Qué común es entre los jóvenes
confundir el amor con la ilusión.
Es importante saber la
diferencia, pues así te evitarás
muchos desengaños.
No existe el amor a primera
vista, es solo atracción.
Nadie puede amar de verdad
a nadie sin conocer a la otra
persona.
El flechazo, las mariposas
en el estómago y todas esas
sensaciones maravillosas,
son chispazos de atracción.
Para conocer a alguien que
te atrae, primero sé su
amigo (a), esta es la mejor
manera de conocerle.
No necesitas probar a ver si
funcionan como pareja desde
el principio. Muchos hacen
esto y el resultado es que van
de una pareja a otra,
desilusionándose una y otra
vez.
El amor no es una lotería,
no es un juego de probar y
probar hasta acertar. Las
ilusiones son pasajeras, el
amor verdadero dura para
siempre.
El índice de divorcios aumenta
cada día más por cometer
el error de casarse pensando
estar enamorados, siendo
que la verdad era que solo
estaban ilusionados.
El verdadero amor es más
fuerte que los contratiempos
que se tendrán que enfrentar
en el matrimonio. Si alguien se
casa solo ilusionado, al primer
contratiempo, se sentirá
desilusionado.
La atracción física se va
esfumando al paso de los
años, pero el amor se hace
más fuerte. No te cases
solo porque él o ella te atrae.
No arriesgues tu felicidad.
La ilusión muere joven.
"El amor nunca deja de ser"
1 Corintios 13:8.
Descargar

Diapositiva 1