría
reemplazaría otra teoría incluyéndola: decir
que es más «potente» viene a ser como
decir que contiene más verdad;
(Hottois, 2003, p. 397)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Finalmente La estructura de las revoluciones
científicas critica también:
- la idea del realismo y de la objetividad de la
ciencia: la ciencia sería una descripción cada
vez más precisa de la realidad objetiva, a la
que se aproximaría a la manera de una
imagen cada vez más neta, fiel o adecuada.
(Hottois, 2003, p. 397)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“Si se considera a la historia
como algo más que un depósito
de anécdotas o cronología, puede
producir
una
transformación
decisiva de la imagen que
tenemos actualmente de la
ciencia.” (Kuhn, 1986, p. 20)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“[...]durante los últimos años, unos
cuantos historiadores de la ciencia han
descubierto que les es cada vez más difícil
desempeñar las funciones que el concepto
del desarrollo por acumulación les asigna.
Como narradores de un proceso en
incremento,
descubren
que
las
investigaciones adicionales hacen que
resulte más difícil, no más sencillo, el
responder a preguntas tales como:
¿Cuándo se descubrió el oxígeno? ¿Quién
concibió primeramente la conservación de
la energía? Cada vez más, unos cuantos
de ellos comienzan a sospechar que
constituye un error el plantear ese tipo de
preguntas.”
(Kuhn, 1986, p. 21- 22)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“Quizá la ciencia no se desarrolla por medio de
la acumulación de descubrimientos e inventos
individuales.” (Kuhn, 1983, 22)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“El
resultado
de
todas estas dudas y
dificultades es una
revolución
historiográfica en el
estudio de la ciencia,
aunque
una
revolución que se
encuentra
todavía
en
sus
primeras etapas.”
(Kuhn, 1983, p. 23)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Vista a través de las obras
resultantes, que, quizá, estén
mejor representadas en los
escritos de Alexandre Koyré,
la ciencia no parece en
absoluto la misma empresa
discutida por los escritores
pertenecientes a la antigua
tradición historiográfica. Por
implicación al menos, esos
estudios históricos sugieren
la posibilidad de una imagen
nueva de la ciencia. En este
ensayo vamos a tratar de
trazar
esa
imagen,
estableciendo explícitamente
algunas de las nuevas
implicaciones
historiográficas.
(Kuhn, 1983, p. 23-23)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“[...] la ciencia normal suprime frecuentemente
innovaciones fundamentales, debido a que
resultan necesariamente subversivas para sus
compromisos básicos. Sin embargo, en tanto esos
compromisos conservan un elemento de
arbitrariedad, la naturaleza misma de la
investigación normal asegura que la innovación no
será suprimida durante mucho tiempo. A veces, un
problema normal, que debería resolverse por
medio de reglas y procedimientos conocidos,
opone resistencia a los esfuerzos reiterados de
los miembros más capaces del grupo dentro de
cuya competencia entra. Otras veces, una pieza
de equipo, diseñada y construida para fines de
investigación normal, no da los resultados
esperados, revelando una anomalía que, a pesar
de los esfuerzos repetidos, no responde a las
esperanzas profesionales. En esas y en otras
formas,
la
ciencia
normal
se
extravía
repetidamente. (Kuhn, 1986, p. 26-27)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Y cuando lo hace —o sea, cuando la profesión no puede pasar por alto ya las
anomalías que subvierten la tradición existente de prácticas científicas— se
inician las investigaciones extraordinarias que conducen por fin a la profesión a
un nuevo conjunto de compromisos, una base nueva para la práctica de la
ciencia. Los episodios extraordinarios en que tienen lugar esos cambios de
compromisos profesionales son los que se denominan en este ensayo
revoluciones científicas. Son los complementos que rompen la tradición a la que
está ligada la actividad de la ciencia normal.
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“La invención de otras nuevas teorías provoca, de
manera regular y apropiada, la misma respuesta por
parte de algunos de los especialistas cuyo especial
campo de competencia infringen. Para esos
hombres, la nueva teoría implica un cambio en las
reglas que regían la práctica anterior de la ciencia
normal. Por consiguiente, se refleja inevitablemente
en gran parte del trabajo científico que ya han
realizado con éxito. Es por esto por lo que una
nueva teoría, por especial que sea su gama de
aplicación, raramente, o nunca, constituye sólo un
incremento de lo que ya se conoce. Su asimilación
requiere la reconstrucción de teoría anterior y la
reevaluación de hechos anteriores; un proceso
intrínsecamente revolucionario, que es raro que
pueda llevar a cabo por completo un hombre solo y
que nunca tiene lugar de la noche a la mañana”
(Kuhn, 1986, p. 28-29).
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
“No es extraño que los historiadores
hayan tenido dificultades para atribuir
fechas precisas a este proceso amplio
que su vocabulario les impele a
considerar como un suceso aislado”
(Kuhn, 1986, p. 29).
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Notas finales
Uno de los puntos que resalta Laudam con respecto al “post-positivismo” como
una falla intelectual implica la llamada “tesis de la subjetividad metodológica”.
Dicha tesis implica directamente la actuación de Th. S. Kuhn.
“Cuando Kuhn examinó el debate entre paradigmas en ʻLa estructura de las
revoluciones científicas, él encontró (o creyó encontrar) que los abogados de
diferentes paradigmas ʻdiscordanʼ, no sólo sobre cómo es el mundo, sino sobre
los estándares o métodos apropiados que pueden utilizarse para asir teorías o
paradigmas. Entonces, de acuerdo con Kuhn, cada paradigma tiene sus propios
estándares y reglas para adecuar o resolver un problema y su propio criterio para
la importancia de los mismos problemas. Como él lo ha dicho, la historia, las
teorías asociadas con cualquier paradigma que pueden parecer fuertes para los
estándares de tal paradigma y débil para los estándares de un paradigma rival.
[Surge una pregunta] ¿Puede entonces haber elección racional entre esos
paradigmas rivales? En una palabra, no se puede”. (Laudam, 1998)
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
División de Ciencias Sociales y Humanidades/
CAMPUS LEÓN
Descargar

Diapositiva 1